¿Qué causa el movimiento involuntario de la cabeza y cómo se trata?

Un movimiento involuntario de la cabeza se produce cuando la cabeza de una persona se mueve de forma incontrolable y involuntaria. Estos tipos de movimientos involuntarios de la cabeza pueden ser desde tics rápidos y agitados hasta temblores más largos. Existen diferentes tipos de movimientos involuntarios de la cabeza y las causas de dichos movimientos. A veces, este movimiento involuntario de la cabeza también se llama temblor esencial (ET) o Movimiento involuntario anormal (AIM). Además de la cabeza, las manos, los brazos, la laringe, la lengua y el mentón también pueden verse afectados por el mismo problema. En la mayoría de los casos, el movimiento involuntario de la cabeza no es un problema que amenace la vida. La mayoría de los pacientes pueden pasar su vida normalmente con algunas modificaciones leves en el estilo de vida. Los pacientes con problemas para comer, escribir o hablar, aprenden rápidamente a lidiar con este problema ajustando adecuadamente sus actividades.

Síntomas del movimiento involuntario de la cabeza

El mayor los síntomas visibles del movimiento involuntario de la cabeza son los siguientes:

  • Sacudida incontrolable e involuntaria de la cabeza que puede persistir durante un breve período o puede ser continua
  • La sacudida de la voz también puede ser un síntoma acompañado de movimiento involuntario de la cabeza
  • Asentimiento continuo de la cabeza
  • Temblores que aumentan durante las actividades físicas, o disminuyen después de tomar un descanso.
  • Los temblores aumentan notablemente en situaciones estresantes.

¿Cuáles son las causas del movimiento involuntario de la cabeza?

La causa raíz del movimiento involuntario de la cabeza aún es desconocida para los investigadores, pero se supone que algunas actividades neurológicas anormales en el cerebro causan este problema. Lem, y principalmente la región del tálamo del cerebro es responsable del temblor esencial. El tálamo es una parte del cerebro que coordina y controla las actividades musculares del cuerpo. Esta es la razón por la cual los investigadores han asumido principalmente que es la fuente del movimiento involuntario de la cabeza.

Los expertos también notaron que la genética tiene una estrecha relación con el movimiento involuntario de la cabeza. Un hijo de los padres con este problema tiene un alto riesgo de heredar el gen que causa el movimiento involuntario de la cabeza.

Además de las causas anteriores, algunas otras causas comunes del movimiento involuntario de la cabeza pueden ser las siguientes:

Los niños también pueden tener este problema se debe principalmente a hipoxia, parálisis cerebral e insuficiencia de oxígeno en el cerebro.

Grupo de edad en riesgo de movimiento involuntario de la cabeza

Normalmente las personas mayores de 40 años se ven afectadas con el movimiento involuntario de la cabeza y, a medida que la persona envejece, aumenta su riesgo de tener esta enfermedad.

Aunque los expertos han encontrado un vínculo genético de esta enfermedad, muchos las personas no se vieron afectadas incluso cuando uno o más de sus antepasados ​​fueron detectados con el problema.

Algunos factores aliados detrás del movimiento involuntario de la cabeza

A menudo se observa que las personas con otros trastornos físicos y neurológicos como la enfermedad de Parkinson, la enfermedad de Alzheimer también tienen este problema de movimiento involuntario de la cabeza. Además, los extremos de fatiga después de la competencia deportiva y el estrés emocional extremo muchas personas a menudo enfrentan problemas de movimiento involuntario de la cabeza. Además, el problema también puede surgir debido a los efectos secundarios de algunos medicamentos recetados, y en casos de anomalías metabólicas, etc.

Diagnóstico del movimiento involuntario de la cabeza

El diagnóstico se basa principalmente en los síntomas y el examen neurológico relevante. No existe un proceso específico de análisis de sangre u orina para el diagnóstico de esta afección. Sin embargo, las pruebas de tiroides, la función hepática, la función renal y los efectos secundarios de los medicamentos pueden ser realizadas por un médico dependiendo de la condición del paciente.

