¿Puede sufrir de fiebre tifoidea más de una vez?

La tifoidea es una infección bacteriana que se propaga a través de alimentos y agua contaminados. Sin embargo, muchas personas a menudo se preguntan si puede sufrir de fiebre tifoidea más de una vez. Veamos esto en detalle.

Table of Contents

¿Puede sufrir de fiebre tifoidea más de una vez?

La tifoidea es una enfermedad causada por la bacteria Salmonella typhi. Es una infección altamente contagiosa y una persona infectada puede eliminar las bacterias de su cuerpo a través de las heces y la orina. Si alguna persona que come o bebe agua contaminada con el virus, puede infectarse con la bacteria y desarrollar fiebre tifoidea.

Los síntomas presentados por una persona que sufre de fiebre tifoidea son:

A medida que avanza la afección, el paciente puede perder el apetito, tener dolor abdominal y diarrea. La tifoidea no tratada puede seguir empeorando en las siguientes semanas y el riesgo de desarrollar complicaciones fatales aumentaría. Sí, puedes sufrir de fiebre tifoidea más de una vez. Puede ocurrir en forma de recaída, que generalmente se observa en las siguientes semanas después de la infección inicial. Sin embargo, algunas personas pueden sufrir de una infección por tifoidea meses o años más tarde que la anterior. Si bien es posible que sufras de fiebre tifoidea más de una vez, hay varios factores que contribuyen a ella. En algunos casos, los cambios en las cepas de las bacterias también juegan un papel importante. 1

Estos son algunos de los factores que contribuyen a aumentar el riesgo de sufrir fiebre tifoidea más de una vez:

Tratamiento ineficaz: el tratamiento incompleto es una de las razones principales de la recaída de la fiebre tifoidea. Por lo tanto, cuando piense sobre si puede sufrir de fiebre tifoidea más de una vez, debe considerar esto. Algunas personas pierden el tratamiento si comienzan a sentirse mejor. Esto conduce a la resistencia a los antibióticos, que en el futuro requeriría antibióticos más fuertes para tratar la recaída de la fiebre tifoidea. Por lo tanto, es muy importante completar el tratamiento con antibióticos, incluso si se siente mejor pocos días después de tomar estos medicamentos.

Vacunas ineficaces: las vacunas contra la tifoidea se usan para prevenir las infecciones tifoideas. Son muy recomendables para las personas que viajan con mayor frecuencia a los lugares donde la fiebre tifoidea es común. Las vacunas no son cien por ciento efectivas y, si no se toman las medidas preventivas, una persona puede infectarse con la bacteria y desarrollar tifoidea. Además, la vacuna contra la fiebre tifoidea se vuelve inefectiva después de varios años, lo que aumenta su riesgo de padecer fiebre más de una vez. Las personas que están en riesgo deben recibir las dosis de refuerzo para las vacunas inactivadas cada año.

Portador de tifoidea

Después de recuperarse de la enfermedad tifoidea, algunas personas continúan portando las bacterias en el torrente sanguíneo y los órganos del cuerpo. Estos son los portadores de la fiebre tifoidea y continúan eliminando las bacterias en sus heces y orina. Es probable que estas personas sufran fiebre tifoidea más de una vez y que también puedan contagiarse.

La recaída de tifoidea o las infecciones tifoideas recurrentes son muy angustiosas y ciertas medidas preventivas pueden ayudar a evitarlo:

  1. Mantenga las manos limpias antes de manipular alimentos y después de usar el inodoro. Use desinfectantes para lugares donde el agua no está disponible. Pero asegúrate de que las manos estén limpias.
  2. Evite beber agua contaminada, ya que es un motivo importante de recaída y propagación de la fiebre tifoidea, especialmente en los lugares donde la fiebre tifoidea es endémica.
  3. Evite comer alimentos crudos y verduras o lávelos adecuadamente con agua limpia antes de consumirlos.
  4. O bien, limpie a fondo o evite por completo las frutas y verduras que no se pueden pelar.
  5. Evite los alimentos almacenados por mucho tiempo o mantenerlos abiertos. Podría estar contaminado. Comer comida fresca, caliente, casera para prevenir la recurrencia.
  6. Completa todo el curso de antibióticos aconsejado por el médico. Esto incluso ayudaría a evitar que la infección se propague a otras personas.

Además, evite preparar alimentos o manipularlos hasta que el médico le indique que ya no es contagioso.

También lea:

Especialista en dolor at | 307-996-2960 | [email protected]

Soy un Neuroanestesiólogo y Especialista en el Tratamiento del Dolor. Me otorgaron el Premio Nacional de Medicina 2018. Soy CEO y fundador de la Unidad Internacional del Dolor de Madrid y editor de Journal Pain Management and Therapy. También es asesor y crítico del AIUM (Instituto Estadounidense de Ultrasonidos en Medicina) y miembro del Comité Organizador de las World Pain Conferences.

Tengo más de diez años de experiencia con terapias regenerativas que incluyen células madre mesenquimales, plasma rico en plaquetas, factores de crecimiento, transferencias de grasa y ácido hialurónico. Inicié Dolor-drdelgadocidranes.com para difundir el conocimiento y la conciencia.

Leave a Comment