¿Qué tan efectivas son las terapias alternativas en la fibromialgia?

El término “ fibromialgia ” se deriva del término latino New fibro-, que significa “tejidos fibrosos”, el término griego “myo” – “músculo”, y el término griego “algos” – “dolor”. Por lo tanto, el término fibromialgia literalmente significa “dolor muscular y del tejido conectivo”. Es un trastorno en el que la persona sufre de dolor musculoesquelético generalizado junto con fatiga, trastornos del sueño, memoria y problemas del estado de ánimo. El dolor generalizado se define como dolor en el lado izquierdo y derecho, dolor en el segmento superior e inferior del cuerpo y dolor axial.

Dado que los síntomas de la fibromialgia no solo se limitan a dolor, se usa un término alternativo (Síndrome de Fibromialgia).

Aunque no existe una cura o tratamiento definitivo para la fibromialgia, y el plan de tratamiento que se toma típicamente depende del manejo de los síntomas. Los avances en la comprensión de los factores responsables del desarrollo del síndrome de fibromialgia han llevado a mejoras en los tratamientos disponibles, que incluyen medicamentos convencionales, terapia física, ejercicio aeróbico, educación del paciente, terapia cognitivo-conductual, técnicas de relajación y otras formas de tratamiento complementario. y terapias de medicina alternativa para la Fibromialgia. Siga leyendo para conocer la efectividad de estas terapias alternativas en el tratamiento de la Fibromialgia.

Signos y Síntomas del Síndrome de Fibromialgia

Los síntomas más comunes de la fibromialgia son la presencia de dolor generalizado. Otros síntomas incluyen:

  • Fatiga debilitante
  • Distorsión del sueño
  • Rigidez de la articulación
  • Dificultad para deglutir
  • Problemas del intestino y la vejiga
  • Entumecimiento y hormigueo, y
  • Disfunción cognitiva.

Fibromialgia a menudo se asocia con diversas afecciones psiquiátricas como ansiedad, depresión y trastornos relacionados con el estrés, es decir, trastorno de estrés postraumático (Buskila y Cohen, 2007). Sin embargo, los signos y síntomas asociados no son experimentados por todos los pacientes con fibromialgia. Los investigadores sugieren que la fibromialgia aumenta las sensaciones de dolor al alterar la forma en que las señales de dolor se procesan en el cerebro.

Tipos de síndrome de fibromialgia

Se han notado muchas diferencias en el sistema nervioso autónomo y perfiles psicológicos entre los pacientes. Müller, Schneider y Stratz (2007) dividen a las personas con fibromialgia en cuatro grupos y también incluyen un “tipo mixto”:

  • “sensibilidad extrema al dolor pero sin afecciones psiquiátricas asociadas”
  • “fibromialgia y depresión comórbida y relacionada con el dolor” “
  • ” depresión con síndrome de fibromialgia concomitante “
  • ” fibromialgia debida a la somatización “

Causas del comienzo de la fibromialgia

Aún no se conoce la causa exacta de la Fibromialgia. El Dr. Frederick Wolfe (1990) afirmó que las causas de la fibromialgia “son controvertidas en cierto sentido” y “hay muchos factores que producen estos síntomas: algunos son psicológicos y otros son físicos y existen en un continuo”.

Muchos a veces los síntomas tienen su inicio después de una cirugía, trauma físico, infección crónica o un estrés psicológico significativo, o en ocasiones se acumulan lentamente con el tiempo y en ausencia de un único evento desencadenante.

La fibromialgia afecta aproximadamente al 2-8% de la población (Clauw, 2014) con una relación de mujer a hombre que se encuentra entre 7: 1 y 9: 1 (Bartels et.al, 2009) (Hawkins, 2013).

¿Cuán efectivas son las terapias alternativas en la fibromialgia?

