Hígado

Daño hepático o insuficiencia hepática: causas, signos, síntomas, prevención

La salud es riqueza y cada individuo sobrevive para vivir un mejor estilo de vida. Como todos saben, el hígado es un órgano asociado con el sistema digestivo en el cuerpo y la menor negligencia en la salud del hígado puede provocar daños o fallas. De hecho, el hígado es un órgano glandular lobulado grande presente dentro del abdomen de los vertebrados, que está involucrado en numerosos procedimientos metabólicos. Esto requiere una alimentación de calidad que significa que una persona debe evitar el exceso de alcohol alimentos grasos y todo lo que permite la acumulación de colesterol en el hígado. Si se descuida, las células del hígado pueden dañarse y esto puede ser fatal. Veamos por qué se dañan las células hepáticas, cuáles son las causas y cómo se puede tratar o, lo que es más importante, prevenir.

¿Qué es el daño hepático o la insuficiencia hepática?

El hígado desempeña un papel vital en la formulación de funciones corporales como la glucosa producción, colesterol e incluso metabolismo del hierro. Como parte esencial de la salud corporal, está destinado a proporcionar la mayor cantidad de energía.

El daño hepático o la insuficiencia hepática es un problema grave que requiere asistencia médica inmediata. Se dice que el daño hepático o la insuficiencia hepática son una de las afecciones más graves que pueden causar la muerte si no se tratan de inmediato. Básicamente, ese tipo de condición ocurre cuando el hígado no puede funcionar correctamente porque una parte importante se daña sin posibilidad de reparación. Según la definición médica, el daño hepático o la insuficiencia hepática se define como el rápido desarrollo de la disfunción hepatocelular, en particular la encefalopatía (que produce cambios en el estado mental) y la coagulopatía en pacientes que no tenían antecedentes de enfermedades hepáticas. La enfermedad se vuelve potencialmente mortal al entrar en la etapa de insuficiencia hepática aguda.

¿Qué puede causar daño hepático o insuficiencia hepática?

Como se dijo, cualquier cosa que exceda el cuerpo los requisitos afectan a los órganos extensamente y Daño hepático es el ejemplo perfecto. En la etapa de insuficiencia hepática, las células del hígado resultan dañadas y no son funcionales en absoluto. Hay ciertas causas que pueden afectar o empeorar la condición del hígado de vez en cuando.

  • Daño hepático o insuficiencia hepática causada por abuso de alcohol: El consumo excesivo de alcohol es la razón principal que conduce a la insuficiencia hepática porque afecta la salud del hígado y tiende a reducirlo con el tiempo.
  • Daño hepático o insuficiencia hepática causada por cirrosis hepática: La cirrosis, una enfermedad lentamente progresiva, ocurre cuando los tejidos cicatriciales reemplazan el tejido hepático sano causando mal funcionamiento o disfunción del hígado que conduce al daño del hígado. La cirrosis ocurre idealmente debido al consumo excesivo de alcohol, ciertas infecciones, diabetes, fibrosis, etc.
  • Fármacos que pueden causar daño hepático o insuficiencia hepática: Tomar una dosis excesiva de paracetamol puede provocar insuficiencia hepática. Ciertos antibióticos y medicamentos no esteroideos o incluso antiinflamatorios cuando se toman sin consultar al médico también pueden causar daño hepático.
  • Daño hepático o insuficiencia hepática causada por infecciones virales: Ataques virales de virus como Epstein-Barr , Herpes simple y Citomegalor pueden conducir a insuficiencia hepática aguda. Incluso los virus que causan hepatitis A, B, C, D y E pueden causar insuficiencia hepática aguda.
  • Enfermedades vasculares del hígado que pueden causar daño hepático o insuficiencia hepática: Enfermedades vasculares como el síndrome de Budd-Chiari, que conduce a bloqueo en las venas del hígado, puede causar daño hepático o insuficiencia hepática.
  • Daño hepático o insuficiencia hepática causada por cáncer: El cáncer que comienza o se disemina al hígado también puede provocar daño hepático grave o insuficiencia hepática.
  • Enfermedades autoinmunes y metabólicas que pueden dañar el hígado Daño o causa Insuficiencia hepática: Hepatitis autoinmune, en la que su propio sistema inmune ataca las células del hígado y causa lesiones e inflamación que también pueden causar daño hepático o insuficiencia hepática. Las enfermedades metabólicas como el hígado graso agudo del embarazo y la enfermedad de Wilson que son raras pueden causar insuficiencia hepática a veces.
  • Daño hepático o insuficiencia hepática como resultado de la ingesta de alimentos tóxicos: Amanita phalloides, un hongo venenoso silvestre puede causar Daño hepático si se ingiere por error.
  • Medicamentos a base de hierbas que pueden dañar el hígado o causar insuficiencia hepática: Incluso, las hierbas medicinales no están intactas ya que Kava, Skullcap, Ephedra y Pennyroyal se consideran la fuente de insuficiencia hepática.
  • Daño hepático debido a hemocromatosis: La absorción y el almacenamiento de demasiada cantidad de hierro en el cuerpo, una afección hereditaria conocida como hemocromatosis, también puede causar daño hepático o insuficiencia hepática.

