¿Qué son los tumores de la glándula pituitaria: causas, síntomas, tratamiento, diagnóstico?

La glándula pituitaria es una pequeña glándula del tamaño de un guisante que se encuentra en la base del cerebro. A menudo se conoce como la glándula maestra que controla el funcionamiento de otras glándulas del cuerpo. Algunas de las hormonas producidas por la glándula pituitaria incluyen la hormona del crecimiento, la prolactina, la hormona luteinizante y la hormona estimulante de la tiroides y muchas más. Regula el funcionamiento de ciertos órganos y glándulas del cuerpo como las glándulas suprarrenales, los ovarios, la glándula tiroides y los testículos. Sin embargo, cualquier trastorno como los tumores hipofisarios puede conducir a una variación en la secreción de hormonas que conduce a complicaciones corporales.

¿Qué son los tumores de la glándula pituitaria?

Un tumor es un crecimiento anormal de las células que puede ocurrir casi en cualquier parte del cuerpo. Los tumores que se desarrollan en las glándulas pituitarias se conocen como tumores de la glándula pituitaria. Mientras que algunos tumores pueden conducir a una secreción excesiva de hormonas importantes en el cuerpo, otros pueden reducir la producción de niveles de hormonas. La mayoría de los tumores que ocurren en las glándulas pituitarias no son cancerosos. Los tipos más comunes de los tumores de la glándula pituitaria causan una alteración en el equilibrio hormonal del sistema.

Causas de los tumores de la glándula pituitaria

Según la Asociación Estadounidense del Tumor Cerebral, se sabe que los tumores benignos constituyen alrededor del 40% del ocurrencia total de tumores de la glándula pituitaria. Se ha visto que esta ocurrencia es más prevalente entre las mujeres más jóvenes del grupo y la edad reproductiva de alrededor de 40 o 50 años. Sin embargo, todavía se desconoce el motivo del crecimiento incontrolado de células en la glándula pituitaria que da como resultado dicho tumor. La investigación todavía se está llevando a cabo para identificar la causa real de tal ocurrencia. Los científicos afirman que existe una rara posibilidad de que ocurra por razones genéticas. A menudo se consideran tumores cerebrales y constituyen hasta el 19% de todos los tumores cerebrales primarios.

Síntomas de los tumores de la glándula pituitaria

Los síntomas experimentados durante el tumor de la glándula pituitaria dependen de las hormonas que libera y su tamaño. En ocasiones, las personas con tumor de la glándula pituitaria no experimentan ningún síntoma o, a veces, pueden deberse a los efectos secundarios de otros medicamentos. Algunos de los síntomas comunes asociados con tal ocurrencia incluyen un dolor de cabeza pérdida de visión y convulsiones. Otros síntomas específicos de la enfermedad incluyen:

  • Irritabilidad, depresión y ansiedad
  • Mareos
  • Náuseas y vómitos
  • Aumento de peso
  • Presión arterial alta
  • Cambios en el ciclo menstrual
  • Impotencia
  • Latido cardíaco irregular
  • Disminución del impulso sexual
  • Pérdida de vello corporal

Los síntomas relacionados con los tumores de la glándula pituitaria pueden ocurrir de tres maneras diferentes, que se describen a continuación –

  • Producción de una cantidad excesiva de hormona que puede ser secreción de la hormona del crecimiento, hormona estimulante de la tiroides, prolactina, gonadotropinas o hormona adrenocorticotrópica o una combinación de todas o cualquiera de las anteriores.
  • Presión excesiva sobre la glándula pituitaria que produce secreción reducida de una o más hormonas como la TSH , Prolactina, ACTH, Hormona del Crecimiento y Gonadotropinas.
  • Ejerce presión sobre los nervios ópticos o los nervios que controlan el ojo y dañan la visión de una persona.

