Anatomía de los pulmones y sus funciones, función de los pulmones en la respiración y el habla, consejos para mantener a los pulmones sanos

Mientras estamos ocupados con nuestro trabajo rutinario y nuestras responsabilidades, ¿cuántas veces realmente nos detenemos y prestamos atención a nuestra respiración? Bueno, francamente, ¡puede que ni siquiera sea una sola vez! La razón es que se supone que la respiración es muy habitual y universal y, por lo tanto, no se observa. Sin embargo, la verdad es que la respiración, es principalmente la función de los pulmones, que tienen algunos poderes sorprendentes en la tienda. Conozca algunos datos importantes sobre los pulmones, su anatomía, función, función en las respiraciones y el habla y consejos para mantener los pulmones sanos.

Acerca de los pulmones

Aunque la nariz es el órgano respiratorio exterior que inhala aire, el verdadero trabajo de intercambio de aire y oxigenar tu cuerpo es hecho por los pulmones. Los pulmones están principalmente a cargo de tomar oxígeno y eliminar el dióxido de carbono y otros gases residuales del cuerpo, a través de la respiración. Y sí, siendo el único órgano que puede flotar en su cuerpo, los pulmones tienen hechos asombrosos, se sorprendería de saberlo.

Anatomía de los pulmones

Aquí son algunos hechos rápidos que le darían una idea de la anatomía o estructura de los pulmones.

  • Presentados en un par como los ojos y los riñones, los pulmones humanos pesan juntos hasta 2.9 libras. Sorprendentemente, el pulmón izquierdo es más ligero que su contraparte derecha.
  • Al ser más pequeño, el pulmón izquierdo consta de dos lóbulos, a diferencia del pulmón derecho, que comprende tres lóbulos.
  • Existe una diferencia en la estructura demasiado como el tamaño y el peso entre los dos lados del pulmón. Un “lugar pequeño” diseñado para acomodar el corazón humano llamado “muesca cardíaca” está presente dentro del pulmón izquierdo, que está ausente en el caso del pulmón derecho.
  • Los dos pulmones juntos están formados por millones de aire como sacos o bolsas llamado como alvéolos. Midiendo tan solo 10 micrómetros, los alvéolos no son más gruesos que la membrana celular, pero están presentes en gran cantidad, que puede estar entre 300 y 500 millones. Conocido como el sitio real para el intercambio oxígeno-dióxido de carbono, se encuentra al final del pasaje de las vías respiratorias que corre alrededor de 1500 millas y aparece como una malla continua de red capilar.
  • Los capilares no son más que pequeños vasos sanguíneos que rodean los alvéolos . Si se desenrollan y se colocan a lo largo de un extremo al otro, pueden ser lo suficientemente largos como para cubrir un área de 992 kilómetros.
  • Según las mediciones, el área de la superficie del pulmón en humanos varía de 70 a 100 metros cuadrados. En las normas de conversión, el área de superficie interna de los pulmones corresponde al área total medida a lo largo de un lado de una cancha de tenis.
  • De la misma manera que el corazón está protegido a través de la robusta caja torácica; los pulmones humanos también están protegidos a través de los mismos que están bien conectados con la médula espinal y el esternón conocido como el hueso del tórax.
  • Con cada aliento que tomes, las costillas humanas se mueven contables ¡hasta un total de 5 millones al año!
  • La respiración se caracteriza por la expansión de los pulmones, que es posible a través de una estructura en forma de cúpula llamada diafragma.
  • A medida que el diafragma se contrae, el oxígeno se inhala y el dióxido de carbono se exhala mediante su expansión. Por lo tanto, el diafragma tiene un papel importante que jugar y en caso de un mal funcionamiento, podría crear problemas respiratorios en los humanos. ¡Alternativamente, los músculos de las costillas también pueden ayudar a respirar en caso de que el diafragma no funcione correctamente haciéndolo mantenerse vivo!

Función de los pulmones

Aquí hay algunos hechos que dan una idea de la función de los pulmones y los roles importantes que desempeñan para mantenerlo saludable.

Papel de los pulmones en la respiración

¡Conocidos por controlar la respiración, los pulmones humanos hacen mucho más que el simple intercambio de oxígeno y dióxido de carbono! Si bien muchas personas aún confunden los términos respiración y respiración, es importante comprender la diferencia entre ellos tarde o temprano.

La respiración es una actividad aeróbica simple en la que se capta el oxígeno y se filtra el dióxido de carbono. La respiración, por otro lado, es la descomposición anaeróbica del oxígeno que conduce a la liberación de energía utilizada por las células. Es vital entender aquí que la respiración forma parte de la respiración, sin la cual el oxígeno no puede ingresar al cuerpo humano. Entonces, los pulmones ayudan a procesar oxígeno mientras la nariz está involucrada en el intercambio atmosférico de gases llamado respiración.

¡Los pulmones juegan un papel en hablar!

