Absceso: causas, diagnóstico, autocuidado, procedimiento de drenaje del absceso, complicaciones

¿Qué es un absceso?

Un absceso es un área hinchada dentro del tejido del cuerpo que contiene una acumulación de pus. Doloroso y cálido al tacto, los abscesos pueden aparecer en cualquier lugar de su cuerpo. Los sitios más comunes son mama, axilas, encías y área perirrectal. Los sitios raros son el hígado y el cerebro.

¿Qué causa un absceso?

Los abscesos son causados ​​por la obstrucción de las glándulas sebáceas o sudoríparas, inflamación de los folículos capilares , o pequeños cortes y perforaciones de la piel. Los gérmenes se introducen debajo de la piel o dentro de estas glándulas, lo que provoca una respuesta inflamatoria ya que las defensas de su cuerpo intentan matar a estos gérmenes.

El Staphylococcus aureus es la bacteria más común que causa el absceso. Bacterias, virus, hongos o protozoos pueden conducir a abscesos.

Cuando un área de nuestro cuerpo se infecta, nuestro sistema inmunitario trata de luchar contra ella. Los glóbulos blancos van al área infectada y luchan con la bacteria. Esto resulta en la formación de pus que es una combinación de bacterias, células muertas y glóbulos blancos. Si no se elimina o se trata, existen posibilidades de que la bacteria se disemine y cause inflamación en otros lugares también.

Se pueden clasificar en general como los siguientes

  1. Abscesos externos: Los abscesos externos comúnmente ocurren en la parte posterior del cuello o en la cara. También se forman con frecuencia en partes húmedas del cuerpo, como la axila o la ingle. Los abscesos en los folículos capilares pueden provocar una afección llamada foliculitis. Un absceso en la base de una pestaña se llama orzuelo.
  2. Abscesos dentales: Un absceso dental o flemón es una acumulación de pus en las encías o los tejidos de la mandíbula que rodean un diente. Por lo general, se forma como resultado de la infección por bacterias.
  3. Abscesos internos: Se pueden formar abscesos en cualquier órgano del cuerpo. Los abscesos que se desarrollan dentro de la barriga (abdomen) son causados ​​por una infección que llega al tejido más profundo del cuerpo. Esto puede ocurrir como resultado de una lesión, una cirugía abdominal o una infección que se disemina desde un área cercana. Se puede formar un absceso pulmonar después de una infección bacteriana en los pulmones, como neumonía . Los abscesos dentro de su cuerpo pueden no ser obvios y pueden dañar órganos como el cerebro, los pulmones y otros.

¿Quién está en riesgo de desarrollar un absceso?

Las cosas que pueden aumentar la probabilidad de desarrollar un absceso tienen un sistema inmune débil (Esto podría ser debido a VIH o quimioterapia ), que tiene diabetes que tiene una afección inflamatoria subyacente, siendo un portador de bacterias estafilocócicas. Otros factores de riesgo incluyen enfermedad de células falciformes, leucemia, trastornos vasculares periféricos, enfermedad de Crohn alcohol y abuso de drogas por vía intravenosa, etc. Sin embargo, muchos abscesos se desarrollan en personas que por lo demás están sanas.

Diagnóstico de un absceso

Un absceso puede diagnosticarse mediante cualquiera de los tres métodos mencionados a continuación:

  1. Examen físico: Si tiene hinchazón, enrojecimiento, dolor, enrojecimiento y fluctuación en la piel.
  2. Aspiración de aguja: Este procedimiento puede ayudar al médico a hacer un diagnóstico de un absceso localizado.
  3. Ecografía de cabecera: Esta es una herramienta muy útil para la identificación de líquido localizado debajo de la piel que puede representar áreas aisladas de infección.

Autocuidado en casa para tratar abscesos

Aplicar compresas tibias durante aproximadamente 30 minutos cuatro veces al día puede ayudar. Nunca intente apretar o presionar un absceso en el hogar; esto puede empujar el material infectado a los tejidos más profundos. No inserte una aguja u otro instrumento filoso en el centro del absceso.

Tratamiento de un absceso

Un absceso que se diagnostica de una de las formas anteriores es apropiado para la incisión y el drenaje, si es más grande que aproximadamente 5 mm y se encuentra en un lugar accesible. La incisión y el drenaje es la terapia principal para el tratamiento del absceso cutáneo. Los abscesos cutáneos se pueden encontrar en cualquier parte del cuerpo, pero los sitios más comunes son axiales, glúteos y extremidades.

Los abscesos extremadamente grandes y profundos en áreas difíciles de anestesiar pueden ser más apropiados para tratar en un entorno quirúrgico. Los abscesos de la palma, las plantas o los pliegues nasolabiales pueden asociarse con complicaciones y pueden requerir consulta con un especialista adecuado. Se pueden requerir insumos de un cirujano estético para áreas con problemas cosméticos.

Procedimiento de drenaje de abscesos

Después de firmar el consentimiento informado, se aplica anestesia. Se hace una incisión directamente sobre el centro del absceso. El drenaje purulento comienza cuando se ha accedido por completo a la cavidad del absceso. La solución salina estéril se usa después de que se ha eliminado el drenaje. La herida se empaqueta suavemente.

Drenaje del absceso Cuidados postoperatorios

La mayoría de los procedimientos de incisión y drenaje no requieren terapia con antibióticos. La celulitis extensa puede requerir antibióticos. El paciente debe estar al día con sus vacunas contra el tétanos. Todos los abscesos deben ser eliminados en pocos días. El paciente debe recibir instrucciones por escrito para buscar los signos que requerirán una visita al médico.

Complicaciones después del drenaje del absceso

Las complicaciones incluyen dolor durante el procedimiento. Otras complicaciones incluyen progresión a celulitis, desarrollo de fiebre, signos de empeoramiento clínico, etc.

Estas situaciones pueden requerir otra incisión y drenaje o uso de antibióticos. Sin embargo, la mayoría de los procesos de drenaje no requieren repetición y pueden manejarse fácilmente mediante los cambios de apósitos y el cuidado local de la herida.

Por último, después de 2 días de drenaje, el drenaje debe ser mínimo o nulo en el sitio. Todas las llagas deben sanar en 10-14 días.

Soy un Neuroanestesiólogo y Especialista en el Tratamiento del Dolor. Me otorgaron el Premio Nacional de Medicina 2018. Soy CEO y fundador de la Unidad Internacional del Dolor de Madrid y editor de Journal Pain Management and Therapy. También es asesor y crítico del AIUM (Instituto Estadounidense de Ultrasonidos en Medicina) y miembro del Comité Organizador de las World Pain Conferences.

Tengo más de diez años de experiencia con terapias regenerativas que incluyen células madre mesenquimales, plasma rico en plaquetas, factores de crecimiento, transferencias de grasa y ácido hialurónico. Inicié Dolor-drdelgadocidranes.com para difundir el conocimiento y la conciencia.

Leave a Comment