Berman y Swyers (1999) encontraron que entre las muchas terapias de medicina complementaria y alternativa que son ampliamente utilizadas por pacientes con fibromialgia, los datos estadísticos de investigación respaldan el uso generalizado de tres tipos: (1) terapias mente-cuerpo, (2) acupuntura, y (3) terapias manuales para tratar la fibromialgia. Los datos más fuertes existen para el uso de técnicas de mente-cuerpo (por ejemplo, biofeedback, terapia cognitivo-conductual e hipnosis), principalmente cuando se usa como parte de un enfoque integrador al tratamiento. Los datos más débiles existen para las técnicas de manipulación (por ejemplo, quiropráctica y masaje). Los datos que respaldan el uso de la acupuntura para la fibromialgia son de naturaleza moderada. Además, para algunos pacientes con fibromialgia, la acupuntura puede aumentar los síntomas del dolor, creando nuevas complicaciones para el tratamiento y el tratamiento.

Mathilda Pioro-Boisset, John M. Esdaile y Mary-Ann Fitzcharles (2005) afirmaron que las intervenciones de medicina alternativa estaban siendo utilizados extensamente por pacientes de reumatología, especialmente por pacientes con Síndrome de Fibromialgia (FMS). En comparación con el grupo de control, los pacientes con síndrome de fibromialgia a menudo optaron por diversas terapias alternativas. Casi dos tercios de los pacientes que usaron terapias alternativas utilizaron técnicas de intervención múltiple.

A continuación se ofrece una breve descripción de varias prácticas de terapia alternativa para tratar la fibromialgia.

