¿Se puede revertir la hipertrofia ventricular derecha?

La mayor alteración del corazón en la hipertrofia ventricular derecha es un engrosamiento excesivo del músculo cardíaco derecho. El engrosamiento generalmente comienza durante la adolescencia y finaliza cuando se alcanza el crecimiento del cuerpo adulto (entre 15 y 25 años aproximadamente). Es poco común que el engrosamiento progrese a partir de esta edad.

A veces, en edades posteriores, el músculo puede adelgazarse ligeramente. La distribución del engrosamiento muscular o hipertrofia es variable. El ventrículo izquierdo casi siempre se ve afectado, mientras que en algunos pacientes el derecho también está engrosado.

El problema de la hipertrofia ventricular derecha no se puede revertir. Actualmente, no existe cura para la hipertrofia ventricular derecha y, lamentablemente, no se ha demostrado que el tratamiento regrese al corazón a su estado normal en esta enfermedad, pero se están realizando investigaciones constantemente en esta área. Los avances probablemente vendrán en la detección temprana de personas con alteraciones genéticas de la cardiomiopatía hipertrófica derecha y tratamiento para prevenir la progresión de la hipertrofia en estos casos.

Función del corazón en la miocardiopatía hipertrófica

El músculo engrosado generalmente se contrae bien y expulsa la mayor parte de la sangre del corazón. Sin embargo, el músculo en la hipertrofia ventricular derecha es a menudo rígido y relajado con dificultad, lo que requiere presiones más altas de lo normal para expandirse con el flujo de sangre que recibe. La cantidad de sangre que el corazón puede almacenar se reduce y esto, a su vez, limitará la cantidad de sangre que puede ser expulsada en el siguiente latido.

En casos raros, los pacientes tienen una hipertrofia ventricular derecha mínima o incluso esto no se observa, pero existe una rigidez severa en el llenado de sangre normal de los ventrículos.

En la mayoría de los pacientes con hipertrofia ventricular derecha, el examen físico es normal y las alteraciones suelen ser discretas. La mayoría de los pacientes tienen un pulso amplio y un latido cardíaco fuerte, que se pueden sentir en el lado izquierdo del tórax. Estos signos reflejan la contracción vigorosa del corazón engrosado. Aunque lo más sorprendente en el examen es la auscultación de un soplo, solo está presente en 30 a 40% de los pacientes.

El tratamiento para la hipertrofia ventricular derecha tiene como objetivo mejorar los síntomas y prevenir las complicaciones. Aunque esta enfermedad no es curable, hay muchas formas de tratamiento disponibles, que generalmente ayudan a aliviar los síntomas. Muchas personas que no tienen síntomas o que son leves no requieren tratamiento.

Complicaciones de la hipertrofia ventricular derecha

Una minoría de pacientes con hipertrofia del ventrículo derecho puede sufrir cualquiera de las siguientes complicaciones:

Arritmias

Las irregularidades de los latidos del corazón se llaman arritmias y son una complicación frecuente. Los afectados pueden sentir palpitaciones. El estrés cardíaco o la prueba de Holter pueden detectarlos. Las arritmias, como la fibrilación auricular (que se originan en las aurículas) o la taquicardia ventricular (que se origina en los ventrículos) son especialmente importantes y pueden requerir tratamiento.

Fibrilación auricular

En la fibrilación auricular, el ritmo normal normal del corazón se pierde y aparece un ritmo rápido e irregular. Este ritmo puede ser episódico y autolimitado (fibrilación auricular paroxística) o persistente. Aunque la fibrilación auricular no pone en peligro la vida de la persona afectada, la pérdida de la contracción auricular normal aumenta el riesgo de coágulos auriculares, que rara vez pueden conducir a un accidente cerebrovascular embólico (trombosis). Los medicamentos que hacen que la sangre sea más fluida, como los anticoagulantes (warfarina), ayudan a reducir las posibilidades de que ocurra esta complicación. Los pacientes a menudo sienten más fatiga debido a la alta frecuencia cardíaca y, por lo tanto, también pueden necesitar medicamentos que disminuyan este ritmo acelerado. A veces es necesario realizar una cardioversión eléctrica ( descarga eléctrica controlada).) para devolver el ritmo normal al corazón. Si este procedimiento es necesario, se realizará bajo anestesia general.

Endocarditis

El término endocarditis se refiere a una infección cardíaca, que rara vez ocurre en la miocardiopatía hipertrófica. Algunas bacterias que pueden transportarse a través del torrente sanguíneo podrían ubicarse dentro del corazón en áreas castigadas por flujos turbulentos. Los pacientes con obstrucción en el tracto de salida tienen un mayor riesgo de endocarditis. La endocarditis se puede prevenir tomando antibióticos antes de cualquier procedimiento dental, instrumental o quirúrgico.

Bloqueo cardiaco

La señal eléctrica normal puede viajar y descender a los ventrículos con dificultad o incluso puede estar completamente bloqueada. Esto es muy poco frecuente, pero cuando sucede es necesario implantar un marcapasos.

También lea:

Especialista en dolor at | 307-996-2960 | [email protected]

Soy un Neuroanestesiólogo y Especialista en el Tratamiento del Dolor. Me otorgaron el Premio Nacional de Medicina 2018. Soy CEO y fundador de la Unidad Internacional del Dolor de Madrid y editor de Journal Pain Management and Therapy. También es asesor y crítico del AIUM (Instituto Estadounidense de Ultrasonidos en Medicina) y miembro del Comité Organizador de las World Pain Conferences.

Tengo más de diez años de experiencia con terapias regenerativas que incluyen células madre mesenquimales, plasma rico en plaquetas, factores de crecimiento, transferencias de grasa y ácido hialurónico. Inicié Dolor-drdelgadocidranes.com para difundir el conocimiento y la conciencia.

Leave a Comment