Entonces, el diagnóstico de movimiento involuntario de la cabeza incluye una o más de las siguientes pruebas –

  • Estudios de electrolitos
  • Prueba de función tiroidea
  • Hemograma completo
  • Prueba de calcio sérico y prueba de cobre sérico
  • Serología de sífilis
  • Prueba de orina para detectar la presencia de materiales tóxicos
  • Análisis de fluido espinal
  • Imagen de resonancia magnética o tomografía computarizada para detectar anomalías físicas en el cerebro
  • Electroencefalograma
  • Los neurólogos a menudo recomiendan diferentes pruebas psicofarmacológicas según la afección y la historia.

¿Cómo se trata el movimiento involuntario de la cabeza?

Este problema del movimiento involuntario de la cabeza ocurre básicamente debido a una coordinación inadecuada entre el cerebro y los músculos. Por lo tanto, los neurólogos a menudo aconsejan diferentes actividades fisiológicas, como caminar, nadar, juegos al aire libre, jardinería, etc. También piden a los pacientes que practiquen ejercicios bajo la supervisión de un experto. Este tipo de actividades mejora la función neurológica. En caso de movimiento involuntario leve de la cabeza, los problemas mejoran principalmente a través de actividades físicas. Sin embargo, estos no se pueden recomendar a todos los pacientes, como los ancianos con otros problemas físicos o neurológicos.

En tales situaciones, los neurólogos y otros expertos aconsejan principalmente medicamentos o cirugías:

  • Medicamentos para la cabeza involuntaria Movimiento: Se recetan varios medicamentos orales dependiendo de la condición y el problema relacionado. A menudo se usan medicamentos como Mysolin, Neurontin y tranquilizantes para esta enfermedad.
  • Cirugía para movimiento involuntario de la cabeza: Se recomienda a los pacientes con movimiento involuntario grave de la cabeza para la simulación cerebral profunda (DBS), que ayuda a mejorar control muscular y actividades cerebrales mejoradas.

Muchas investigaciones continúan inventando formas más auténticas de tratar el movimiento involuntario de la cabeza; sin embargo, no hay una cura específica disponible para esta enfermedad hasta la fecha. Los procedimientos de tratamiento mencionados anteriormente solo pueden evitar que el problema del movimiento involuntario de la cabeza siga avanzando.

Conclusión

El movimiento involuntario de la cabeza no es una afección potencialmente mortal; sin embargo, causa una gran incomodidad en la persona que lo experimenta. No hay un proceso de diagnóstico específico o procedimiento de tratamiento disponible para el movimiento involuntario de la cabeza. Los procedimientos de tratamiento actuales solo pueden mejorar los síntomas o dificultar el avance de este molesto problema de salud. Algunas actividades físicas, que incluyen juegos al aire libre y ejercicios, pueden controlar el problema en gran medida, especialmente en el caso de un leve movimiento involuntario de la cabeza. Siempre es posible mantenerse físicamente activo tanto como sea posible, y seguir los consejos de los médicos para llevar un estilo de vida normal y controlar la enfermedad.

También lea:

Especialista en dolor at | 307-996-2960 | [email protected]

Soy un Neuroanestesiólogo y Especialista en el Tratamiento del Dolor. Me otorgaron el Premio Nacional de Medicina 2018. Soy CEO y fundador de la Unidad Internacional del Dolor de Madrid y editor de Journal Pain Management and Therapy. También es asesor y crítico del AIUM (Instituto Estadounidense de Ultrasonidos en Medicina) y miembro del Comité Organizador de las World Pain Conferences.

Tengo más de diez años de experiencia con terapias regenerativas que incluyen células madre mesenquimales, plasma rico en plaquetas, factores de crecimiento, transferencias de grasa y ácido hialurónico. Inicié Dolor-drdelgadocidranes.com para difundir el conocimiento y la conciencia.

Leave a Comment