¿Cuáles son los signos y síntomas de Daño hepático o insuficiencia hepática?

Los primeros signos y síntomas de insuficiencia hepática pueden ser difíciles de diagnosticar, ya que son muy similares a otras afecciones y muchas veces puede no producir un síntoma. Sin embargo, si lo hace, los síntomas son como:

  • Fatiga
  • Pérdida de apetito
  • Náuseas
  • Diarrea.

A medida que avanza la falla, los síntomas que generalmente se observan son los siguientes:

  • Ictericia que causa coloración amarillenta de la piel, uñas y ojos
  • Fatiga excesiva y debilidad
  • Dolor en el abdomen superior derecho
  • Sensibilidad e hinchazón en el abdomen
  • Náusea
  • Vómitos
  • Sentirse mal (malestar general) )
  • Perplejidad o confusión
  • Exceso de somnolencia
  • Sangrado
  • Pérdida de peso.

La insuficiencia hepática también puede ser aguda y puede desarrollarse y progresar en menos de 48 horas y puede ser fatal. Si usted o una persona conocida de repente desarrolla complicaciones como el amarillento de los ojos o la piel delicada; sensibilidad en la parte superior del abdomen; o cualquier cambio poco común en el estado mental, carácter o cambios de comportamiento, existe una necesidad inmediata de contactar al médico para obtener el diagnóstico y tratamiento correctos a tiempo.

¿Cómo se puede prevenir el daño hepático o la insuficiencia hepática?

A un buen hábito para comer y beber mantiene al cuerpo en forma y saludable. Daño hepático o falla es una complicación grave y, por lo tanto, existe la necesidad de que las personas mantengan un registro de ciertos malos hábitos o reduzcan el exceso de tientas para evitar esta afección. Ciertas cosas que pueden ayudar a prevenir el daño hepático o la insuficiencia hepática son:

  • La ingesta de alcohol debe ser limitada. Tomarlo de vez en cuando es adecuado; en lugar de consumirlo diariamente en cantidades excesivas.
  • Es obligatorio evitar entrar en contacto con la sangre o el fluido de una persona enferma porque puede provocar Hepatitis, lo que abrirá las puertas al daño hepático.
  • Otra cosa que debe ser tener cuidado es evitar el consumo de hongos silvestres ya que es extremadamente tóxico y puede provocar daño hepático agudo.
  • Comer alimentos saludables, menos grasa y comida chatarra puede ayudar a prevenir la acumulación de grasa en el hígado y causar daño hepático.
  • Evitar El aerosol en aerosol o su uso en habitaciones bien ventiladas es esencial, ya que contienen sustancias químicas tóxicas que pueden afectar la salud.
  • Cubre la piel cuando uses insecticidas y pesticidas.
  • Evita tomar medicamentos sin receta. Hable con un profesional de la salud antes de tomar cualquier medicamento.
  • La obesidad puede conducir a la enfermedad del hígado graso no alcohólico, aumentando las posibilidades de hepatitis y cirrosis, etc. Por lo tanto, mantener un peso saludable es muy esencial.

El daño o la falla hepática es una afección grave. Se debe tomar un consejo médico inmediato si se nota cualquiera de los síntomas sin demora. Retrasar podría llevar la enfermedad a su etapa aguda, que puede ser fatal. Sin embargo, si existen factores de riesgo para desarrollarla como la obesidad o los antecedentes familiares, comience a tomar las medidas preventivas para asegurar una buena salud.

Soy un Neuroanestesiólogo y Especialista en el Tratamiento del Dolor. Me otorgaron el Premio Nacional de Medicina 2018. Soy CEO y fundador de la Unidad Internacional del Dolor de Madrid y editor de Journal Pain Management and Therapy. También es asesor y crítico del AIUM (Instituto Estadounidense de Ultrasonidos en Medicina) y miembro del Comité Organizador de las World Pain Conferences.

Tengo más de diez años de experiencia con terapias regenerativas que incluyen células madre mesenquimales, plasma rico en plaquetas, factores de crecimiento, transferencias de grasa y ácido hialurónico. Inicié Dolor-drdelgadocidranes.com para difundir el conocimiento y la conciencia.

Leave a Comment