Parálisis cerebral: síntomas, tipos, causas, tratamiento, prevención

Parálisis cerebral es un término que hemos escuchado mucho en los últimos tiempos. Hay organizaciones en todo el mundo que ofrecen apoyo a los pacientes con parálisis cerebral y a sus cuidadores. Podría parecer que el número de pacientes que sufren de parálisis cerebral aumenta día a día. Sin embargo, una gran parte del aumento en los números se puede atribuir al creciente nivel de conciencia en las personas. Más padres en estos días están trayendo a sus hijos para recibir tratamiento. Esto está llevando a un mayor número de casos diagnosticados de parálisis cerebral.

Los padres vienen con sus hijos con la esperanza de que la parálisis cerebral se pueda curar. Sin embargo, cuando oyen que la condición es permanente, es como una sentencia de muerte para ellos. Están dispuestos a ir en cualquier medida para provocar un cambio en el estado de sus hijos. Sin embargo, hasta la fecha no existe una cura conocida. En este momento, necesitan apoyo e información para decidir sus pasos.

  • El primer paso es el diagnóstico adecuado de la parálisis cerebral. Para eso, uno debe saber qué son exactamente los signos y síntomas de la parálisis cerebral y cómo se diferencia de otros trastornos.
  • El segundo paso es la aceptación de la afección (parálisis cerebral). En lugar de huir de un médico a el siguiente tratando de cambiar el diagnóstico, los pacientes deben pasar al siguiente paso.
  • El siguiente paso es enfocarse en cómo manejar a un niño con parálisis cerebral. Los padres deben averiguar los tipos de terapia que se pueden extender a un niño con la misma para mejorar su nivel de funcionamiento.
  • El cuarto paso incluye buscar todos los beneficios por discapacidad que se extienden a un niño con parálisis cerebral. .

¿Qué es la parálisis cerebral?

La parálisis cerebral se puede definir como un grupo de enfermedades que afecta el movimiento y la postura de un individuo. Se diagnostica comúnmente en la infancia o en la primera infancia.

Como su nombre indica, la parálisis cerebral es de origen cerebral. Causa discapacidad física permanente que surge temprano en la vida. El sello distintivo de la condición es su naturaleza no progresiva.

Aunque el movimiento muscular de los pacientes con parálisis cerebral se ve afectado, no es causado por problemas relacionados con los nervios o músculos en el cuerpo de un individuo. Es causado por daño a las áreas del cerebro que son responsables del control de los movimientos musculares.

Síntomas de la parálisis cerebral

Todos los individuos con parálisis cerebral tienen diferentes signos y síntomas. Mientras que algunos pacientes pueden tener problemas leves, otros tienen un nivel de déficit muy grave.

Algunos de los síntomas de la parálisis cerebral son los siguientes:

  • Rigidez muscular
  • Debilidad muscular
  • Coordinación deficiente
  • Problemas en la forma de caminar
  • Déficit en el tono muscular
  • Retraso en lograr el control del cuello y el equilibrio sentado.

Los pacientes con parálisis cerebral también podrían experimentar algunos síntomas más dependiendo del área del daño en el cerebro. Los otros signos y síntomas de parálisis cerebral pueden ser:

  • Presencia de babeo
  • Problemas para masticar o tragar
  • Dificultad para hablar
  • Temblores
  • Problemas con la sensación
  • Déficits de la vista
  • Impedimento auditivo
  • Nivel subnacional de inteligencia
  • Déficit en recursos cognitivos como pensamiento, aprendizaje, memoria, razonamiento, toma de decisiones, etc.
  • Dificultad para realizar actividades diarias de cuidado personal.

de los niños con parálisis cerebral nacen con la condición. Sin embargo, los síntomas pueden no ser necesariamente visibles al nacer. Durante los primeros meses de vida, los síntomas pueden hacerse más evidentes.

Muchos padres informan que la condición del niño se está deteriorando. La parálisis cerebral podría confundirse con otros trastornos neurológicos progresivos debido al aparente cambio en el patrón y la gravedad de los problemas de movimiento. Sin embargo, en la parálisis cerebral, el problema neurológico subyacente no empeora.