Sorprendido, aunque no directamente, pero sí la cantidad de aire que entra y sale a través de los pulmones puede afectar significativamente el volumen y el tono de sonido. Justo encima del tubo de viento, también llamado tráquea, se encuentra un área llamada laringe. Larynx o la caja de la voz se compone de cuerdas vocales y crestas que producen sonido a través de su movimiento abierto y cerrado.

Consejos para mantener los pulmones saludables

Mientras que ya hemos cosechado el hecho de que los pulmones son tan importantes al cuerpo humano, ¿hacemos algún esfuerzo para mantenerlos en una salud óptima? La buena noticia es que el cuerpo tiene un sistema natural de anticuerpos para luchar contra enfermedades y cuerpos extraños que mantienen las cosas normales. Sin embargo, los cambios en la vida no saludables, el aumento de la contaminación, la exposición a contaminantes, etc. pueden aumentar las posibilidades de enfermedad pulmonar. Por lo tanto, es importante hacer todos los esfuerzos para mantener nuestros pulmones sanos. Aquí hay algunos consejos para mantener sus pulmones saludables. Es importante conocer las enfermedades pulmonares básicas y esforzarse para evitar que mantengan los pulmones sanos.

Algunas enfermedades que pueden afectar gravemente sus pulmones incluyen tuberculosis, bronquitisasma crónica enfermedad pulmonar obstructiva (EPOC) y enfisema. Varias infecciones, alergias, contaminantes y otras condiciones médicas pueden afectar los pulmones de varias maneras. Por lo tanto, es necesario prevenir tales dolencias y tratarlas lo antes posible, si están presentes.

Cambios pequeños pero significativos en la vida diaria, incluido el control dietético, pueden promover el bienestar y la productividad de los pulmones. Seguir un estilo de vida saludable puede ayudar a mantener a raya las enfermedades pulmonares y ayudar a mantenerlos saludables.

Estos son algunos consejos para mantener los pulmones saludables.

Diga no a fumar para mantener los pulmones saludables

El primer paso para mantener los pulmones saludable es abstenerse de fumar y la contaminación de cualquier tipo. Fumar cigarrillos o cigarrillos puede dañar gravemente los pulmones e incluso causar enfermedades potencialmente mortales como el cáncer y la EPOC.

Aunque los fumadores deben evitar fumar, los no fumadores también deben evitar entrar en contacto con los mismos que podrían desencadenar. toxicidad pulmonar.

  • Manténgase alejado de lugares donde se permita fumar en público.
  • Controle sus instalaciones y lugar de trabajo.
  • Evite la exposición a contaminantes

Invierta en un purificador de aire si vive cerca de un área contaminada. . Los purificadores de aire de buena calidad pueden ayudar a mantener los contaminantes nocivos fuera del hogar, reduciendo así el riesgo de enfermedades transmitidas por el aire que de otra manera podrían afectar su salud.

Haga ejercicio regularmente para mantener la salud de los pulmones

A 10 a La asana de respiración profunda de 15 minutos podría ayudar a aumentar los niveles de oxígeno en el cuerpo y promover la buena salud de los pulmones. Además, estos ejercicios también son útiles para expulsar toxinas que podrían haberse acumulado con el tiempo. Yoga ejercicios de respiración profunda y asanas o diferentes posturas de yoga ayudan a regular los patrones de respiración y mantener los pulmones saludables.

Para comenzar, siéntese en un lugar cálido y reconfortante. Cierra los ojos y comienza a inhalar por la nariz. Inhale y exhale lentamente y repita de 5 a 6 veces. Alternativamente, puedes unirte a alguna clase de yoga para aprender la técnica antes de que puedas practicarte a ti mismo todos los días.

También son importantes otras formas de ejercicios que aumentan tu capacidad aeróbica. Puedes elegir caminar, nadar, trotar, andar en bicicleta, bailar o realizar aeróbicos. Cualquiera de estos ejercicios, cuando se realiza regularmente puede brindarle grandes beneficios de salud, mejorar su respiración y también mantener sus pulmones sanos.

Practicar música – Vocal e instrumento

Tocar un instrumento de viento como tuba, clarinete o saxofón también ayuda a promueve la salud pulmonar al actuar como un ejercicio que mejora su capacidad para funcionar bien y conducir más aire. Por otro lado, el canto vocal ayuda a mejorar la actividad del diafragma que juega un papel importante en la respiración. Además, como ejercicio divertido, simplemente intente inflar algunos globos para aumentar la capacidad pulmonar de bombear y extraer más aire.

Estos pequeños cambios y medidas no solo ayudarán a mantener los pulmones sanos, sino que también reducirán el riesgo de varios enfermedades Después de conocer los impresionantes datos sobre sus pulmones y los consejos para mantener los pulmones sanos, seguramente puede planificar una rutina saludable para proteger sus pulmones y su salud en general.