¿Es curable la intolerancia a la lactosa?

La intolerancia a la lactosa es una condición abdominal caracterizada por una deficiencia de la enzima lactasa en el cuerpo. Esta condición puede ser temporal o permanente y comúnmente afecta a niños recién nacidos y niños pequeños. Las causas de la intolerancia a la lactosa pueden ser enfermedades genéticas, gastrointestinales como la enfermedad de Crohn , infecciones estomacales, algunos antibióticos y muchos más. Normalmente, se resuelve en unos pocos días a unas pocas semanas. Los síntomas pueden ser náuseas , vómitos , dolor o calambres en el abdomen, distensión abdominal, náuseas, gases o diarrea . No existe una cura permanente para las personas intolerantes a la lactosa, pero se puede manejar a través de la modificación de la dieta.

Table of Contents

¿Es curable la intolerancia a la lactosa?

La intolerancia a la lactosa es una afección gastrointestinal caracterizada por la incapacidad de uno para digerir la lactosa en el cuerpo. La causa principal de la afección es la producción insuficiente de enzima lactasa en el intestino delgado. La condición es inofensiva y se desencadena por la ingestión de leche o productos lácteos.

La intolerancia a la lactosa es una condición marcada por la deficiencia de una enzima lactasa intestinal. La lactosa es un azúcar que se encuentra en la leche y los productos lácteos. Se descompone en dos componentes de azúcar, glucosa y galactosa. Una enzima llamada lactasa se secreta en el intestino delgado de nuestro cuerpo que digiere la lactosa en estos componentes de azúcar.

Estos componentes se absorben en la sangre para una mayor utilización del cuerpo en forma de energía.

Cualquier persona puede sufrir de síntomas abdominales desagradables a cualquier edad, pero es común en bebés pequeños y niños que se asientan en unos pocos días o pocas semanas por sí mismos. Los síntomas pueden ser diferentes para diferentes personas. La intensidad de la intolerancia a la lactosa y sus síntomas depende de la cantidad de lactosa consumida en la comida y la cantidad de enzima lactasa producida en el cuerpo. Los síntomas se reducen con la reducción de la lactosa en la comida, especialmente la leche o los productos lácteos.

Los síntomas de la intolerancia a la lactosa son

  • Hinchazón
  • Gas
  • Dolor en el abdomen
  • Calambres en el abdomen
  • Náusea
  • Vómito
  • Diarrea

La intolerancia a la lactosa no es curable, pero se puede manejar de manera eficiente mediante la modificación de la dieta. Evitar los productos lácteos puede controlar la intolerancia a la lactosa, pero puede causar deficiencia de calcio o vitamina D en el transcurso del tiempo. La lactasa no se produce en las personas intolerantes a la lactosa, por lo que deben controlar su dieta durante toda la vida para controlar los síntomas.

La intolerancia a la lactosa se puede controlar siguiendo las alteraciones en la dieta

-Uno debe introducir pequeñas cantidades de leche o productos lácteos en su comida para observar el nivel de reacción producido por el cuerpo. Una vez que esté seguro de que una cantidad particular de leche no le haga daño, puede tomar esa cantidad al menos una vez en una comida diaria.

-La introducción de leche sin lactosa o leche o productos lácteos reducidos en lactosa puede reducir los síntomas desagradables de la intolerancia a la lactosa. Estos productos que contienen enzima lactasa añadida son similares a la leche regular o productos lácteos.

-Los dietistas recomiendan ingerir alimentos con poca o sin lactosa con leche o productos lácteos en la misma comida para evitar enfermedades gástricas provocadas por la intolerancia a la lactosa.

– El reemplazo de la leche por el yogur o el queso también puede reducir las reacciones relativas del cuerpo hacia la lactosa, ya que el queso y el yogur retrasan la digestión debido a los niveles más bajos de lactosa.

-Los médicos a menudo recetan pastillas de lactasa o gotas de lactasa si está tomando leche o productos lácteos. Se recomienda tomar estos suplementos de enzima lactasa antes de cada comida que incluya leche o productos lácteos.

-Uno, que es intolerante a la glucosa, debe reducir o evitar los alimentos preparados que contengan lactosa, enlatados, congelados o en caja, como cereales, carnes frías, pan, pasteles, galletas, cremas de café, etc.

Conclusión

Cualquier individuo desarrolla intolerancia a la lactosa debido a la deficiencia de la enzima lactasa en el cuerpo causada por varias razones. Esta condición puede ser temporal o permanente. No es curable, pero se puede controlar fácilmente mediante modificaciones a la dieta que se mencionaron anteriormente.

También lea:

Especialista en dolor at | 307-996-2960 | [email protected]

Soy un Neuroanestesiólogo y Especialista en el Tratamiento del Dolor. Me otorgaron el Premio Nacional de Medicina 2018. Soy CEO y fundador de la Unidad Internacional del Dolor de Madrid y editor de Journal Pain Management and Therapy. También es asesor y crítico del AIUM (Instituto Estadounidense de Ultrasonidos en Medicina) y miembro del Comité Organizador de las World Pain Conferences.

Tengo más de diez años de experiencia con terapias regenerativas que incluyen células madre mesenquimales, plasma rico en plaquetas, factores de crecimiento, transferencias de grasa y ácido hialurónico. Inicié Dolor-drdelgadocidranes.com para difundir el conocimiento y la conciencia.

Leave a Comment