¿Cómo se confirma el diagnóstico de encefalomielitis aguda diseminada (ADEM)?

Esta es una condición patológica rara que afecta al sistema nervioso central. La encefalomielitis aguda diseminada es una afección que se caracteriza por la inflamación de estructuras vitales del cuerpo como el cerebro y la médula espinal (1) . A veces, incluso los nervios ópticos se ven afectados (2) . Esta inflamación resulta en una variedad de síntomas, que tienen una severidad variable. La encefalomielitis aguda diseminada o ADEM también afecta la vaina de mielina (3) . Esta es la cubierta externa de los nervios, que no solo protege a los nervios, sino que también promueve una transmisión más rápida y suave de las señales hacia y desde el cerebro a varias partes del cuerpo (4) .

No hay una edad específica relacionada con el desarrollo de la encefalomielitis aguda diseminada o ADEM, pero se ha observado que ocurre más durante los meses de primavera e invierno (5) . Más específicamente, se observa una encefalomielitis diseminada aguda después de una enfermedad bacteriana o viral en un lapso de un par de semanas después de la infección (1) . 
Los principales síntomas de la encefalomielitis aguda diseminada o ADEM incluyen: fiebre alta, ataques frecuentes de dolores de cabeza severos, rigidez aguda en el cuello, hormigueo y entumecimiento en las extremidades superiores e inferiores, debilidad muscular en las extremidades superiores e inferiores que dificulta el caminar o Agarre objetos, dificultades de equilibrio, diplopía o visión borrosa, dificultades del habla, dificultad para tragar, dificultades con la vejiga y los intestinos.(2) .

Ha habido algunos casos en que se han observado convulsiones en un individuo con encefalomielitis aguda diseminada o ADEM. Además, en algunos casos raros, el paciente que sufre de encefalomielitis aguda diseminada también ha entrado en coma (2) . El diagnóstico de esta afección es crucial para el tratamiento rápido y exitoso de la encefalomielitis aguda diseminada o ADEM. Este artículo ofrece una descripción general de algunas de las pruebas que confirman el diagnóstico de encefalomielitis aguda diseminada o ADEM.

¿Cómo se confirma el diagnóstico de encefalomielitis aguda diseminada (ADEM)?

Un diagnóstico confirmativo de encefalomielitis aguda diseminada o ADEM depende de diversos hallazgos clínicos y estudios radiográficos. A partir de ahora, no hay una prueba específica que pueda diagnosticar definitivamente ADEM (6) . Por lo tanto, un consejo de un experto es la clave para un diagnóstico temprano y rápido de la encefalomielitis aguda diseminada o ADEM.

Para empezar, se sospecha un diagnóstico de encefalomielitis aguda diseminada o ADEM cuando el paciente se queja de síntomas comunes con este trastorno; especialmente confusión mental, alteración de la conciencia, debilidad muscular, estado de ánimo irritable, que se ha observado inmediatamente después de una infección bacteriana o viral. En tales casos, la causa de los síntomas se identifica primero. Esto se hace realizando una serie de análisis de sangre para incluir el hemograma completo en busca de signos de remanentes de la infección.

Otras investigaciones de laboratorio incluyen cultivos de heces para verificar la presencia de bacterias o virus (7) . El siguiente paso para confirmar el diagnóstico de encefalomielitis aguda diseminada o ADEM es realizar una punción lumbar (8) . En esta prueba, el líquido del LCR se extrae de la médula espinal y se analiza de cerca con un microscopio, lo que ayuda a confirmar el diagnóstico de encefalomielitis aguda diseminada. En los casos de encefalomielitis aguda diseminada o ADEM, habrá signos de aumento en el recuento de glóbulos blancos y aumento de proteínas. También puede haber presencia de bandas oligoclonales, que aunque es específica solo para la esclerosis múltiple, pero también puede observarse en algunos casos de encefalomielitis aguda diseminada o ADEM y ayuda a confirmar su diagnóstico.(9) .

Estudios radiológicos en forma de resonancia magnética del cerebro con contraste y médula espinal; especialmente con imágenes ponderadas en T12 y las secuencias FLAIR son cruciales para un diagnóstico rápido y confirmado de encefalomielitis aguda diseminada o ADEM, aunque estas imágenes normalmente se toman para diagnosticar esclerosis múltiple (9) . La resonancia magnética mostrará claramente una inflamación o lesiones clásicas para la esclerosis múltiple o anomalías observadas con la encefalomielitis aguda diseminada o ADEM.

Es posible que se deba repetir la exploración de MRI después de unos pocos meses para asegurar que no se agrave la inflamación si se observa. En función del tipo de inflamación y las características de las lesiones observadas en la RM, se puede hacer un diagnóstico definitivo de encefalomielitis aguda diseminada o ADEM.

También lea:

Soy un Neuroanestesiólogo y Especialista en el Tratamiento del Dolor. Me otorgaron el Premio Nacional de Medicina 2018. Soy CEO y fundador de la Unidad Internacional del Dolor de Madrid y editor de Journal Pain Management and Therapy. También es asesor y crítico del AIUM (Instituto Estadounidense de Ultrasonidos en Medicina) y miembro del Comité Organizador de las World Pain Conferences.

Tengo más de diez años de experiencia con terapias regenerativas que incluyen células madre mesenquimales, plasma rico en plaquetas, factores de crecimiento, transferencias de grasa y ácido hialurónico. Inicié Dolor-drdelgadocidranes.com para difundir el conocimiento y la conciencia.

Leave a Comment