Esguince torácico: causas, síntomas, tratamiento, prevención, ejercicios

Esguince torácico: la columna torácica se encuentra entre la base del cuello y la parte inferior de la caja torácica. Cualquier tipo de lesión en los ligamentos de la columna torácica causa una condición médica dolorosa llamada Esguince Torácico.

¿Qué es el Esguince Torácico?

La columna torácica en el cuerpo es compatible con numerosos ligamentos, músculos y tendones y permiten movimiento lateral de la espalda. El dolor muscular torácico es causado por el uso excesivo o lesión de estos ligamentos y músculos como levantamiento de objetos pesados, flexión repetida, mala postura para sentarse, etc. El Esguince Torácico limita significativamente el movimiento del área de la columna torácica y afecta el movimiento de las costillas. El esguince torácico puede ocurrir en cualquier individuo, pero por lo general es común en deportistas como levantadores de pesas o personas que están involucradas en levantar objetos pesados ​​y repetidos en el trabajo.

¿Cuáles son las causas del esguince torácico? ?

Algunas de las causas del Esguince Torácico son el uso excesivo, la mala postura sentada y cualquier tipo de trauma o lesión. Si debido a estas razones, los músculos se inflaman o irritan, se produce un dolor difuso con un rango de movimiento alterado. En algunos casos, el Dolor Torácico también puede indicar una afección cardíaca subyacente o una disfunción renal.

La ​​mayoría de los esguinces torácicos son causados ​​por los siguientes:

  • Levantamiento repetido pesado
  • Movimiento repentino de torsión o torsión
  • Actividades deportivas como levantamiento de pesas
  • Postura de sentado deficiente
  • Colisiones de vehículos de motor con lesión directa de la columna torácica
  • Caídas.

¿Cuáles son los síntomas del esguince torácico?

El dolor de espalda de inicio repentino con actividades es el síntoma principal de un Esguince Torácico. Dependiendo de la gravedad de la lesión, los síntomas varían y pueden variar desde un dolor leve hasta un dolor insoportable en la región torácica. Algunos de los síntomas de Esguince torácico son:

  • Dolor en el área del medio espalda
  • Debilidad e inestabilidad de la columna torácica
  • Sensibilidad en el área torácica
  • Hinchazón
  • Rigidez del cuello y la espalda
  • Movilidad reducida en la región torácica
  • Exacerbación del dolor con tos o estornudos.

¿Cómo se diagnostica el esguince torácico?

Para diagnosticar un esguince torácico, el médico tratante llevará a cabo una historia detallada y examen físico para determinar la causa de la lesión. Durante el examen físico, el médico buscará áreas de sensibilidad en el área del cuello y la espalda. También buscará cualquier dolor dentro del área de la espalda superior con actividades. Si se sospecha un esguince torácico, el médico ordenará estudios radiológicos como resonancia magnética o tomografía computarizada para confirmar el diagnóstico de esguince torácico.

¿Qué son los tratamientos para el esguince torácico?

El esguince torácico se trata básicamente de forma conservadora. Algunas de las medidas de tratamiento para el Esguince Torácico son:

  • Masajes
  • Fisioterapia para fortalecer la parte superior y media de la espalda
  • Aplicación de hielo seguida de calor después de aproximadamente 48 horas
  • Acupuntura
  • Medicamentos como AINE para alivio del dolor y disminución de la inflamación
  • Manipulación quiropráctica.

Además de esto, tomar descanso adecuado y evitar actividades hasta que el dolor y la inflamación se resuelvan también es imperativo.

¿Cómo se puede prevenir el esguince torácico?

Algunas de las medidas que se pueden tomar para prevenir el esguince torácico son:

  • Mantener una buena postura sentada para evitar que los músculos y ligamentos se irriten y reducir el estrés en la columna
  • Mantener un régimen de ejercicio regular para fortalecer los músculos y ligamentos
  • Usar sillas que sean favorables para la espalda
  • Usar equipo de protección con actividades deportivas
  • Usar medios apropiados técnicas cuando se realizan levantamientos pesados ​​o flexiones frecuentes.

Ejercicios para el esguince torácico

    1. Abrochando las manos hacia atrás: Este ejercicio se puede realizar en posición sentada o de pie. Párese derecho y trate de juntar las manos detrás de la espalda y al mismo tiempo trate de extender el cuello hacia atrás mirando hacia arriba.
    1. Levantamiento de hombros y cuello: Acuéstese sobre el piso y Intente levantar lentamente su hombro y su cuello tanto como sea posible. Mantenga esta posición durante unos segundos y luego vuelva a la posición original de tirarse al suelo. Repita este ejercicio un par de veces.
    1. Estiramiento y oscilación del torso superior: Use una vara larga para realizar este ejercicio. Sostenga el bastón a la altura de sus hombros o un poco más que el ancho de sus hombros y déjelo descansar sobre su hombro detrás de su cuello. Ahora intente girar la parte superior del cuerpo de izquierda a derecha tanto como sea posible.
Especialista en dolor at | 307-996-2960 | [email protected]

Soy un Neuroanestesiólogo y Especialista en el Tratamiento del Dolor. Me otorgaron el Premio Nacional de Medicina 2018. Soy CEO y fundador de la Unidad Internacional del Dolor de Madrid y editor de Journal Pain Management and Therapy. También es asesor y crítico del AIUM (Instituto Estadounidense de Ultrasonidos en Medicina) y miembro del Comité Organizador de las World Pain Conferences.

Tengo más de diez años de experiencia con terapias regenerativas que incluyen células madre mesenquimales, plasma rico en plaquetas, factores de crecimiento, transferencias de grasa y ácido hialurónico. Inicié Dolor-drdelgadocidranes.com para difundir el conocimiento y la conciencia.

Leave a Comment