Neuropatía diabética: clasificación, tipos, causas, factores de riesgo, signos, síntomas, tratamiento

La neuropatía diabética es el término que se refiere al daño de los nervios sensoriales que afectan la sensación del cuerpo. Esta es una complicación común de la diabetes. La diabetes puede dañar los nervios de varias maneras, pero todos los problemas están relacionados básicamente con un nivel demasiado alto de azúcar en la sangre durante un período prolongado.

Neuropatía diabética o daño nervioso causada por la diabetes puede ser dolorosa, pero el dolor no es severo en la mayoría de los casos.

Fisiopatología de la neuropatía diabética

La investigación indica que los factores metabólicos y vasculares están involucrados en la patogénesis de la neuropatía diabética. Los experimentos en animales e in vitro vinculan las vías enzimáticas y no enzimáticas en el metabolismo de la glucosa con la iniciación y la progresión de la neuropatía diabética. Estos incluyen:

  • Desequilibrio de Redox debido al aumento de la actividad aldosa reductasa.
  • Aumento del estrés oxidativo y nitrosativo.
  • Deterioro de la actividad de la proteína cinasa C
  • Glicación no enzimática de las proteínas del nervio estructural.
  • Deterioro de la síntesis de óxido nítrico y disfunción endotelial.
  • Alteración de la actividad ciclooxigenasa y posterior perturbación en el metabolismo de la prostaglandina.
  • Activación de la poli (ADP-ribosa) polimerasa (PARP).
  • Deficiencia de soporte neurotrófico. de la neurona y la deficiencia de péptido C.
  • Alteración en las vías de señalización de la Proteína Quinasa y NF-kB activadas por mitógenos.
  • Lesión mediada por el colesterol LDL oxidado.

Esta alteración metabólica y vascular impide la función mitocondrial y el soporte neurotrófico tejido nervioso, y media la lesión de las neuronas y las células de Schwann que da como resultado una lesión progresiva y pérdida de fibras nerviosas periféricas y deterioro de las funciones sensoriales.

Epidemiología de la neuropatía diabética

Se sabe que la diabetes es la principal causa de neuropatía en los países desarrollados, y la neuropatía es la complicación más común y la mayor fuente de morbilidad y mortalidad en los diabéticos. Se estima que la prevalencia de neuropatía es aproximadamente del 20% en pacientes diabéticos. La neuropatía diabética está implicada en el 50-75% de las amputaciones no traumáticas.

La hiperglucemia es el principal factor de riesgo para la neuropatía diabética. Según el estudio Diabetes Control and Complications Trial, la incidencia anual de neuropatía es del 2% por año, pero se redujo al 0,56% con tratamiento intensivo de diabetes tipo 1. La progresión de la neuropatía depende del grado de control glucémico tanto en la diabetes tipo 1 como en la diabetes tipo 2. La edad, la duración de la diabetes, la hipertensión, el tabaquismo, la altura y la hiperlipidemia también son factores de riesgo de neuropatía diabética.

En Estados Unidos puede haber más de 3 millones de personas con neuropatía diabética dolorosa. 20-30% de los diabéticos tipo 2 desarrollan neuropatía. Los diabéticos tipo 1 por lo general desarrollan neuropatía después de más de 10 años de verse afectados por la diabetes.

Clasificación y tipos de neuropatía diabética

La neuropatía diabética se puede clasificar principalmente en cuatro tipos:

  1. Neuropatía periférica diabética: Las piernas y los pies son las áreas del cuerpo más comúnmente afectadas. El daño a los nervios en los pies puede ocasionar la pérdida de sensibilidad en los pies, lo que aumenta el riesgo de problemas en los pies, por lo que cualquier lesión o dolor en los pies puede pasar desapercibido debido a la pérdida de sensibilidad. Por lo tanto, es necesario practicar un cuidado adecuado de la piel y los pies. Otras áreas del cuerpo, como los brazos, la espalda y el abdomen, también pueden verse afectadas, pero esto sucede de manera poco frecuente.
  2. Neuropatía Autonómica Diabética: Esto afecta principalmente el sistema digestivo, especialmente el estómago el sistema urinario, los vasos sanguíneos y los órganos reproductivos. El control continuo de los niveles de azúcar en la sangre y mantenerlos bien controlados puede ayudar a prevenir la neuropatía autonómica .
  3. Neuropatía proximal diabética: Esto causa dolor en las caderas o los muslos. También puede resultar en la debilidad de las piernas. El dolor generalmente está en un lado del cuerpo. El tratamiento del dolor y la debilidad incluye medicamentos así como fisioterapia . La recuperación depende del tipo de daño a los nervios. Mantener el azúcar en la sangre bajo un estricto control es la mejor manera de evitar esta dolencia.
  4. Neuropatía focal diabética: Esto puede aparecer de la nada y afectar nervios específicos, con mayor frecuencia cabeza, torso y pierna, lo que produce debilidad muscular y dolor. Esta enfermedad es impredecible. sin embargo, generalmente mejora por sí solo en semanas o meses y no causa ningún daño a largo plazo.

La ​​diabetes también puede causar otros problemas relacionados con los nervios, como la compresión del nervio o la neuropatía por atrapamiento. El síndrome del túnel carpiano es uno de los tipos más comunes de compresión nerviosa que causa entumecimiento y hormigueo en la muñeca que a veces resulta en debilidad o dolor muscular.

El control estricto de los niveles de azúcar en la sangre ayuda a prevenir casi todos los problemas relacionados con la diabetes.

