Cara, Boca y Garganta

¿Qué es Slurred Speech y cómo se trata?

El habla adecuada requiere coordinación entre el cerebro, la lengua, la boca y la cuerda vocal. Cualquier falta de coordinación entre estos órganos o cualquier daño que pueda alterar el funcionamiento normal de estos órganos puede provocar problemas de habla o habla anormal. El habla fluida puede ocurrir repentinamente o puede empeorar gradualmente durante un período de tiempo. La rudeza del habla si no se trata puede conducir a la falta de confianza mientras se socializa con otras personas e incluso puede provocar trastornos emocionales.

¿Qué es el habla fluida?

El habla fluida también se conoce como disartria en el mundo de la medicina. Se caracteriza por un habla anormal con mala pronunciación de las palabras, con cambio en el ritmo y la velocidad del habla. La persona afectada por el habla arrastrada generalmente murmura y no puede hablar con claridad. Hay debilidad y pérdida de control sobre los músculos utilizados para el habla. El habla fluida puede estar asociada con otros trastornos subyacentes, según los cuales puede ser permanente o temporal. El habla fluctuante es causada con mayor frecuencia por trastornos neurológicos como daño cerebral, tumores, derrames cerebrales y otras afecciones que pueden causar parálisis facial y debilidad en los músculos de la lengua y la garganta.

Síntomas del habla fluctuante

Los síntomas del habla fluctuante generalmente dependen sobre el agente causal y la extensión del daño. Los signos y síntomas más frecuentes del habla fluida son los siguientes:

  • Discurso deficiente que es difícil de comprender
  • Discurso lento o habla rápida
  • Dificultad para hablar en voz alta
  • Susurro mientras habla
  • Ritmo anormal mientras habla
  • Habla nasal en el habla
  • Discurso tenso
  • Volumen desigual en el habla
  • Voz monótona mientras habla
  • Movimiento limitado de la lengua y los músculos faciales.

Pronóstico del habla fluida

El pronóstico del habla arrastrada depende de la gravedad y el alcance del agente causal. La suspensión temporal corrige por sí misma a medida que las condiciones causales mejoran. En otros casos, la ingesta puede corregirse con la ayuda de un terapeuta del habla. En etapas avanzadas, puede provocar un daño permanente y puede conducir al aislamiento social y depresión .

Causas y factores de riesgo del habla fluida

El habla fluctuante puede ser causada por múltiples motivos. En la mayoría de los casos, la dificultad para hablar se debe a la presencia de ciertas condiciones subyacentes. Las causas más comunes de habla arrastrada se enumeran a continuación:

Complicaciones del habla fluida

La dificultad para hablar, si no se corrige, puede provocar trastornos psicológicos y emocionales que pueden incluir:

  • Dificultad social: El habla fluida durante un período de tiempo puede provocar una brecha en las relaciones en vista de una comunicación inadecuada. La rudeza del habla puede afectar la comunicación con contactos cercanos, familiares y amigos y puede hacer que las situaciones sociales sean desafiantes.
  • Problemas emocionales: El habla fluctuante puede provocar trastornos emocionales, aislamiento social y depresión .

Diagnosis of Slurred Speech

Se recomienda visitar a un médico tan pronto como se presenten los síntomas de Slurred speech para que pueda corregirse en una etapa temprana para evitar complicaciones. Se obtiene un historial de casos detallado seguido de un examen clínico. A menudo se requiere la intervención de un neurólogo, un otorrinolaringólogo y un terapeuta del habla para la evaluación y el tratamiento. Un patólogo del habla y el lenguaje ayuda a determinar el tipo de dificultad del habla, lo que a su vez ayuda al neurólogo a determinar la afección subyacente causante del habla fluctuante.

