Cáncer nasofaríngeo: estadios, causas, síntomas, tratamiento, tasa de supervivencia

El cáncer nasofaríngeo es una forma rara que crece en la región del cuello y la cabeza, el área superior de la garganta y la parte posterior de la nariz. La nasofaringe se encuentra debajo del cráneo y sobre el área superior de la boca. Las fosas nasales se abren en la nasofaringe y, al inhalar el aire, pasa a través de la nariz hacia él, la garganta y los pulmones.

Etapas del cáncer de la nasofaringe

La determinación de los estadios en el cáncer de la nasofaringe es de suma importancia porque el tratamiento y el pronóstico dependen de esto. Las etapas del cáncer de la nasofaringe van desde.

  • Etapa 0. En la etapa 0 del cáncer de la nasofaringe, el tumor ha crecido en el área superior de las células que proporciona un revestimiento a la nasofaringe, pero no ha crecido más que eso.
  • Etapa I del cáncer de la nasofaringe. El tumor ha crecido en la nasofaringe o podría haberse extendido a la orofaringe y la cavidad nasal, pero no más que eso.
  • Estadio II de cáncer de nasofaringe. El cáncer ahora se encuentra en los ganglios linfáticos alrededor del área del cuello y tiene un virus de Epstein-Barr positivo que fortalece la aparición de cáncer de nasofaringe. El cáncer de la nasofaringe también podría haberse diseminado a los tejidos de las regiones superiores de la garganta, pero los huesos aún no están afectados.
  • Estadio III del cáncer de la nasofaringe. Las células cancerosas, en esta etapa, podrían haber invadido los ganglios linfáticos que miden 3 cm en todo el cuello, detrás de la garganta y los huesos cercanos.
  • Estadio IVA de cáncer de nasofaringe. Si el cáncer alcanza el estadio IVA, debe haber crecido en las glándulas salivales, hipofaringe, nervios craneales, ha viajado fuera de la nasofaringe y ha afectado los ganglios linfáticos de 6 cm por encima de la clavícula, en el hombro y alrededor del mismo.
  • Estadio IVB de cáncer de nasofaringe. Esta es la etapa avanzada del cáncer de la nasofaringe, en la que el cáncer se ha diseminado ampliamente fuera de la nasofaringe.

Signos y síntomas del cáncer de la nasofaringe

Hay algunos síntomas posibles del cáncer de la nasofaringe, pero en una etapa temprana puede no mostrar signos. Son.

  • Secreción de sangre en la saliva.
  • Un bulto notable en la región del cuello.
  • Hemorragia nasal
  • Congestión nasal repetida
  • Zumbido en los oídos
  • Pérdida en la audición
  • Infecciones regulares en el oído.
  • Dolor de garganta
  • Dolores de cabeza severos
  • Problemas para abrir la boca
  • Adormecimiento o dolor en la cara.
  • Visión borrosa.

Experimentar estos síntomas no siempre indica cáncer, ya que son síntomas comunes de muchos problemas. Por eso un diagnóstico cuidadoso es muy importante.

Causas del cáncer de la nasofaringe

Las investigaciones repetidas aún no han descubierto la causa real del cáncer de la nasofaringe. Los científicos no están muy seguros de la causa real, pero han encontrado su relación con el Virus de Epstein-Barr (VEB).

Las personas con infecciones por EEBV en los países desarrollados tienen mononucleosis en su sistema inmunológico que ayuda a identificar el virus y lo destruye. Combaten el EBV fácilmente y se recuperan sin enfrentar ningún problema. Sin embargo, a veces, los tejidos de ADN del VEB se mezclan con las células de la nasofaringe y el ADN conduce a un crecimiento anormal de las células de la nasofaringe. Sin embargo, no hay suficientes estudios para justificar el EBV como la razón detrás del cáncer de la nasofaringe.

La ingesta excesiva de pescado y carne que se curan con sal aumenta el riesgo de cáncer nasofaríngeo. Los alimentos en conserva, el tabaco y el alcohol también pueden conducir al cáncer nasofaríngeo, pero no hay mucha evidencia que apoye su fuerte conexión con él. Sin embargo, los productos químicos aumentan el riesgo de cáncer de la nasofaringe.

Factores de riesgo para el cáncer de la nasofaringe

Un factor de riesgo es algo que aumenta la posibilidad de adoptar cierta enfermedad. Sin embargo, pasar por esos factores de riesgo no significa realmente que la persona contraiga la enfermedad. Los científicos han encontrado algunos factores de riesgo para el cáncer de la nasofaringe.

  • Los varones tienen más probabilidades de verse afectados por el cáncer de la nasofaringe que las mujeres.
  • El origen étnico, la raza y el lugar donde vive la persona ponen en riesgo de desarrollar cáncer nasofaríngeo.
  • Personas que toman más carne o pescado curado en sal.
  • Infección causada por el virus de Epstein-Barr.
  • Historia de una enfermedad similar en la familia.