Diagnóstico de los tumores de la glándula pituitaria

Los médicos usan pruebas para diagnosticar un tumor. Las pruebas, como las pruebas de imagen, se realizan para saber si los tumores son cancerosos y cuánto se ha diseminado a otras partes del cuerpo. En la mayoría de los tumores, una biopsia es un método seguro para detectar la misma. Si una biopsia no es deseable, el médico puede sugerir cualquier otra prueba. Las siguientes pruebas también se llevan a cabo para diagnosticar el tumor, pero no se usarán todas en todos los casos:

  • examen neurológico, como la evaluación del sistema nervioso central del paciente, que incluye probar las habilidades motoras y sensoriales, reflejos, estado mental, y equilibrio y coordinación.
  • El médico puede recomendar un análisis de sangre para medir los niveles de hormonas en la sangre. En enfermedad de Cushing se recogen muestras de saliva y muestras de orina. Estas pruebas pueden repetirse varias veces para confirmar los niveles hormonales.
  • La resonancia magnética o la resonancia magnética pueden usarse para medir el tamaño del tumor de la glándula pituitaria. Se administra un tinte especial antes de la exploración MRI para obtener una imagen más clara. El colorante se administra en forma de píldora o se puede inyectar en la vena del paciente.
  • La tomografía computarizada o la tomografía computarizada pueden usarse para medir el tamaño del tumor de la glándula pituitaria.
  • tumor de glándula pituitaria, los pacientes pueden enfrentar problemas en su campo visual, en el que no pueden ver los objetos fuera de su campo de visión. Por lo tanto, se realiza un examen visual para verificar la visión.
  • Una biopsia es el diagnóstico más preciso para detectar el tipo de tumor de la glándula pituitaria. El patólogo extrae una muestra de un tejido para su examen.
  • La punción lumbar es un método utilizado por el médico en el que extrae una muestra del líquido cefalorraquídeo con una aguja y busca las células tumorales. . Muy rara vez se requiere esta prueba para diagnosticar un tumor pituitario.
  • Después de que se concluyan las pruebas de diagnóstico, el médico revisa los resultados y decide el régimen de tratamiento adecuado.

Tratamiento de los tumores de la glándula pituitaria

Para tratar a un paciente que sufre un tumor de la glándula pituitaria, diferentes tipos de médicos diseñan una estrategia de tratamiento particular que combina varios procedimientos de tratamiento. Esto se conoce como un equipo multidisciplinario que incluye una gama de profesionales de la salud como enfermeras de oncología, asistentes médicos, farmacéuticos, dietistas, consejeros, entre otros. Al principio, se debe consultar a un endocrinólogo, que se especializa en complicaciones asociadas con el sistema endocrino y las glándulas. Luego, un neurocirujano debe estudiar la afección para identificar cualquier problema asociado con el cerebro, la cabeza y el Sistema Nervioso Central. Por otro lado, un paciente con problemas de visión necesita visitar a un oftalmólogo que se especializa en el diagnóstico y tratamiento del ojo.

Las posibles opciones de tratamiento para el tumor de glándula pituitaria incluyen –

  • Vigilancia activa
  • Cirugía
  • Radioterapia
  • Terapia de reemplazo hormonal (TRH)
  • Terapia con drogas.

Sin embargo, el procedimiento de tratamiento para el tumor de la glándula pituitaria está influenciado por una serie de factores tales como –

  • Etapa y tipo de tumor de glándula pituitaria
  • Efectos adversos probables
  • Preferencia del paciente
  • Salud general del paciente
  • Presentar medicamentos.

Por lo tanto, debe realizarse una investigación y un cuidado adecuados antes de optar por una estrategia de tratamiento particular para tumor de la glándula pituitaria, ya que determinará el bienestar futuro del paciente.

