Lesiones de pie y talón

Síndrome Cuboide o Subluxación Cuboide: Síntomas, Causas, Tratamiento, Ejercicio, Diagnóstico

¿Qué es el síndrome cuboide o la subluxación cuboidea?

 sindrome del cuboides tratamiento

Hay 7 huesos del tarso en la parte posterior y medio del pie y uno de ellos es el hueso cuboide. El síndrome cuboide o subluxación cuboide es una condición que ocurre después de una lesión en las articulaciones y ligamentos presentes cerca del hueso cuboide. El síndrome cuboide o la subluxación cuboide a menudo ocurre con tendinopatía peronea o después de un esguince importante de inversión de tobillo. También puede ocurrir de forma independiente. La articulación calcaneocuboide se disloca parcialmente, es decir, entre el hueso del talón (calcáneo) y el cuboides anterior. El tratamiento del síndrome cuboide o subluxación cuboidea comprende la manipulación física de la articulación desplazada en su lugar por un médico.

Síntomas del síndrome cuboide o subluxación cuboide

  • El dolor y la debilidad en el pie es la síntoma más común de síndrome cuboide o subluxación cuboide.
  • Paciente que sufre de síndrome cuboide o subluxación cuboide es probable que experimenten síntomas de dolor al soportar peso.
  • Empeoramiento del dolor cuando todo el peso corporal se desplaza al pie afectado.
  • Puede haber sobrepronación significativa del pie.
  • Puede haber inflamación.
  • Los síntomas del dolor asociados con el síndrome cuboide o la subluxación cuboide pueden desarrollarse gradualmente. A veces puede desaparecer completamente y luego comenzar de nuevo.
  • El hueso del pie suele estar sensible al tacto acompañado de hinchazón y enrojecimiento y dificultad para caminar.
  • Las personas que sufren de síndrome cuboide o subluxación cuboidea tienden a cojear al caminar.

Causas del síndrome cuboide o subluxación cuboide

  • El traumatismo o lesión en el pie es la causa más común de síndrome cuboide o subluxación cuboidea.
  • Estrés en el pie a lo largo del tiempo.
  • Las personas deportistas o los atletas se ven comúnmente afectados ya que están involucrados en actividades que ejercen mucha presión sobre sus pies, como saltar o correr.
  • Si el paciente tiene una sobrepronación preexistente o una subpronación del pie, entonces el riesgo para la lesión y el desarrollo del síndrome cuboide o subluxación cuboidea aumenta.

Tratamiento del síndrome cuboide o subluxación cuboide

  • El paciente debe buscar una consulta médica de inmediato.
  • El médico reducirá físicamente el hueso cuboideo nuevamente a su posición normal.
  • El pie se puede sujetar con cinta adhesiva para mantener la posición alineada.
  • Se debe usar un calzado adecuado.
  • También se puede usar una almohadilla cuboides para mantener la posición conjunta.
  • La terapia con hielo se puede utilizar para reducir cualquier hinchazón asociada con el síndrome cuboide o la subluxación cuboidea.
  • Se pueden administrar analgésicos para aliviar el dolor asociado con el síndrome cuboide o la subluxación cuboidea.
  • se debe usar para mantener la articulación en posición.
  • Si la causa del síndrome cuboide o la subluxación cuboide es la tendinitis peronea, entonces esto debe tratarse.
  • Se pueden administrar inyecciones de corticosteroides para aliviar el dolor.
  • Descanso. Una de las modalidades de tratamiento más importantes para el síndrome cuboide o la subluxación cuboide es proporcionar descanso al pie herido. Se puede recomendar el uso de muletas durante un par de días o semanas para evitar el peso sobre el pie lesionado.
  • Muchas personas tienden a experimentar casos recurrentes de síndrome cuboide o subluxación cuboidea. Para evitar esto, es importante realizar ejercicios para aumentar la fuerza, mejorar el rango de movimiento y también hacer algunos ejercicios de mejora del equilibrio que pueden ayudar mucho a prevenir lesiones como el esguince.

Ejercicios para el síndrome cuboide o subluxación cuboide

Es importante realizar ejercicios para aumentar la fuerza y ​​mejorar el rango de movimiento del pie para evitar la rigidez del pie después del síndrome cuboide o la subluxación cuboidea.

Los ejercicios para el síndrome cuboide o la subluxación cuboidea deben iniciarse una vez que la condición ha sanado y el paciente no siente dolor para acelerar el período de recuperación y volver a la actividad completa. El paciente debe iniciarse en ejercicios que mejoren el equilibrio para evitar volver a lesionar el pie. Un ejercicio de fisioterapia adecuado puede ayudar a una recuperación más rápida del síndrome cuboide o la subluxación cuboidea.

Diagnóstico de síndrome cuboide o subluxación cuboide

El síndrome cuboide o subluxación cuboidea a menudo se diagnostica erróneamente ya que los estudios de imágenes como rayos X o IRM a menudo no muestran un cuboides subluxado, sin embargo, estos estudios de imagen son importantes para descartar otras afecciones o fracturas que podrían ser la causa del dolor y la incomodidad. El médico llevará a cabo un examen minucioso al palpar los huesos del pie y moviendo el pie en todas las direcciones para ver que provoca cualquier dolor.

Lea también:

Especialista en dolor at | 307-996-2960 | [email protected]

Soy un Neuroanestesiólogo y Especialista en el Tratamiento del Dolor. Me otorgaron el Premio Nacional de Medicina 2018. Soy CEO y fundador de la Unidad Internacional del Dolor de Madrid y editor de Journal Pain Management and Therapy. También es asesor y crítico del AIUM (Instituto Estadounidense de Ultrasonidos en Medicina) y miembro del Comité Organizador de las World Pain Conferences.

Tengo más de diez años de experiencia con terapias regenerativas que incluyen células madre mesenquimales, plasma rico en plaquetas, factores de crecimiento, transferencias de grasa y ácido hialurónico. Inicié Dolor-drdelgadocidranes.com para difundir el conocimiento y la conciencia.

Leave a Comment