Qué es el linfoma espinal, saber su tratamiento, esperanza de vida, causas, síntomas

Cáncer en la médula espinalTambién se le llama linfoma espinal o tumor espinal. El linfoma es un tipo de cáncer del sistema linfático. Los ganglios linfáticos están presentes en el sistema linfático. El líquido linfático tiene glóbulos blancos que combaten las infecciones (WBC) y la función del ganglio linfático es actuar como filtros y también capturar y destruir todas las bacterias y virus para evitar que la infección se propague. El linfoma espinal comienza principalmente en la médula espinal. También puede propagarse a través del líquido cefalorraquídeo (LCR) y también a través de la sangre. Debido al linfoma de la columna vertebral, se ven afectadas las vértebras de la columna vertebral, las raíces nerviosas, los vasos sanguíneos, las meninges y las células de la médula espinal, lo que también puede provocar su daño permanente. El linfoma espinal es una afección muy rara y representa principalmente una enfermedad metastásica. Puede suceder muy raramente como una malignidad primaria.

Causa de linfoma espinal

El linfoma espinal es un tipo de cáncer en las células de la médula espinal que se causa principalmente debido al crecimiento descontrolado de la célula. En general, lo que sucede es que una célula crece hasta cierto punto y, después de una vida útil promedio, la célula muere, pero en el linfoma espinal, la célula crece y, en lugar de morir, se propaga en las células de la médula espinal.

Aunque aún no se conoce la causa exacta del linfoma espinal, es cierto que la predisposición genética es una de las razones principales. Sin embargo, si hay presencia de mieloma, leucemia y linfoma en el cuerpo, existe una gran posibilidad de desarrollar linfoma espinal. Nuevamente, si hay tumores en la médula espinal o si la persona sufre de cáncer de mama o de hueso, existe una gran posibilidad de que también desarrolle linfoma espinal. El linfoma espinal también puede ser causa de un síndrome de inmunodeficiencia adquirida ( SIDA ).

Los síntomas del linfoma espinal

En la etapa temprana, el linfoma espinal no causa ningún tipo específico de síntomas. Sin embargo, el paciente puede sufrir los siguientes problemas:

Tratamiento para el linfoma espinal

El tratamiento del linfoma espinal en realidad depende de su etapa. Sin embargo, algunos de los principales tratamientos para el linfoma espinal pueden incluir los siguientes:

  • Quimioterapia en la que se usan medicamentos para matar las células.
  • Radioterapia para el linfoma espinal en la que se utilizan rayos de alta energía para destruir las células.
  • Inmunoterapia en la que el sistema inmunológico del cuerpo se utiliza para atacar las células cancerosas.
  • Terapia dirigida con la ayuda de la cual la célula de linfoma no podrá crecer más o propagarse.

En caso de que estos tratamientos no funcionen, es necesario realizar un trasplante de células madre para tratar el linfoma espinal. Mientras se va al trasplante de células madre, es necesario administrar una alta dosis de quimioterapia que no solo mate las células cancerosas, sino que también destruya las células madre en la médula ósea. Una vez que se realiza la quimioterapia, es necesario realizar un trasplante de células madre que reemplazará las células madre destruidas con las nuevas.

Esperanza de vida de linfoma espinal

Se ha encontrado que el paciente con linfoma espinal tendrá un tiempo de supervivencia promedio que puede extenderse hasta varios meses. Sin embargo, si el linfoma espinal se trata adecuadamente en el momento adecuado, la vida del paciente puede prolongarse hasta cinco años. En cuanto a la tasa de supervivencia para el linfoma espinal, se encuentra que, en varios casos, puede ser tan bajo como 8% y en el caso preliminar, la tasa de supervivencia del linfoma espinal puede ser tan alta como 84%, que de hecho depende Ubicación, severidad de la enfermedad y factores pronósticos del paciente también.

Conclusión

Si está experimentando los síntomas mencionados anteriormente o si tiene cáncer de mama, cáncer de huesos o SIDA, no debe ignorar los síntomas. Debe buscar un diagnóstico adecuado que incluya pruebas neurológicas, una prueba de imagen, un electroencefalograma (EEG) y una punción lumbar. Aunque estas pruebas son muy costosas, es muy necesario realizarlas para poder detectar el linfoma de la columna vertebral en forma temprana y tomar el tratamiento adecuado, lo que sin duda ayudará a aumentar la vida útil del paciente.

También lea:

Soy un Neuroanestesiólogo y Especialista en el Tratamiento del Dolor. Me otorgaron el Premio Nacional de Medicina 2018. Soy CEO y fundador de la Unidad Internacional del Dolor de Madrid y editor de Journal Pain Management and Therapy. También es asesor y crítico del AIUM (Instituto Estadounidense de Ultrasonidos en Medicina) y miembro del Comité Organizador de las World Pain Conferences.

Tengo más de diez años de experiencia con terapias regenerativas que incluyen células madre mesenquimales, plasma rico en plaquetas, factores de crecimiento, transferencias de grasa y ácido hialurónico. Inicié Dolor-drdelgadocidranes.com para difundir el conocimiento y la conciencia.

Leave a Comment