¿Afecta la dieta el linfedema?

Hay muchas controversias en torno al efecto de la dieta sobre el linfedema. Una cosa es segura, sin embargo, el sobrepeso no le hará justicia si tiene linfedema. Esto se debe a que el peso adicional presionará hacia abajo contra las extremidades afectadas. De todos modos, no existe una dieta específica para una persona que vive con linfedema, pero es importante evitar ciertos alimentos que pueden no ser compatibles con la enfermedad. Además de eso, asegúrese de incluir alimentos que ayuden a controlar la hinchazón, a mantener el equilibrio hídrico general del cuerpo y a promover la buena salud. Con respecto a comer bien, también debe hacer ejercicio y mantenerse activo para eliminar el exceso de peso.

Nutrición Y Linfedema.

La nutrición adecuada es importante para una persona que vive con linfedema, ya que ayuda a mejorar los síntomas del linfedema. En cuanto a los tipos de alimentos que debe comer, hay aquellos que debe comer regularmente, los que debe comer moderadamente y los que debe evitar. Bueno, es importante vigilar lo que come y, aunque hay recomendaciones sobre los tipos de alimentos que debe comer, no se limite a una dieta que le haga más daño que bien. Esto se aplica especialmente a las dietas que inhiben la ingesta de ciertos alimentos y nutrientes, así como a las dietas de choque. El mejor consejo es comer una dieta bien balanceada que incorpore varios alimentos que sean ricos en diferentes nutrientes valiosos para el cuerpo.

El efecto de diferentes alimentos y componentes sobre el linfedema

Cada persona tiene su propia opinión sobre qué comer y qué no comer si tiene linfedema. Por ejemplo, se puede recomendar a una persona que evite el sodio, las proteínas y los líquidos, entre otros. Bueno, ¿cuán correctas o equivocadas son estas nociones?

El sodio no está directamente relacionado con el manejo del linfedema; Sin embargo, reducir la ingesta de sodio puede ayudar con la hinchazón. El sodio juega un papel importante en el cuerpo ya que es un componente importante de los fluidos extracelulares del cuerpo. También ayuda con el transporte de nutrientes esenciales en las células del tejido. Aparte de eso, el sodio ayuda a regular la presión arterial y el volumen de líquido. Sin embargo, el consumo excesivo de sodio puede llevar a un aumento de la presión que conduce a la hipertensión y aumenta la retención de agua en el cuerpo. Este último puede empeorar un caso de linfedema ya que el cuerpo retiene más líquidos de lo que debería.

Aunque las proteínas se han asociado con casos de linfedema, es importante que no limite la ingesta de proteínas. Esto se debe a que son los componentes básicos del cuerpo que ayudan a reparar los tejidos dañados. Las proteínas son esenciales para el cuerpo de varias maneras y reducir la ingesta de proteínas podría hacer que el líquido se escape a los tejidos del torrente sanguíneo. Aparte de eso, la escasez de proteínas en el cuerpo puede debilitar los músculos y tejidos y provocar la inflamación de los tejidos conectivos. Esto, a su vez, podría empeorar un linfedema y causar otras complicaciones con su cuerpo.

El linfedema se considera una acumulación de líquidos y proteínas en los tejidos. Aunque el agua aumenta los niveles de líquidos en su cuerpo, no limite la ingesta de líquidos. De hecho, beber cantidades adecuadas de agua será esencial para mantener un buen equilibrio de líquidos y sustancias químicas en su cuerpo. Mantenerse hidratado también ayuda a mejorar la función celular básica y eliminar cualquier sustancia dañina del cuerpo. Evite los líquidos como las bebidas alcohólicas, las bebidas con cafeína y otros diuréticos que causan deshidratación.

Conclusión

Puede que no haya una dieta definida para el linfedema, pero puede mantener una nutrición adecuada para los beneficios de salud en general. Además de limitar el sodio, tomar suficientes proteínas y mantenerse hidratado, asegúrese de comer alimentos integrales como verduras y frutas. Las verduras de hojas verdes, la remolacha, las frutas cítricas, las bayas, los plátanos, los frijoles, las batatas y los cereales integrales son alimentos ideales para incluir en su programa diario de comidas. Evite las grasas, azúcares, granos que contienen gluten y alimentos procesados. Tome alimentos ricos en fibra y vitaminas (o suplementos) que le ayudarán con las infecciones, si las hay. Comer bien le ayudará a mantener su peso bajo control y no tiene que preocuparse por el exceso de peso, que puede empeorar una condición de linfedema.

Soy un Neuroanestesiólogo y Especialista en el Tratamiento del Dolor. Me otorgaron el Premio Nacional de Medicina 2018. Soy CEO y fundador de la Unidad Internacional del Dolor de Madrid y editor de Journal Pain Management and Therapy. También es asesor y crítico del AIUM (Instituto Estadounidense de Ultrasonidos en Medicina) y miembro del Comité Organizador de las World Pain Conferences.

Tengo más de diez años de experiencia con terapias regenerativas que incluyen células madre mesenquimales, plasma rico en plaquetas, factores de crecimiento, transferencias de grasa y ácido hialurónico. Inicié Dolor-drdelgadocidranes.com para difundir el conocimiento y la conciencia.

Leave a Comment