¿Puede el agua potable ayudar con el reflujo ácido?

El sistema humano requiere agua, vitaminas, minerales, nutrientes y carbohidratos en las cantidades requeridas para mantener un sistema digestivo saludable. Si no puede mantener alguno de ellos, como el agua, es probable que experimente reflujo ácido. El motivo es el desarrollo de la enfermedad por reflujo gastroesofágico o indigestión.

El agua saludable o agua pura, como lo llamamos, consiste en un valor de pH más alto, lo que significa que es baja en naturaleza ácida. Beber tal agua ayuda a neutralizar el ácido del estómago y alivia los síntomas de reflujo gastroesofágico o reflujo ácido. Pero, ¿puede el agua potable ayudar con el reflujo ácido?

Agua alcalina y reflujo ácido

Cada alimento que comemos o cada líquido que ingerimos tiene un valor de pH particular. Comúnmente, cuando el valor del pH es alto, el alimento o líquido consiste en una naturaleza ácida baja. A su vez, ayuda a reducir el factor desencadenante de la enfermedad por reflujo gastroesofágico, manteniendo la sensación de acidez lejos del desarrollo.

El valor pH mide de 1 a 14. El grifo, así como el agua embotellada, contienen un valor de pH de 7, que es neutral y un signo saludable para el consumo. Sin embargo, el valor puede desviarse en cualquier dirección dependiendo de las fuentes. Es posible convertir el agua del grifo en alcalina agregando filtros que aumentan el valor de pH a 8 o 9.

Reivindicaciones detrás del reflujo ácido

Un cuerpo humano también contiene niveles de pH. Por ejemplo, el nivel de pH es neutro en la sangre, alto en el intestino delgado y bajo en el estómago. De acuerdo con las compañías que producen agua embotellada, la situación se vuelve severa debido a la naturaleza ácida cambiante en el cuerpo. Al beber el agua embotellada, que tiene un valor de pH de ocho o nueve, es posible crear un entorno neutral que reduzca la producción de reflujo ácido.

Sin embargo, varios gastroenterólogos afirman que no necesita ayuda en este sentido. región porque la estructura humana es un ejemplo perfecto de maquinaria sofisticada que ayuda a mantener los niveles de pH en todo el cuerpo en un valor neutro.

Las otras razones detrás del desarrollo de reflujo ácido podrían deberse al estilo de vida y los hábitos alimentarios del individual. El consumo de alimentos a un ritmo más rápido, comer alimentos fritos, cenas a altas horas de la noche, fumar, el consumo de alcohol e intolerancia a los productos lácteos, así como los medicamentos inflamatorios como el ibuprofeno y la aspirina también causan reflujo ácido.

¿Puede el agua potable ayudar con el reflujo ácido?

El agua potable con un valor de pH de siete o más es útil para reducir la sensación de ardor, pero no abordará la causa real de la aparición del reflujo ácido. Sin embargo, el agua potable a intervalos frecuentes será útil para mantener los valores de pH requeridos en el estómago, limpiar el esófago y diluir el ácido.

Aunque el consumo de agua con un valor de pH más alto con moderación es considerable, es preferible hablar con un gastroenterólogo antes de agregarlo a la dieta. La razón de esto es porque el esófago no puede resistir la exposición a alcalinos. Aunque está buscando reducir el reflujo ácido, podría estar destruyendo el esófago en el proceso.

Una mejor manera de salir de la situación es hablando con el médico y aprender formas alternativas a través de las cuales puede superar el reflujo ácido. Por supuesto, el agua potable es esencial. Pero asegúrese de mantener con moderación el cuerpo hidratado en todo momento. Hacer cambios en los hábitos de vida y alimentación también ayuda a reducir la enfermedad por reflujo gastroesofágico, que es el principal problema subyacente para causar el reflujo ácido.

Especialista en dolor at | 307-996-2960 | [email protected]

Soy un Neuroanestesiólogo y Especialista en el Tratamiento del Dolor. Me otorgaron el Premio Nacional de Medicina 2018. Soy CEO y fundador de la Unidad Internacional del Dolor de Madrid y editor de Journal Pain Management and Therapy. También es asesor y crítico del AIUM (Instituto Estadounidense de Ultrasonidos en Medicina) y miembro del Comité Organizador de las World Pain Conferences.

Tengo más de diez años de experiencia con terapias regenerativas que incluyen células madre mesenquimales, plasma rico en plaquetas, factores de crecimiento, transferencias de grasa y ácido hialurónico. Inicié Dolor-drdelgadocidranes.com para difundir el conocimiento y la conciencia.

Leave a Comment