¿Cuál es la tasa de prevalencia de parálisis cerebral?

De acuerdo con los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades, en el año 2000, la tasa de prevalencia de parálisis cerebral en los Estados Unidos fue de 3.1 por cada 1000 niños. Un informe del Indian Institute of Cerebral Palsy afirma que en India aproximadamente 33,000 personas sufren de parálisis cerebral. También informan que al observar la tasa de incidencia mundial, 1 de cada 500 bebés nacidos tiene parálisis cerebral.

Morbilidad de la parálisis cerebral con otros trastornos

“Case-ness” de otros trastornos se encuentra más en pacientes que sufren de parálisis cerebral. Muchos niños sufren de epilepsia y retraso mental. Alrededor del 25% de los niños con parálisis cerebral pueden tener un coeficiente de inteligencia (cociente intelectual) de menos de 50. Típicamente, el bebé o niño puede alcanzar etapas importantes del desarrollo (como voltearse, controlar el cuello, sentarse, gatear, etc.) más tarde que otros niños. El trastorno del espectro del autismo también es muy frecuente entre los niños que sufren de parálisis cerebral. Otros problemas de salud mental también son muy frecuentes entre ellos.

¿Puede el puntaje de Apgar indicar la ocurrencia de parálisis cerebral?

El puntaje de Apgar es un puntaje dado al nacer, a los cinco minutos y de nuevo a los diez minutos. Resume el estado de salud del bebé. Cuanto más alto sea el puntaje, más saludable sería el bebé. Anteriormente se pensaba que una puntuación baja de Apgar al nacer podía predecir la parálisis cerebral. Sorprendentemente, muchos resultados de investigación indican que un bajo puntaje de Apgar solo es un mal predictor de parálisis cerebral. Una vez más, aquellos bebés que tuvieron un parto complicado y tuvieron una puntuación de Apgar de 3 o menos a los 5 minutos después del nacimiento tuvieron más incidencias de parálisis cerebral (Nelson y Ellenberg, 1984). Los sobrevivientes con una puntuación de Apgar de 0 a los 10 minutos después del nacimiento tenían discapacidades a largo plazo (Harrington et.al., 2007).

Tipos de parálisis cerebral

La parálisis cerebral se puede clasificar en función del tipo de disfunción neurológica como:

  • Parálisis cerebral espástica – Estabilidad de los músculos en el cuerpo
  • Parálisis cerebral dyskinetic – se divide además en dos subtipos: atetoide (que involucra movimientos involuntarios excesivos) y distonía (los músculos del tronco están más afectados que las extremidades que conducen a una postura fija y retorcida)
  • Parálisis cerebral atáxica – Dificultad para coordinar movimientos.

La clasificación y el tipo de parálisis cerebral también se pueden hacer en función del número y la distribución de extremidades implicadas-

  • Parálisis cerebral de monoplejía – Un brazo o una pierna se ve afectada
  • Diplegia o parálisis cerebral diplegica – Ambas piernas se ven afectadas
  • Parálisis cerebral hemipléjica – Un lado del cuerpo con un brazo y pierna afectados
  • Parálisis cerebral cuadripléjica – Tanto los brazos y las piernas se ven afectados
  • Parálisis Cerebral Triplegica – Afecta a tres extremidades
  • Doble hemiplejia Parálisis Cerebral – Afecta a las cuatro extremidades, pero un lado es más afectada en comparación con la otra
  • Tetraplejía o parálisis cerebral tetrapléjica – Afecta a las cuatro extremidades pero una se ve menos afectada en comparación con las otras tres.
  • Pentaplejía o parálisis cerebral pentapléjica- Las cuatro extremidades junto con la cabeza y el cuello

La clasificación y el tipo de parálisis cerebral también se pueden realizar en función de la gravedad:

  • Forma leve de parálisis cerebral- El niño puede moverse sin ninguna asistencia y puede realizar todas las actividades de la vida diaria
  • Moderada forma de parálisis cerebral – El niño necesita aparatos ortopédicos, embragues y otras tecnologías adaptativas para llevar a cabo actividades de la vida diaria
  • Forma grave de parálisis cerebral lsy – El niño está restringido en una silla de ruedas y necesita ayuda en actividades diarias para llevar a cabo
  • No CP – El niño puede mostrar síntomas de parálisis cerebral después de una lesión cerebral traumática o una encefalopatía eso sucedió después de que el proceso de desarrollo del cerebro se haya completado.

