¿Qué enfermedad causa Naegleria fowleri?

Naegleria fowleri es una ameba de agua dulce flagelada de vida libre que generalmente se encuentra en ríos, lagos, manantiales y spas geotérmicos, canales, descargas de agua caliente de centrales eléctricas y piscinas y suministros de agua domésticos con un tratamiento adecuado. La densidad de la ameba aumenta durante los calurosos meses de verano. La ameba se alimenta de bacterias y residuos orgánicos. Puede existir en tres formas, a saber, forma de quiste (estable en el medio ambiente), forma de trofozoíto (forma de ameboide móvil) y forma de flagelado. (1)

Naegleria fowleri también se conoce como ameba que come cerebros, ya que esta ameba tiene una tendencia a entrar en el cerebro a través de las fosas nasales. Principalmente, la ameba ingresa a las fosas nasales a través de agua contaminada cuando esta agua se inhala profundamente al nadar, saltar o bucear en agua que contiene ameba. N. fowleri invade el cerebro a través de los nervios olfativos y la placa cribriforme y causa un daño extenso del tejido cerebral en unos pocos días, lo que lleva a una inflamación severa y hemorragia. Esta afección del SNC debida a la infección por Naegleria fowleri se denomina como meningoencefalitis amebiana primaria. (1)

Naegleria fowleri se acuña después de un patólogo australiano, Malcolm Fowler, que fue el primero en aislarlo de un paciente con meningoencefalitis amebiana primaria. Bull fue la que denominó a la enfermedad por Naegleria fowleri “meningoencefalitis amebiana primaria”, por lo que podría diferenciarse de la meningoencefalitis secundaria, que es causada por Entamoeba histolytica, una ameba intestinal. Aunque, 30 especies diferentes de Naegleria han sido reconocidas y otras especies de Naegleria (Naegleria italica, Naegleria australiensis, Naegleria philippinensis) causan meningoencefalitis amebiana primaria en modelos murinos, hasta el momento solo se ha aislado Naegleria fowleri de casos humanos. (2)

La infección por Naegleria fowleri es una enfermedad rara con un total de 440 y 143 casos reportados en todo el mundo y en Estados Unidos para 2008 y 2016, respectivamente. El riesgo de infección por Naegleria fowleri se estima en 1 de cada 2,6 millones de exposiciones. Aunque la meningoencefalitis amebiana primaria es una enfermedad rara, se asocia con una alta mortalidad que supera el 95%. Se han reportado muy pocos sobrevivientes en EE. UU. (4 de 143 hasta 2016) y en todo el mundo (8 en total hasta 2005). Los supervivientes raros se debieron a una identificación y diagnóstico tempranos que facilitaron una intervención agresiva rápida. La mayoría de los sobrevivientes se encuentran con discapacidad física o mental. (2)

Los síntomas de la meningoencefalitis amebiana primaria

Si bien, la mayoría de los casos de meningoencefalitis amebiana primaria tienen antecedentes de natación , existen pocos casos en los que la enfermedad se produjo debido a la exposición al agua del grifo en forma de ablución y uso de macetas neti. Se debe sospechar la infección en niños y adultos jóvenes con antecedentes de natación en lagos, estanques y piscinas. Los síntomas generalmente aparecen de 2 a 6 días después de la exposición al agua contaminada, especialmente durante los meses de verano. (2)

Los signos y síntomas de la meningoencefalitis amebiana primaria son similares a los de la meningitis bacteriana e incluyen fiebre, náuseas o vómitos , cambio en el sentido del olfato y el gusto, dolor de cabeza repentino (en la región frontal y bitemporal), rigidez del cuello, sensibilidad a la luz, alterado Estado mental, alucinaciones, convulsiones, parálisis de los nervios craneales, coma y muerte. También se observan signos positivos de Kernig y Brudzinski. La meningoencefalitis amebiana primaria suele ser mortal. La muerte usualmente ocurre debido a un paro cardiorrespiratorio y edema pulmonar . La progresión de la enfermedad es rápida y la muerte por lo general ocurre dentro de 1-2 semanas después de la sintomatología. En pacientes recuperados, se puede observar persistencia de convulsiones. (2)

Desde entonces, la enfermedad es aguda, fulminante y fatal; La supervivencia de un paciente con meningoencefalitis amebiana primaria depende en gran medida del diagnóstico precoz y el tratamiento agresivo. El tratamiento se realiza generalmente con medicamentos antimicóticos, como la anfotericina B, miconazol, fluconazol y rifampicina antimicrobiana, además de la derivación ventriculoperitoneal en casos de hidrocefalia obstructiva. La anfoterina B es el fármaco de elección, ya que se sabe que Naegleria es altamente sensible a este fármaco antifúngico. Se han estudiado varios fármacos nuevos, como la clorpromazina, la miltefosina y la corifungina, que han demostrado ser eficaces contra las especies de Naegleria, tanto in vivo como in vitro. Para evitar esta infección fatal, es imperativo mantenerse alejado del agua contaminada y evitar la entrada de agua en las fosas nasales. (2)

También lea:

Especialista en dolor at | 307-996-2960 | [email protected]

Soy un Neuroanestesiólogo y Especialista en el Tratamiento del Dolor. Me otorgaron el Premio Nacional de Medicina 2018. Soy CEO y fundador de la Unidad Internacional del Dolor de Madrid y editor de Journal Pain Management and Therapy. También es asesor y crítico del AIUM (Instituto Estadounidense de Ultrasonidos en Medicina) y miembro del Comité Organizador de las World Pain Conferences.

Tengo más de diez años de experiencia con terapias regenerativas que incluyen células madre mesenquimales, plasma rico en plaquetas, factores de crecimiento, transferencias de grasa y ácido hialurónico. Inicié Dolor-drdelgadocidranes.com para difundir el conocimiento y la conciencia.

Leave a Comment