  • Terapia alternativa usando técnicas de retroalimentación biológica para la fibromialgia – EMG -BFD (biofeedback electromiografía) es el tratamiento de terapia alternativa más comúnmente utilizado de Fibromialgia o FMS. En electromiógrafo (EMG) los electrodos de superficie se utilizan para identificar los potenciales de acción de los músculos de los músculos esqueléticos subyacentes que estimulan la contracción muscular. Ferraccioli et. Alabama. (1987) encontraron un beneficio clínico de larga duración del 56% después de las sesiones de entrenamiento de EMG-BFD entre pacientes con fibromialgia. Una sesión regular de biorretroalimentación puede ayudar al paciente con fibromialgia a entender en qué situación se tensan sus músculos y cómo podrían manejarlo. Una vez que aprenden a hacer actividades sin estresar los músculos, pueden pasar muchos síntomas de dolor de la fibromialgia.
  • Terapia alternativa de tratamiento de las técnicas de relajación e hipnosis para la fibromialgia – Como se mencionó anteriormente, hay una gran nivel de comorbilidad de la ansiedad con fibromialgia. También hay teorías que proponen que los procesos psicológicos como la ansiedad y la depresión dan lugar a FMS. Se dice que la tensión muscular, la ansiedad y el dolor se reducen cuando una persona está relajada. Castel et.al. en 2006 descubrió que la hipnosis seguida de la sugerencia de relajación era tan efectiva como el entrenamiento de relajación. Sin embargo, la hipnosis seguida de la sugerencia de analgesia fue más efectiva que la hipnosis seguida de una sugerencia de relajación. Las técnicas de relajación como la respiración profunda, la meditación y la técnica de relajación muscular progresiva pueden ser de gran ayuda en el tratamiento de la fibromialgia.
  • Terapia alternativa con terapia cognitivo conductual (TCC) para la fibromialgia – Terapia cognitivo conductual o TCC se centra en cambiar el proceso de pensamiento de un individuo así como su patrón de comportamiento. El objetivo es modificar la evaluación emocional y las creencias fundamentales a través de estos procesos. White y Nielson (1995) encontraron que la Terapia Cognitiva del Comportamiento o TCC como terapia alternativa para la Fibromialgia fue efectiva a corto y largo plazo entre los pacientes con FMS.
  • Terapia Alternativa de Acupresión y Acupuntura para la Fibromialgia – Estos se utilizan regularmente en el tratamiento de FMS. Mayhew y Ernst en 2006 realizaron una revisión de ensayos de control aleatorizados donde la acupuntura se ha utilizado para tratar FMS. Sin embargo, ninguno de los ensayos clínicos rigurosos proporciona evidencia que respalde la idea de que la acupuntura sea un tratamiento alternativo eficaz para la fibromialgia.
  • Terapia quiropráctica – Es una terapia alternativa eficaz que implica manipulación espinal para aliviar el dolor. También se llama ajuste espinal. La fuerza y ​​la manipulación cuidadosa y controlada en la articulación varía de suave a fuerte a veces, y de rápida a lenta. A veces, otras articulaciones del cuerpo también se trabajan para ayudar a tratar la columna vertebral. El objetivo de una terapia quiropráctica es aumentar los movimientos de las articulaciones y la relajación de los músculos. Algunos terapeutas quiroprácticos prefieren el uso de calor, ultrasonido o estimulación eléctrica para relajar los músculos antes de realizar la manipulación espinal. El manejo quiropráctico mejoró los rangos de movimiento cervical y lumbar de los pacientes FMS, aumento de pierna recta y niveles de dolor informados (Blunt et al., 1997)
  • Prácticas espirituales – Wahner-Roedler y otros en 2005 encontraron que El 45% de los pacientes FMS estudiados recurrieron a prácticas de curación espiritual durante los últimos seis meses.
  • Ejercicio – Se han usado diversas formas de ejercicio (como aeróbicos, entrenamiento de flexibilidad, ejercicios de fortalecimiento) para tratar la fibromialgia síndrome. Martin et.al. (1996) revelaron que el ejercicio es útil en el manejo de FMS en el corto plazo. El estudio de Redondo y otros en 2004 mostró que la capacidad funcional permaneció significativamente mejor un año después entre los pacientes con fibromialgia sometidos a terapia con ejercicios.
  • Masaje con terapia – Brattberg en 2012 encontró sesiones continuas de 15 tratamientos con masajes de tejido conectivo proporciona una efectividad del 37% y ayuda a reducir el uso de analgésicos, reduce la depresión y sus síntomas, y mejora la calidad de vida de los pacientes con Fibromialgia. Sin embargo, después de tres meses, el efecto analgésico disminuyó en un 30% y al final de las 6 polillas, casi el 90% del dolor volvió a su estado original y básico.
  • Terapias de movimiento para la fibromialgia – Varias terapias de movimiento disponibles que incluyen yoga, terapia de movimiento de baile, ejercicios aeróbicos, Tai Chi, Qigong, etc. son efectivas para disminuir la intensidad del dolor. Un estilo de vida sedentario puede aumentar el dolor en pacientes con fibromialgia. Por lo tanto, las terapias de movimiento son extremadamente efectivas en este aspecto ya que aumenta la flexibilidad, reduce la rigidez en el cuerpo que puede causar dolor y ayuda en la relajación.

Como una relación de causa y efecto directa aún no se ha establecido para Síndrome de fibromialgia, uno solo puede recurrir a una técnica de prueba y error y descubrir qué forma de tratamiento alternativo se adapta mejor a uno. Se ha encontrado que la combinación de varias formas de terapia es más efectiva que los modos únicos de terapia alternativa. Muchos nuevos tipos de terapias alternativas están de moda. Se necesita realizar más investigación para descubrir qué forma de terapia alternativa es más efectiva a corto plazo y mantiene las ganancias a largo plazo para el tratamiento de la fibromialgia.

También lea:

Soy un Neuroanestesiólogo y Especialista en el Tratamiento del Dolor. Me otorgaron el Premio Nacional de Medicina 2018. Soy CEO y fundador de la Unidad Internacional del Dolor de Madrid y editor de Journal Pain Management and Therapy. También es asesor y crítico del AIUM (Instituto Estadounidense de Ultrasonidos en Medicina) y miembro del Comité Organizador de las World Pain Conferences.

Tengo más de diez años de experiencia con terapias regenerativas que incluyen células madre mesenquimales, plasma rico en plaquetas, factores de crecimiento, transferencias de grasa y ácido hialurónico. Inicié Dolor-drdelgadocidranes.com para difundir el conocimiento y la conciencia.

Leave a Comment