Intestino

Enfermedad de Whipple: causas, síntomas, diagnóstico, tratamiento

Acerca de la enfermedad de Whipple?

La enfermedad de Whipple es una infección bacteriana poco común que generalmente afecta el sistema gastrointestinal. Esta enfermedad afecta la digestión normal al dificultar la descomposición de alimentos como las grasas y los carbohidratos y, por lo tanto, afecta la capacidad del cuerpo para absorber nutrientes. Esta condición también puede afectar otros órganos vitales del cuerpo para incluir el cerebro y el corazón. Si no se trata o con un tratamiento inadecuado, la enfermedad de Whipple puede resultar fatal; sin embargo, esta condición es tratable y los antibióticos apropiados pueden curar la enfermedad.

¿Cuáles son las causas de la enfermedad de Whipple?

La causa principal de la enfermedad de Whipple es la bacteria Tropheryma Whipplei. Esta bacteria afecta el revestimiento de la mucosa del intestino delgado al principio, dando como resultado la formación de pequeñas lesiones en la pared intestinal. Esta bacteria también causa daño a las vellosidades que recubren el intestino delgado. Esta enfermedad progresa con el tiempo para afectar otros órganos vitales del cuerpo. No hay mucha información disponible sobre la bacteria Tropheryma Whipplei que causa esta enfermedad. Los investigadores no están seguros de dónde proviene esta bacteria, aunque parece estar presente en abundancia en el medio ambiente. Algunos investigadores opinan que las personas que desarrollan la enfermedad de Whipple tienen un defecto en el sistema inmunitario que los hace vulnerables a esta enfermedad cuando están expuestos a esta bacteria. Como se dijo, la enfermedad de Whipple es una condición médica extremadamente rara.

¿Cuáles son algunos de los síntomas de la enfermedad de Whipple?

Algunos de los síntomas de la enfermedad de Whipple son:

  • Diarrea
  • Calambres abdominales
  • Dolor en el abdomen, empeoramiento después de comer
  • Pérdida de peso
  • Inflamación de las articulaciones
  • Fatiga
  • Debilidad
  • Anemia
  • Fiebre
  • Tos
  • Agrandamiento de los ganglios linfáticos
  • Hiperpigmentación de la piel
  • Dolor en el pecho
  • Esplenomegalia

¿Cómo se diagnostica la enfermedad de Whipple?

Para diagnosticar la enfermedad de Whipple, el médico tratante hará lo siguiente:

Examen físico : El médico tratante realice un examen físico detallado para buscar cualquier indicador que pueda sugerir la enfermedad de Whipple como sensibilidad abdominal o hiperpigmentación de la piel.

Biopsia : Otra parte importante en el proceso de diagnóstico es la biopsia o f los tejidos del intestino delgado

Análisis de sangre : El médico también puede ordenar análisis de sangre como CBC para detectar la presencia de anemia que se detectará en el recuento de hematocritos

¿Qué son los tratamientos para la enfermedad de Whipple?

La enfermedad de Whipple se trata normalmente con antibióticos, ya sea en combinación con otros medicamentos o como una terapia independiente, que elimina las bacterias que causan la infección. La duración del tratamiento es de alrededor de un año para el alivio completo de los síntomas, aunque la persona afectada puede experimentar alivio de los síntomas mucho más rápido que eso. El antibiótico elegido es tal que no solo destruye las bacterias en el sistema intestinal sino que también tiene la capacidad de destruir las bacterias que podrían haber ingresado en el cerebro o el sistema nervioso central.

Dado que la duración del tratamiento para la enfermedad de Whipple es bastante prolongado, el médico hará un monitoreo regular de la condición para buscar cualquier signo de resistencia a la medicación. En caso de cualquier resistencia a los medicamentos, el médico puede cambiar el antibiótico.

En la mayoría de los casos de la enfermedad de Whipple, el tratamiento comienza con un ciclo de 14 días de Rocephin intravenoso y luego se administrará un ciclo oral de Septra o Bactrim, cuya duración será de aproximadamente uno o dos años para la eliminación completa de las bacterias del sistema y evitar la recaída.

En los casos graves de enfermedad de Whipple donde las bacterias ingresan al sistema nervioso, el tratamiento consiste en un ciclo de 18 meses de doxiciclina oral en combinación con hidroxicloroquina. Algunos de los efectos secundarios de esta combinación de medicamentos son pérdida de apetito, náuseas, vómitos y fotosensibilidad.

Por lo general, un individuo afectado comenzará a experimentar alivio de los síntomas en un par de semanas después de comenzar el antibiótico con alivio completo de los síntomas en aproximadamente un mes pero se requieren pruebas de seguimiento durante un par de años para garantizar que la bacteria se elimine completamente del sistema para que no haya recaídas de la enfermedad. En casos de recurrencia de la enfermedad, se recomiendan chequeos periódicos y, en caso de presencia de bacterias, se recomienda repetir el tratamiento con antibióticos.

Como la enfermedad de Whipple causa dificultad para absorber nutrientes, el médico tratante sugerirá suplementos nutricionales para que el cuerpo no carente de una nutrición adecuada en forma de vitamina D, ácido fólico, calcio y hierro.

 

Soy un Neuroanestesiólogo y Especialista en el Tratamiento del Dolor. Me otorgaron el Premio Nacional de Medicina 2018. Soy CEO y fundador de la Unidad Internacional del Dolor de Madrid y editor de Journal Pain Management and Therapy. También es asesor y crítico del AIUM (Instituto Estadounidense de Ultrasonidos en Medicina) y miembro del Comité Organizador de las World Pain Conferences.

Tengo más de diez años de experiencia con terapias regenerativas que incluyen células madre mesenquimales, plasma rico en plaquetas, factores de crecimiento, transferencias de grasa y ácido hialurónico. Inicié Dolor-drdelgadocidranes.com para difundir el conocimiento y la conciencia.

Leave a Comment