¿Qué es la infección del tracto urinario inferior y cómo se trata? Causas, síntomas, complicaciones de la infección del tracto urinario inferior

Una infección del tracto urinario inferior es común entre las mujeres de todas las edades, específicamente entre los rangos de edad de 40-60 años. En muchas mujeres, estos síntomas vienen y desaparecen. Sin embargo, en algunas mujeres, estos síntomas son continuos e interfieren en su vida normal. Los síntomas son orinar con frecuencia, molestias al orinar o mojarse. Los médicos pueden recomendar pruebas para investigar las causas subyacentes y también puede ser derivado a cualquier especialista.

Los síntomas de la infección del tracto urinario inferior

El tracto urinario inferior incluye la uretra y la vejiga. Normalmente, la mayoría de los síntomas de infección del tracto urinario inferior en las mujeres se producen debido a las infecciones de orina en la vejiga. Los síntomas se pueden agrupar en tres categorías:

  • Problemas relacionados con el almacenamiento de orina en la vejiga.
  • Problemas en la orina.
  • Problemas después del paso de la orina.

A veces, los síntomas caen en más de uno de los grupos y, a veces, las mujeres tienen síntomas de un solo grupo. Algunos de los síntomas experimentados por los pacientes son:

  • Ardor o ardor al orinar
  • Dolor abdominal bajo constante
  • Pasar frecuentemente la orina.
  • Una necesidad urgente de vaciar la vejiga.
  • Incontinencia de vejiga
  • Orinar varias veces por la noche
  • Sentir la necesidad de vaciar la vejiga incluso después de orinar
  • Dificultad para orinar
  • Flujo lento de orina.

Causas de la infección del tracto urinario inferior

Las infecciones del tracto urinario inferior se producen cuando las bacterias ingresan al tracto urinario a través de la uretra y se multiplican dentro de la vejiga. Aunque este sistema está diseñado para mantener alejados a los invasores microscópicos, las defensas a veces fallan. Cuando sucede, las bacterias causan infecciones en el tracto. Comúnmente, estas infecciones ocurren en las mujeres y afectan la uretra y la vejiga. Las otras causas de infecciones del tracto urinario inferior incluyen:

  • Cistitis o infección de la vejiga: es causada en particular por E. coli o Escherichia coli, un tipo de bacteria que se encuentra comúnmente en el tracto gastrointestinal o gastrointestinal. Podría haber otras bacterias que también sean responsables de causar una infección del tracto urinario inferior. La relación sexual también puede causarla, pero incluso las mujeres que no son sexualmente activas también pueden obtenerla. Todas las mujeres tienen riesgo de cistitis debido a su anatomía: corta distancia de la uretra y el ano y la abertura uretral a la vejiga urinaria.
  • Uretritis o infección de la uretra: esta infección ocurre cuando las bacterias del tracto gastrointestinal se propagan a la uretra desde el ano. Como la uretra femenina se encuentra cerca de la vagina, las enfermedades de transmisión sexual como la gonorrea, el herpes, el micoplasma y la clamidia pueden causar uretritis.

Complicaciones de la infección del tracto urinario inferior

Cuando la infección se trata de manera adecuada y rápida, las infecciones del tracto urinario inferior rara vez conducen a complicaciones. Sin embargo, cuando no se trata, esta infección puede tener complicaciones graves. Las complicaciones pueden incluir lo siguiente:

  • Infecciones recurrentes, particularmente en mujeres que sufren de dos o más infecciones del tracto urinario inferior en un período de seis meses al año.
  • Daño permanente del riñón por la infección crónica del riñón debido a la infección no tratada.
  • Mayor riesgo en mujeres embarazadas para dar a luz bebés o bebés prematuros.
  • Estrechamiento uretral en los hombres.
  • Sepsis, una complicación potencialmente mortal, específicamente cuando la infección se desplaza hacia el tracto urinario o los riñones.

Diagnóstico de la infección del tracto urinario inferior

Cuando los síntomas indiquen una infección del tracto urinario inferior, consulte al médico lo antes posible. El médico puede diagnosticarlo completamente en función de los síntomas o puede confirmar la infección haciendo una simple prueba de orina con una tira reactiva. La muestra de orina se enviará a los laboratorios para analizar e identificar la causa real de la infección y para determinar el tratamiento antibiótico que sea perfectamente adecuado.

Le pueden recomendar una ecografía en el tracto urinario y la vejiga. Es posible que tenga que visitar a un urólogo para las pruebas del sistema urinario. Las pruebas urodinámicas estudian el funcionamiento de una vejiga y pueden ver cómo funcionan el suelo pélvico y el sistema urinario.