Los principales tipos de parálisis cerebral y sus frecuencias según Williams (1930) son:

  • Cuadriplejia espástica- Se ha encontrado que tiene un fuerte asociación con retraso mental y trastorno convulsivo. Alrededor del 20% de los casos de parálisis cerebral se incluyen en esta categoría.
  • Diplejia- Esto es común en bebés prematuros o en bebés con bajo peso al nacer. Alrededor del 30% de las personas que padecen parálisis cerebral pertenecen a esta categoría.
  • Hemiplejia- Otro 30% de la parálisis cerebral pertenece a esta categoría
  • Tipos de coraohetosis- 15% de los casos con parálisis cerebral son de este tipo.
  • Variedades mixtas.

El tipo de parálisis cerebral debe tenerse en cuenta cuando se califica el plan de tratamiento para los pacientes.

Causas de la parálisis cerebral

Los investigadores han estado tratando de descubrir los factores causantes de la parálisis cerebral en las últimas décadas. A continuación se incluye una lista de varios factores que se ha encontrado que tienen una correlación directa con la parálisis cerebral.

  • Anomalías genéticas- como retraso mental materno, microcefalia fetal, malformaciones congénitas fetales, trombofilias hereditarias, etc.
  • Nacimiento peso menor a 2000grams
  • Edad gestacional al nacer menor de 32 semanas
  • Infección
  • Complicaciones obstétricas como asfixia perinatal o privación de oxígeno
  • Bajo peso de la placenta
  • Desprendimiento placentario o lesiones placentarias
  • Posición fetal anormal
  • Diabetes tipo 1
  • Preeclampsia en la madre
  • Edad materna mayor de 40 años
  • Hipoxemia fetal crónica
  • Accidente cerebrovascular de la persona después de un mes de edad
  • Rh o Incompatibilidad del tipo de sangre ABO de la madre y el bebé
  • Ictericia neonatal severa.

Tratamientos disponibles para la parálisis cerebral

Hasta la fecha, no se ha encontrado una cura para la parálisis cerebral. Por esta razón, es necesario un tratamiento sintomático.

Lo más importante a tener en cuenta en el tratamiento de la parálisis cerebral es que antes de la detección, mejores son los resultados. Para cuando el niño alcanza los 1 o 2 años de edad, los patrones de movimiento (especialmente la atetosis y la espasticidad) están firmemente establecidos y son resistentes al cambio. Los primeros esfuerzos para dar forma a los patrones motores producen un mayor beneficio.

Algunas de las opciones de tratamiento disponibles para la parálisis cerebral son las siguientes:

