¿Qué tan grave es la trombosis de la vena porta?

La trombosis de la vena porta es el proceso de estrechamiento de la vena porta. Puede resultar en un coágulo de sangre en el vaso sanguíneo que lleva el 75% de la sangre al hígado desde los intestinos. Es un problema común en pacientes con cirrosis, principalmente en personas con enfermedad hepática avanzada. La mayoría de las personas no muestran ningún síntoma, pero en algunas personas, el líquido se acumula en el abdomen y el bazo se agranda. El sangrado severo se encuentra y la atención médica inmediata es esencial. Se trata de medicamentos anticoagulantes para disolver el coágulo y prevenir el agrandamiento del abdomen o la recurrencia.

La hipertensión portal, una condición de aumento de la presión arterial se produce debido a un coágulo de sangre que causa venas varicosas dilatadas y retorcidas. Ocurre en el esófago llamado como varices esofágicas y en el estómago llamado como varices gástricas.

La secreción de líquido en el abdomen no es común; si ocurre, puede causar congestión hepática que puede conducir a insuficiencia hepática. El tratamiento consiste en la administración de grandes cantidades de líquidos por vía intravenosa debido al sangrado masivo de las venas varicosas que se producen en el esófago o en el estómago. Si la trombosis de la vena porta progresa en personas con cirrosis, su estado empeora y puede causar mortalidad. Sigue siendo una enfermedad complicada y una condición difícil con una morbilidad y mortalidad significativas.

Fisiopatología de la trombosis de la vena porta

La trombosis aguda de la vena porta (TVP) se caracteriza por la nueva formación de trombosis oclusiva en la vena porta. Este signo suele permanecer en silencio o en ocasiones asociado con dolor. La intensidad del dolor aumenta cuando la vena mesentérica superior está particularmente afectada. Este PVT agudo en la vena mesentérica superior y los arcos mesentéricos puede causar isquemia intestinal, que se considera un infarto potencialmente mortal. Esto se observa raramente en pacientes con cirrosis donde el desarrollo de la TVP es un proceso más lento, lo que permite establecer un drenaje venoso alternativo. Existe una vasodilatación arterial hepática compensatoria intensa que ocurre después de la oclusión aguda de la vena porta. Esto estabiliza la función hepática seguida de la formación de colaterales venosas, que evitan el segmento ocluido y forman un “cavernoma” en 3 a 5 semanas.

Hay muchos aspectos fisiopatológicos desconocidos de la trombosis de la vena porta que aún existen en la actualidad. Muchos temas no resueltos encontrados en la práctica cotidiana quedan por abordar.

Complicaciones de la trombosis de la vena porta

Las complicaciones de la trombosis de la vena porta incluyen hemorragia por várices, isquemia intestinal y biliopatía portal. La biliopatía portal se caracteriza por venas colaterales agrandadas en la superficie del conducto biliar común que causa una obstrucción parcial o completa del conducto biliar. Se ha informado que los pacientes con cirrosis y TVP tienen un mayor riesgo de hemorragia variceal en comparación con los cirróticos sin TVP y el dolor abdominal fue menos común en pacientes cirróticos que en pacientes no cirróticos.

Prevalencia y etiología de la trombosis de la vena porta

La prevalencia de trombosis de la vena porta en pacientes con cirrosis se ha informado con más frecuencia en los últimos años. La prevalencia de la trombosis de la vena porta oscila entre 0,7 y 1 / 100.000 en la población general. Los trastornos trombofílicos hereditarios y adquiridos, la infección bacteriana y el flujo portal lento pueden jugar un papel en la alta prevalencia de la TVP en pacientes con cirrosis. Algunos expertos han demostrado que los niveles elevados de factor VIII (un conductor procoagulante) en combinación con niveles reducidos de proteína C (un conductor anticoagulante), ambos se encuentran típicamente en pacientes con cirrosis.

Un genotipo trombofílico, que incluye la mutación del factor V Leiden, la mutación de la metilentetrahidrofolato reductasa y la protrombina, se asocia con la formación de PVT. Sin embargo, pueden jugar un papel patógeno menor en la formación de trombosis de la vena porta. La escleroterapia es un procedimiento utilizado para tratar los vasos sanguíneos o las malformaciones de los vasos sanguíneos, y también las del sistema linfático. El papel de la escleroterapia como un posible desencadenante de la trombosis de la vena porta todavía se discute en el mundo científico.

También lea:

Especialista en dolor at | 307-996-2960 | [email protected]

Soy un Neuroanestesiólogo y Especialista en el Tratamiento del Dolor. Me otorgaron el Premio Nacional de Medicina 2018. Soy CEO y fundador de la Unidad Internacional del Dolor de Madrid y editor de Journal Pain Management and Therapy. También es asesor y crítico del AIUM (Instituto Estadounidense de Ultrasonidos en Medicina) y miembro del Comité Organizador de las World Pain Conferences.

Tengo más de diez años de experiencia con terapias regenerativas que incluyen células madre mesenquimales, plasma rico en plaquetas, factores de crecimiento, transferencias de grasa y ácido hialurónico. Inicié Dolor-drdelgadocidranes.com para difundir el conocimiento y la conciencia.

Leave a Comment