Avance del tratamiento de los tumores de la glándula pituitaria

Los médicos quieren saber sobre el tumor de la glándula pituitaria rs, formas de prevención, cómo tratarlos y brindarles la mejor atención posible una vez que se les haya diagnosticado. Las áreas de investigación que pueden abrir nuevas opciones de tratamiento para los pacientes incluyen las siguientes:

  • Los investigadores quieren razonar sobre el crecimiento del tumor de la glándula pituitaria y la genética del tumor con el fin de descubrir los nuevos métodos de tratamiento.
  • Se está estudiando la eliminación de los tumores de la glándula pituitaria utilizando mejores métodos quirúrgicos. Los tumores grandes también se pueden extirpar con cirugía. Sin embargo, los tumores que se han convertido en seno cavernoso no se pueden eliminar por completo mediante cirugía y pueden requerir un tratamiento adicional como medicamentos y radioterapia.
  • Los investigadores están explorando la terapia dirigida para los tumores de la glándula pituitaria. Este tratamiento se dirige a la proteína y los genes específicos que contribuyen al crecimiento del tumor y su supervivencia.
  • Los investigadores también se dirigen a la terapia de protones para el tratamiento. Es un tipo de radioterapia de haz externo que utiliza protones en lugar de rayos X .
  • Se realizan ensayos clínicos para buscar mejores formas de reducir los síntomas y los efectos secundarios de la hipófisis. tratamientos de tumores de glándulas y mejorar la calidad de vida de un paciente.

Atención de seguimiento para los tumores de la glándula pituitaria

El cuidado no finaliza después de que se completa el tratamiento del tumor de la glándula pituitaria. De hecho, el paciente necesita un monitoreo continuo para asegurarse de que el tumor no regrese y también para verificar la salud general. La atención de seguimiento incluye examen físico regular y exámenes médicos. Una vez que se realiza la cirugía, el paciente es monitoreado por un neurocirujano y un endocrinólogo. Se realizan análisis de sangre periódicos para controlar los niveles hormonales y una resonancia magnética una vez al año para saber cuánto ha funcionado el tratamiento. El objetivo del seguimiento es verificar la recurrencia. Durante una atención de seguimiento, el médico puede decirle al paciente sobre el riesgo de recurrencia. La mayoría de los tumores de la glándula pituitaria no son cancerosos por naturaleza y no se diseminan a otras áreas del cuerpo.

Es importante hablar con su médico y analizar el riesgo de desarrollar un tumor de la glándula pituitaria, un plan de tratamiento y la salud general. Si el plan de tratamiento puede causar efectos secundarios tardíos, se realizan exámenes físicos, análisis de sangre y escáneres para controlarlos.

Conclusión

Por lo tanto, para restringir o prevenir la aparición de cualquier efecto adverso en el cuerpo, se aconseja consultar a un médico lo antes posible. El médico investigará el tema por cuánto tiempo han estado ocurriendo los síntomas además de otras consultas. Tras el diagnóstico de un tumor de la glándula pituitaria, los síntomas de alivio juegan un papel crucial en el procedimiento de atención y tratamiento, comúnmente conocidos como cuidados paliativos, atención de apoyo o tratamiento de los síntomas. Por lo tanto, asegúrese de tomar las medidas preventivas y preventivas necesarias antes de que la situación se vaya de las manos.

Especialista en dolor at | 307-996-2960 | [email protected]

Soy un Neuroanestesiólogo y Especialista en el Tratamiento del Dolor. Me otorgaron el Premio Nacional de Medicina 2018. Soy CEO y fundador de la Unidad Internacional del Dolor de Madrid y editor de Journal Pain Management and Therapy. También es asesor y crítico del AIUM (Instituto Estadounidense de Ultrasonidos en Medicina) y miembro del Comité Organizador de las World Pain Conferences.

Tengo más de diez años de experiencia con terapias regenerativas que incluyen células madre mesenquimales, plasma rico en plaquetas, factores de crecimiento, transferencias de grasa y ácido hialurónico. Inicié Dolor-drdelgadocidranes.com para difundir el conocimiento y la conciencia.

Leave a Comment