Tratamiento de la infección del tracto urinario inferior

Los antibióticos son generalmente la primera línea de tratamiento para infecciones en el tracto urinario. Los medicamentos se recetan según la condición de salud del paciente y el tipo de bacteria que se encuentra en la orina.

Los medicamentos comúnmente recomendados para la infección del tracto urinario inferior incluyen los siguientes:

  • Fosfomicina (Monurol)
  • Cefalexina (Keflex)
  • Nitrofurantoína (Macrobid, Macrodantin)
  • Trimetoprim / sulfametoxazol (Septra, Bactrim, otros)
  • Ceftriaxona.

Cuando la infección no es tan complicada y ocurre en personas sanas, los médicos generalmente recomiendan un tratamiento a corto plazo, como tomar antibióticos durante 1-3 días. Si el tratamiento de corta duración puede tratar la infección depende de la historia clínica y los síntomas. Los médicos pueden prescribir analgésicos, que adormecen la uretra y la vejiga para aliviar la quemadura durante la micción.

Cuando sufres de infecciones frecuentes, el médico recomienda el siguiente plan de tratamiento:

  • Antibióticos en dosis bajas durante un período de 6 meses o incluso más.
  • Terapia vaginal con estrógenos para la posmenopausia
  • Una dosis única de antibióticos después de las relaciones sexuales en caso de que las infecciones tengan una relación con la actividad sexual.
  • Para infecciones graves, los pacientes pueden requerir tratamiento en un hospital con antibióticos intravenosos.

Prevención de la infección del tracto urinario inferior

Para reducir las posibilidades de tener infecciones recurrentes del tracto urinario o para prevenirlas, se pueden seguir estos pasos:

  • Beber líquidos adecuados: beber suficiente agua puede ayudarlo a diluir la orina y asegurarse de orinar con mucha frecuencia. Esto permite que las bacterias se enjuaguen del tracto urinario antes de que ocurra cualquier infección.
  • Beba jugo de arándano para reducir la infección del tracto urinario inferior: el jugo de arándano es bueno para prevenir la infección del tracto urinario. Los productos de arándano, ya sea en la tableta o en la forma de jugo, tienen las características de lucha contra la infección. Para la mayoría de las personas, beber jugo de arándano no causa ningún daño; sin embargo, algunas personas pueden reportar diarrea o malestar estomacal.
  • Evite las bebidas con cafeína: evite el alcohol, el café y los refrescos hasta que elimine la infección. Esto irrita la vejiga y agrava la necesidad de orinar con frecuencia.
  • Limpie de adelante hacia atrás : limpiar de adelante hacia atrás después de orinar y después de cualquier movimiento intestinal ayuda a prevenir que las bacterias en una región anal se propaguen a la uretra y la vagina. Esto ayuda a prevenir muchas infecciones.
  • Vaciar la vejiga justo después del coito.
  • Evite el uso de productos femeninos: el uso de productos femeninos o aerosoles desodorantes como los polvos y las duchas en el área de los genitales puede irritar la uretra y causar lentamente una infección del tracto urinario inferior.
  • Cambie el método de control de la natalidad: el espermicida, los condones no lubricados o los diafragmas pueden llevar al crecimiento de bacterias. En lugar de usarlos, hable con su médico para conocer otros métodos de control de la natalidad que no agravarían la infección del tracto urinario inferior.

Conclusión

Cuando tienes una infección del tracto urinario inferior, los tratamientos con antibióticos generalmente curan la infección. Si no se trata, la infección también puede propagarse al tracto urinario superior y pueden ocurrir complicaciones más graves. Por lo tanto, un tratamiento adecuado puede curarlo completamente.

También lea:

Especialista en dolor at | 307-996-2960 | [email protected]

Soy un Neuroanestesiólogo y Especialista en el Tratamiento del Dolor. Me otorgaron el Premio Nacional de Medicina 2018. Soy CEO y fundador de la Unidad Internacional del Dolor de Madrid y editor de Journal Pain Management and Therapy. También es asesor y crítico del AIUM (Instituto Estadounidense de Ultrasonidos en Medicina) y miembro del Comité Organizador de las World Pain Conferences.

Tengo más de diez años de experiencia con terapias regenerativas que incluyen células madre mesenquimales, plasma rico en plaquetas, factores de crecimiento, transferencias de grasa y ácido hialurónico. Inicié Dolor-drdelgadocidranes.com para difundir el conocimiento y la conciencia.

Leave a Comment