Causas y factores de riesgo de la neuropatía diabética

Las lesiones de los nervios son causadas por los altos niveles de azúcar en la sangre y la disminución del flujo sanguíneo; es más probable que la causa sea un control deficiente de los niveles de azúcar en la sangre. Aproximadamente la mitad de las personas con diabetes desarrollan daño nervioso. La mayoría de las veces, los síntomas no comienzan hasta que se diagnostica la diabetes de 10 a 20 años.

Las lesiones nerviosas pueden afectar: ​​

  • Nervios o nervios craneales en el cráneo.
  • Nervios de la columna vertebral y sus ramas.

Nervios que ayudan al cuerpo a controlar órganos vitales como el corazón el estómago, la vejiga y intestinos como en la neuropatía autonómica.

Signos y síntomas de la neuropatía diabética

Los síntomas a menudo se desarrollan lentamente durante un período de varios años. Los síntomas varían según los nervios afectados.

Los síntomas de la neuropatía periférica diabética pueden incluir:

  • Entumecimiento, hormigueo, ardor (especialmente en la noche), dolor.
  • Los síntomas iniciales de la neuropatía periférica diabética en la mayoría de los casos disminuirán cuando el nivel de azúcar en la sangre esté bajo control. Se pueden tomar medicamentos para ayudar a controlar la incomodidad si es necesario.

La neuropatía autónoma diabética del sistema digestivo puede dar como resultado los siguientes síntomas:

  • Hinchazón, acidez estomacal, problemas para deglutir, náuseas, vómitos, Diarrea estreñimiento, sensación de llenura después de comidas pequeñas.

La neuropatía autónoma diabética de los vasos sanguíneos puede conducir a:

  • Oscurecimiento al ponerse de pie, aumento del ritmo cardíaco, presión arterial baja, Mareo mareos, náuseas, vómitos, plenitud precoz.
  • Los síntomas de neuropatía autónoma de los órganos sexuales masculinos pueden incluir disfunción eréctil o ser incapaz de tener o mantener una erección y eyaculaciones secas o reducidas. Los síntomas de los órganos sexuales femeninos pueden incluir disminución en la lubricación vaginal y falta o disminución en el número de orgasmos.

Los siguientes son los síntomas comunes con respecto al sistema urinario:

  • No se puede vaciar por completo la vejiga.
  • Hinchazón.
  • Fuga de orina o incontinencia.
  • Aumento de la micción durante la noche.

Los síntomas de la neuropatía focal pueden incluir lo siguiente:

Tratamiento para la neuropatía diabética

El factor clave para prevenir la neuropatía diabética es mantener los niveles de azúcar en la sangre bajo control en un rango saludable siguiendo los pasos básicos para el control de la diabetes, evitando sus complicaciones y manteniéndose lo más saludable posible. La dieta, el ejercicio y, a veces, los medicamentos son la base del tratamiento.

Las complicaciones de la neuropatía periférica pueden prevenirse por:

  • Examinando los pies y las piernas diariamente.
  • Aplicando la loción si los pies están secos.
  • Cuidando las uñas regularmente.
  • Usar calzado que se ajusta adecuadamente y usarlos constantemente para evitar lesiones en los pies.

El tratamiento de neuropatía autónoma del sistema digestivo puede incluir:

  • Consumir comidas más pequeñas.
  • Medicación.

La neuropatía autónoma de los vasos sanguíneos puede ser tratada por:

  • Evitar levantarse demasiado rápido.
  • Medicamentos.
  • Usar medias especiales.

La neuropatía autónoma de los órganos sexuales masculinos puede ser tratada por:

  • Consejería.
  • Dispositivo de erección al vacío.
  • Implante pene.
  • Inyecciones en el pene.
  • Medicación.

La neuropatía autónoma de los órganos sexuales femeninos puede ser tratada por:

  • Consejería.
  • Lubricantes.
  • Cremas, supositorios y anillos de estrógenos vaginales.

La neuropatía autonómica del sistema urinario puede ser tratada por:

  • Medicación.
  • Autocateterización o inserción de un catéter en la vejiga para liberar la orina.
  • Cirugía como último recurso.

Los siguientes medicamentos se pueden usar para reducir los síntomas en los pies, las piernas y los brazos:

  • Antidepresivos como doxepina, amitriptilina o duloxetina.
  • Medicamentos antiepilépticos como carbamazepina, valproato, gabapentina y pregabalina.
  • Medicamentos para el dolor.

Los tratamientos para náuseas y vómitos pueden incluir:

  • Medicamentos para ayudar a los alimentos a moverse más rápidamente a través del estómago y los intestinos.
  • Dormir con la cabeza elevada.
  • Consumir comidas más pequeñas a intervalos más frecuentes.

Investigaciones para la neuropatía diabética

La neuropatía diabética se puede diagnosticar sobre la base de los síntomas y el examen físico.

Se debe realizar un examen completo de los pies cada año para detectar la neuropatía periférica. Las personas diagnosticadas con neuropatía periférica necesitan exámenes de pie más frecuentes.

La sensibilidad o sensación de protección en los pies se evalúa tocando el pie con un monofilamento de nylon, similar a una cerda en un cepillo para cabello sujeto a una varita o pinchando el pie con un dolor.

Otras pruebas que raramente se necesitan pueden incluir:

  • Estudios de conducción nerviosa.
  • Electromiografía.
  • Ultrasonido.

Lea también:

Leave a Comment

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.