Remedios caseros para el síndrome paraneoplásico

El síndrome paraneoplásico es una condición común en pacientes con cáncer. El síndrome generalmente surge debido a que el sistema inmunológico intenta luchar contra las células cancerosas y, en medio de ese proceso, ataca a las células normales. Es más común en personas con cáncer de pulmón, ovario, mama y linfático. Un síndrome paraneoplásico puede verse como un síntoma temprano de cáncer, que se desarrolla durante un período de días o semanas, antes de que se descubra el cáncer. Algunos de los principales síntomas relacionados con el síndrome paraneoplásico pueden incluir: pérdida del tono muscular, dificultades para caminar , tragar y hablar, problemas de visión, pérdida de la coordinación motora fina, problemas para dormir, demencia, convulsiones y vértigo. [1]

¿Existen remedios caseros para el síndrome paraneoplásico? Es un desafío manejar el síndrome paraneoplásico con remedios caseros, considerando que el trastorno se atribuye a un trastorno inmunológico. Además de eso, la causa subyacente a menudo es el cáncer no diagnosticado, que también es difícil de manejar en casa. Se puede considerar que el mejor remedio casero para pacientes con el síndrome paraneoplásico es aprender más sobre la afección que tiene y tener apoyo familiar. Aparte de eso, es crucial que coma de manera saludable, siga los medicamentos recetados hasta la carta y evite cualquier cosa que empeore su afección. Además, puede unirse a un grupo de apoyo, donde puede compartir su experiencia con la afección, así como la forma en que puede enfrentarla. Además, puede aprender de lo que hacen los demás, cómo cuidarse a sí mismos mientras están en casa,

Cuando esté en su casa, es importante que usted, o si tiene un cuidador, la vigile de cerca. Controle sus síntomas, ya sea que estén mejorando o empeorando, las complicaciones que debe tomar por los medicamentos recetados y la relación con su condición, y cualquier otro cambio que pueda experimentar. También puede participar en ejercicios amistosos y actividades como aeróbicos moderados, terapia del habla y ejercicios de fortalecimiento muscular para ayudar a aliviar síntomas como debilidad muscular, mala coordinación motora y problemas del habla. Para medidas de seguridad, puede hacer que su médico lo cuide mientras hace ejercicio, y en caso de cualquier problema, pueden ayudarlo. No empuje su cuerpo más allá de sus límites, ya que podría causar más problemas, lo que podría comprometer su proceso de curación. [5] [6]

Formas de síndromes paraneoplásicos

Los síndromes paraneoplásicos afectan básicamente su sistema nervioso central. Existen varios tipos de síndromes paraneoplásicos, y algunos son más comunes que otros. Además de eso, existen aquellos tipos que son comunes con tipos particulares de cánceres. Algunas de las formas de síndromes paraneoplásicos incluyen; Encefalomielitis paraneoplásica (PEM), encefalitis límbica , encefalitis del tronco encefálico , degeneración cerebelar paraneoplásica. Opsoclono-mioclono paraneoplásico, degeneración retiniana paraneoplásica, neuronopatía motora, neuropatía autónoma, síndrome miasténico de Lambert-Eaton, miastenia gravis y dermatomiositis, por nombrar algunos. [4]

Manejando el Síndrome Paraneoplásico

La mejor manera de controlar el síndrome paraneoplásico es mediante el tratamiento de la afección subyacente, que en este caso es el cáncer. Una vez que el tumor ha sido diagnosticado, el tratamiento para el cáncer puede comenzar, y posteriormente se pueden iniciar los esfuerzos para manejar la respuesta autoinmune. Las posibles opciones de tratamiento para el síndrome paraneoplásico incluyen el uso de esteroides, la irradiación, así como la administración de inmunoglobinas en altas dosis.

Si bien los síndromes paraneoplásicos tienen una etiología inmunológica, la inmunoterapia no siempre es eficaz en todos los casos. Los tratamientos de inmunoterapia que pueden considerarse para este síndrome son el intercambio de plasma y la inmunoadsorción. Además, un proceso de limpieza de anticuerpos, conocido como plasmaféresis, puede ser útil para aliviar los síntomas de un trastorno paraneoplásico. En particular, para pacientes cuyo sistema nervioso periférico ha sido comprometido. [1] [2] [3]

Conclusión

Los síndromes paraneoplásicos no pueden curarse y, en la actualidad, no existen tratamientos para evitar el daño neurológico progresivo. Por lo tanto, la mejor manera de controlar un síndrome paraneoplásico es a través del tratamiento del cáncer y tratamientos eficaces de inmunoterapia. En casa, lo mejor que puede hacer es mantenerse seguro y no participar en ninguna actividad que pueda comprometer su situación actual. En caso de pérdida total de la funcionalidad muscular y la movilidad, busque a alguien que lo cuide y lo ayude en la casa. De lo contrario, coma de manera saludable, tome sus medicamentos y acuda siempre a las visitas al médico.

También lea:

Soy un Neuroanestesiólogo y Especialista en el Tratamiento del Dolor. Me otorgaron el Premio Nacional de Medicina 2018. Soy CEO y fundador de la Unidad Internacional del Dolor de Madrid y editor de Journal Pain Management and Therapy. También es asesor y crítico del AIUM (Instituto Estadounidense de Ultrasonidos en Medicina) y miembro del Comité Organizador de las World Pain Conferences.

Tengo más de diez años de experiencia con terapias regenerativas que incluyen células madre mesenquimales, plasma rico en plaquetas, factores de crecimiento, transferencias de grasa y ácido hialurónico. Inicié Dolor-drdelgadocidranes.com para difundir el conocimiento y la conciencia.

Leave a Comment