  • La cirugía de la columna vertebral se realiza desde hace mucho tiempo para corregir la espasticidad en personas con parálisis cerebral. Quirúrgicamente, la cadera gravemente inestable puede corregirse. Se ha encontrado que operar en la rodilla mejora la marcha y la rigidez de la rodilla. En la actualidad, muchas organizaciones realizan múltiples cirugías al mismo tiempo para evitar cirugías repetidas, hospitalizaciones y reposos en la cama que pueden retrasar el progreso del niño. Las cirugías múltiples que se realizan son cirugías de cadera para subluxación o dislocación (médicamente conocida como Osteotomía de Derivación Varus) o la alineación quirúrgica de las Rodillas (médicamente conocida como Osteotomía de Derotación Tibial) y del tobillo (conocida como Osteotomía Calcánea) junto con cirugías para la liberación muscular en los brazos y las piernas para reducir la espasticidad.
  • La toxina botulínica tipo A El bloqueo neuromuscular se ha mostrado eficaz para reducir la espasticidad extrema y mejora la marcha.
  • Terapia de regulación orofacial para la parálisis cerebral por Castillo-Morales – Se estudia el efecto de la postura y el movimiento en la cabeza, el cuello y las posiciones de la mandíbula. También se estudian los efectos en las actividades del sistema muscular imitador, oral y faríngeo. El motivo es reducir el babeo, mejorar la comunicación y otras actividades orofaciales como comer, beber, tragar.
  • El tapón de enfriamiento se puede utilizar para minimizar el daño cerebral del bebé recién nacido debido a la privación de oxígeno prenatal
  • Fisioterapia de un la edad temprana puede ayudar a formar mejores funciones motoras en niños con parálisis cerebral. Se puede ayudar al niño con terapia a alcanzar varios hitos del desarrollo motor.
  • Se ha descubierto que la terapia ocupacional en una clínica o instalación domiciliaria ayuda a los niños con parálisis cerebral a funcionar mejor
  • Terapia del habla y el lenguaje por un hablante y lenguaje experimentado El practicante puede ayudar a mejorar las habilidades de comunicación verbal y no verbal de pacientes con parálisis cerebral.
  • La psicoterapia tiene como objetivo controlar el comportamiento agresivo y actuar y entrenar al individuo con parálisis cerebral en formas de conducta más adaptativas. La modificación del comportamiento puede reducir el estrés sobre los cuidadores. El asesoramiento y la capacitación para los cuidadores ayudan a mejorar las habilidades de afrontamiento y alivia la carga del cuidador.
  • Terapia del desarrollo – Aunque todavía no ha recibido mucho reconocimiento, un terapeuta capacitado en el desarrollo puede ayudar a brindar la terapia apropiada para su edad al niño con parálisis cerebral para un mejor crecimiento y desarrollo según el hito del desarrollo.
  • La educación especial puede ayudar a los niños con parálisis cerebral con sus necesidades educativas.
  • La formación profesional puede enseñar habilidades individuales que pueden conducir a un empleo remunerado más adelante. vida.

Prevención de la parálisis cerebral

Dado que muchos factores han sido identificados como responsables de la parálisis cerebral, se han tomado algunas medidas preventivas. Algunos de ellos se analizan a continuación.

  • La atención inmediata del neonatólogo o pediatra altamente experimentado y eficiente podría prevenir la parálisis cerebral.
  • La terapia con corticosteroides en recién nacidos prematuros podría reducir la incidencia de hemorragia intraventricular.
  • Agresivo o el tratamiento profiláctico de la infección podría proteger contra la lesión neurológica.
  • El metanálisis de varios estudios reveló que la terapia materna con sulfato de magnesio reduce la incidencia de niveles moderados o severos de parálisis cerebral.

Como la parálisis cerebral ocurre debido a daño en el cerebro células y es de naturaleza irreversible, no existe una cura definitiva para reparar el daño. Sin embargo, con la prontitud de atención que recibe el niño con parálisis cerebral, el diagnóstico temprano y el tratamiento adecuado y regular pueden ayudar al niño a crecer mejor. Además, cuando se realiza una combinación de los tratamientos antes mencionados para la parálisis cerebral, se puede observar una gran mejoría en ellos.

También lea:

Especialista en dolor at | 307-996-2960 | [email protected]

Soy un Neuroanestesiólogo y Especialista en el Tratamiento del Dolor. Me otorgaron el Premio Nacional de Medicina 2018. Soy CEO y fundador de la Unidad Internacional del Dolor de Madrid y editor de Journal Pain Management and Therapy. También es asesor y crítico del AIUM (Instituto Estadounidense de Ultrasonidos en Medicina) y miembro del Comité Organizador de las World Pain Conferences.

Tengo más de diez años de experiencia con terapias regenerativas que incluyen células madre mesenquimales, plasma rico en plaquetas, factores de crecimiento, transferencias de grasa y ácido hialurónico. Inicié Dolor-drdelgadocidranes.com para difundir el conocimiento y la conciencia.

Leave a Comment