Diagnóstico del cáncer de la nasofaringe

Después de examinar la afección y los síntomas del paciente, el médico sabrá mejor cómo realizar el diagnóstico. El paciente puede tener que someterse a varias pruebas para confirmar y determinar las enfermedades y sus etapas.

Se supone que los pacientes con cáncer nasofaríngeo muestran un bulto prominente en la región del cuello, que es un signo de que el cáncer se ha diseminado a los ganglios linfáticos. Se recomendará una nasofaringoscopia donde el médico inserte un objeto delgado con forma de tubo con una cámara para ver la nasofaringe con mayor claridad. Si se detecta algo anormal, es posible que se realicen otras pruebas de imagen para confirmar la enfermedad y comenzar su tratamiento de inmediato. Son.

  • Radiografia del pecho
  • Resonancia magnética
  • Tomografía computarizada
  • Ultrasonido de la nariz
  • Biopsia
  • Una prueba de hemograma completa y
  • Pruebas de EBV también podrían ser necesarias para llevar a cabo

Tratamiento para el cáncer de la nasofaringe

El cáncer de la nasofaringe se puede curar adecuadamente si se diagnostica en una etapa temprana. El médico debe tener en cuenta las consecuencias del tratamiento y su impacto en el paciente al planificar el tratamiento.

Hay tres tipos principales de tratamiento ofrecidos a un paciente con cáncer nasofaríngeo. Estos son radioterapia, quimioterapia y cirugía. La más utilizada es la radioterapia combinada con la quimioterapia. La cirugía se realiza muy raramente dependiendo de la condición.

Radioterapia para el cáncer de la nasofaringe.

Es una terapia donde se usa radiación alta o rayos X para matar las células cancerosas o impedir que crezcan y se propaguen. Los tipos de radioterapia para el cáncer de la nasofaringe incluyen:

  • Radioterapia de haz externo. Se coloca una máquina cerca del cuerpo y se envían radiaciones hacia las áreas afectadas por el cáncer.
  • Terapia de protones. Los protones se utilizan para matar las células cancerosas. La terapia de protones también puede tratar los tumores de la base del cráneo o para tratar las estructuras cercanas.

Quimioterapia para tratar el cáncer de la nasofaringe.

El medicamento se inyecta directamente en el torrente sanguíneo. Esto se hace de varias maneras.

  • Se inserta un tubo intravenoso en la vena con la ayuda de agujas.
  • Una tableta o píldora que se toma por vía oral.
  • Una inyección de medicamento se inyecta directamente en el músculo, la piel o directamente en el tumor canceroso.

La quimioterapia detiene el crecimiento o impide que las células se propaguen a otras partes. Sin embargo, realmente depende de la etapa del cáncer de la nasofaringe y del estado del paciente en cuanto a la eficacia de la quimioterapia. La quimioterapia se administra en combinación con la radioterapia según las necesidades del paciente. La quimioterapia suele debilitar el sistema inmunológico del paciente.

Cirugía para el cáncer de la nasofaringe.

En la cirugía, el tumor y algunos de los tejidos sanos alrededor de esa región se extirpan quirúrgicamente. No es muy fácil y, a menudo, no se lleva a cabo porque es difícil llegar a un área en particular, ya que se encuentra muy cerca de los nervios craneales y los vasos sanguíneos.

Si el médico sospecha que el cáncer se ha diseminado a los ganglios linfáticos, es posible que deba realizarse una cirugía de disección del cuello, que puede causar efectos secundarios graves en el oído, los labios y las áreas cercanas. Puede haber entumecimiento o debilidad en esa región. Por lo tanto, los médicos deben juzgar y examinar toda la situación con mucho cuidado.

Tasa de supervivencia para el cáncer de la nasofaringe

Según el índice de supervivencia a 5 años, el 70% de los pacientes con cáncer nasofaríngeo sobreviven si se diagnostican en el estadio I, el 65% sobreviven en el estadio II, el 60% en el estadio III y el 40% en el estadio IV.

Sin embargo, esta es una estadística generalizada. El pronóstico del cáncer de la nasofaringe depende de muchos otros factores, además de que el estado de salud del paciente es el más importante.

Especialista en dolor at | 307-996-2960 | [email protected]

Soy un Neuroanestesiólogo y Especialista en el Tratamiento del Dolor. Me otorgaron el Premio Nacional de Medicina 2018. Soy CEO y fundador de la Unidad Internacional del Dolor de Madrid y editor de Journal Pain Management and Therapy. También es asesor y crítico del AIUM (Instituto Estadounidense de Ultrasonidos en Medicina) y miembro del Comité Organizador de las World Pain Conferences.

Tengo más de diez años de experiencia con terapias regenerativas que incluyen células madre mesenquimales, plasma rico en plaquetas, factores de crecimiento, transferencias de grasa y ácido hialurónico. Inicié Dolor-drdelgadocidranes.com para difundir el conocimiento y la conciencia.

Leave a Comment