Hay una serie de pruebas especializadas que ayudan a diagnosticar el habla arrastrada. Estos incluyen:

  • Estudios de imágenes: Estos incluyen tomografía computarizada y resonancia magnética del cerebro, la región de la cabeza y el cuello. Se puede realizar OPG o radiografía de la mandíbula para descartar si el problema del habla fluctuante se debe a trastornos orales y maxilofaciales.
  • Estudios de cerebro y nervio: Estudios específicos como electroencefalograma, electromiograma y conducción nerviosa Los estudios ayudan a identificar la causa del habla arrastrada.
  • Análisis de sangre y análisis de orina: Esto se hace para descartar afecciones infecciosas e inflamatorias.
  • Punción lumbar o punción espinal: Aquí se usa una aguja para extraer el líquido cefalorraquídeo de la espalda baja para realizar pruebas de laboratorio para detectar trastornos neurológicos en el sistema nervioso central y tumores malignos del cerebro de la médula espinal.
  • Biopsia cerebral: Más comúnmente hecho en casos de tumor cerebral.
  • Evaluación Cognitiva: Estos estudios se realizan para determinar las habilidades de pensamiento, comprensión de habilidades, lectura, escritura y otras habilidades cognitivas. Las anomalías del habla no están directamente relacionadas con estos problemas; sin embargo, las evaluaciones cognitivas ayudan a determinar la presencia de otra afección que causa dificultad para hablar.

¿Cómo se trata el habla fluida?

La modalidad de tratamiento para el habla arrastrada implica la detección de los problemas causales y el tratamiento de la misma. Si el habla arrastrada es causada por los efectos secundarios de un medicamento, se aconseja interrumpir el medicamento u optar por un medicamento alternativo después de consultar a un médico. Otro tratamiento implica la visita al terapeuta del habla y el lenguaje. Ayudan a normalizar el discurso y mejorar la comunicación. El terapeuta del habla ayuda a ajustar la velocidad del habla, el fortalecimiento muscular, mejora la respiración, mejora la articulación, etc. Se pueden sugerir ejercicios específicos para mejorar la fuerza y ​​el tono de los músculos.

También se puede considerar una visita a un patólogo del habla y lenguaje para aprendiendo sistemas de comunicación aumentativos y alternativos. Estos pueden incluir gestos, tableros del alfabeto, señales visuales, soporte asistido por computadora, etc. cuando el habla está gravemente afectada.

En algunos casos, se puede sugerir una intervención quirúrgica para corregir la condición del habla fluctuante. En casos de habla arrastrada causada por la lengua agrandada o crecimiento en la cavidad oral o tumor cerebral, se considera la reparación quirúrgica.

Afrontamiento y soporte para el habla fluida

Se sugieren los siguientes consejos para lidiar con problemas del habla en el día a día de la vida:

  • Hable despacio: Estos le dan al oyente una gran cantidad de tiempo para comprender y entender mejor.
  • Mantenerlo corto: Se aconseja comenzar con temas más pequeños y oraciones más pequeñas para que el oyente pueda entender la discusión.
  • Gauge Understanding: Siempre se puede confirmar con el oyente si él o ella puede seguir su discurso.
  • Tener una Espalda -up: En una situación difícil, escribir el mensaje en blocs de papel, o escribir el mensaje en un teléfono celular puede ser útil.
  • Usando lenguaje de señas y gestos: Estos pueden ayudar a comunicar el y puede evitar la fatiga excesiva.

clusion

El habla fluida es una condición caracterizada por un habla anormal o lenta que no es comprensible para el oyente. La lentitud del habla puede ser un trastorno temporal o permanente y, en general, es causada por algunos trastornos subyacentes. Más comúnmente es causada por ciertos trastornos neurológicos que conducen a una conducción nerviosa alterada, debilidad en los músculos y falta de coordinación entre el cerebro y los músculos del habla. La dificultad para hablar puede causar molestias al llevar una vida normal y al comunicarse con contactos cercanos. Si no se corrige, el habla arrastrada puede provocar depresión, frustración y trauma psicológico. En ciertos casos, se puede requerir consejería psicológica para apoyo emocional y moral.

Soy un Neuroanestesiólogo y Especialista en el Tratamiento del Dolor. Me otorgaron el Premio Nacional de Medicina 2018. Soy CEO y fundador de la Unidad Internacional del Dolor de Madrid y editor de Journal Pain Management and Therapy. También es asesor y crítico del AIUM (Instituto Estadounidense de Ultrasonidos en Medicina) y miembro del Comité Organizador de las World Pain Conferences.

Tengo más de diez años de experiencia con terapias regenerativas que incluyen células madre mesenquimales, plasma rico en plaquetas, factores de crecimiento, transferencias de grasa y ácido hialurónico. Inicié Dolor-drdelgadocidranes.com para difundir el conocimiento y la conciencia.

Leave a Comment