¿Cuál es el pronóstico para las metástasis hepáticas?

El pronóstico es un término clínico que describe cómo se desarrolla una enfermedad, los signos y síntomas de la enfermedad, qué tan pronto se espera que se recupere el individuo afectado y cómo será la calidad de vida del individuo afectado durante un período de tiempo posterior al tratamiento Capacidad para realizar actividades de la vida cotidiana; las posibilidades de complicaciones y otros problemas de salud, y las posibilidades de supervivencia general en casos de enfermedades raras o incurables.En resumen, el pronóstico se conoce como la duración esperada de la enfermedad, el curso de la enfermedad, las posibilidades de cualquier evento adverso esperado o imprevisto.

El pronóstico de las metástasis al hígado incluye el éxito de cualquier procedimiento quirúrgico para extirpar el tumor que se debe haber realizado. ¿Cuál es el estado del tumor de los ganglios linfáticos alrededor de las venas portales, cuánto se ha diseminado fuera del hígado? y la etapa global de la malignidad primaria.

¿Cuál es el pronóstico para las metástasis hepáticas?

Las metástasis hepáticas a menudo se denominan “cáncer de hígado secundario” que se presentan en la mama, colon, páncreas, pulmones o tracto GI de la persona con metástasis al hígado. La tasa de supervivencia general para las personas con cáncer de hígado secundario o metástasis hepáticas depende de cuánto se ha diseminado el cáncer, la edad del paciente y el estado general de inmunidad. Sin tratamiento, los pacientes que desarrollan metástasis hepáticas viven un promedio de 8,7 meses.

Cáncer de mama metastásico

Las metástasis hepáticas se encuentran en 6 a 25% de los pacientes con cáncer de mama metastásico. Se observó una supervivencia media en la metástasis hepática del cáncer de mama, es decir, solo unos pocos meses y rara vez una supervivencia a 5 años. La supervivencia media fue de 4,23 meses (rango 0,16–51), con una supervivencia de 1 año de 27,6%. Los factores que afectan significativamente a los pacientes incluyen ictericia, un nivel elevado de enzimas hepáticas, la incidencia de ascitis, enfermedad histológica de grado 3 en la presentación primaria, edad avanzada, tumores negativos al receptor de estrógeno (ER), el antígeno carcinoembrionario de más de 1000 ng ml 1 y metástasis hepáticas múltiples.

Metástasis hepáticas de cáncer colorrectal

La metástasis hepática por cáncer colorrectal tiene una tasa de supervivencia máxima de un promedio de 6 meses a 1,5 años, si no se trata. Una tasa de supervivencia de dos años no es común y la tasa de supervivencia de cinco años es muy rara. Los factores asociados con una desventaja significativa en el grupo no resecado incluyen la extensión de la enfermedad hepática, la presencia de enfermedad extrahepática, la edad del paciente y el nivel de antígeno carcinoembrionario (CEA). Aunque la mayoría de los pacientes con metástasis hepáticas colorrectales tienen un mal pronóstico, algunos pacientes todavía pueden beneficiarse de la cirugía radical y posiblemente incluso evitar la recurrencia.

Metástasis neuroendocrinas del hígado

En las metástasis hepáticas neuroendocrinas, el exceso de producción de hormonas, la multitud de lesiones hepáticas y la enfermedad hepática definitiva han hecho que la enfermedad tenga un mal pronóstico. Los pacientes con metástasis hepáticas tienen un pronóstico significativamente peor y la supervivencia a 5 años de los pacientes con metástasis hepáticas neuroendocrinas en cuidados de apoyo es del 0% al 20%.

Algunos ejemplos para el pronóstico sombrío

El pronóstico de los pacientes con metástasis hepáticas por cáncer gástrico es deprimente y se sabe poco acerca de los factores pronósticos en estos pacientes; por lo que la justificación de la resección quirúrgica sigue siendo controvertida. Las metástasis hepáticas se desarrollan en aproximadamente el 10% de los pacientes con tumores renales, y tienen un pronóstico sombrío:

Formas de puntuación pronóstica

Otra forma de predecir los resultados generales para los cánceres es a través del puntaje de pronóstico. El pronóstico para el cáncer de pulmón de células pequeñas se puede hacer a través del puntaje de Manchester.

El Índice de pronóstico internacional se usa para el pronóstico de una afección como el linfoma no Hodgkin. También hay otras condiciones en las que se utilizan indicadores de pronóstico como disfunciones hepáticas mediadas por fármacos y pruebas de esfuerzo después del infarto de miocardio. Los indicadores de pronóstico también se usan para predecir el resultado general de los pacientes con mieloma múltiple.

Conclusión

Las metástasis hepáticas se observan en pacientes con cáncer de mama, pulmón y páncreas. Sin embargo, las metástasis hepáticas se encuentran más comúnmente en pacientes con cáncer colorrectal metastásico, seguidas de metástasis hepáticas neuroendocrinas. Las metástasis hepáticas históricamente confieren un mal pronóstico, a menudo menos de un año. Sin embargo, existe una variabilidad significativa según el tipo de tumor, las opciones de tratamiento y la enfermedad comórbida.

También lea:

Especialista en dolor at | 307-996-2960 | [email protected]

Soy un Neuroanestesiólogo y Especialista en el Tratamiento del Dolor. Me otorgaron el Premio Nacional de Medicina 2018. Soy CEO y fundador de la Unidad Internacional del Dolor de Madrid y editor de Journal Pain Management and Therapy. También es asesor y crítico del AIUM (Instituto Estadounidense de Ultrasonidos en Medicina) y miembro del Comité Organizador de las World Pain Conferences.

Tengo más de diez años de experiencia con terapias regenerativas que incluyen células madre mesenquimales, plasma rico en plaquetas, factores de crecimiento, transferencias de grasa y ácido hialurónico. Inicié Dolor-drdelgadocidranes.com para difundir el conocimiento y la conciencia.

Leave a Comment