Síndrome de dificultad respiratoria neonatal: causas, síntomas, tratamiento, pronóstico, diagnóstico

El síndrome de dificultad respiratoria neonatal, como su nombre indica, es una afección que se encuentra en los bebés prematuros. Esta es una condición médica tratable pero grave en la que los pulmones del bebé no están completamente desarrollados. Esto hace que el bebé tenga dificultad para respirar después del nacimiento ya que los pulmones no funcionan normalmente.

El síndrome de dificultad respiratoria neonatal también se conoce con el nombre de enfermedad de membrana hialina. Antes del nacimiento, los pulmones de un niño no están obligados a proporcionarle oxígeno al bebé, ya que esto se realiza mediante la sangre de la madre. Después del nacimiento, los pulmones toman el control y comienzan a suministrar oxígeno al cuerpo.

En los casos de síndrome de dificultad respiratoria neonatal, ya que los pulmones no funcionan normalmente y comienzan a colapsarse después de cada respiración, el cuerpo no puede obtener suficiente oxígeno para funcionar, lo que causa síntomas y complicaciones.

¿Cuál es la etiología del síndrome de dificultad respiratoria neonatal?

La principal causa del síndrome de dificultad respiratoria neonatal es la falta de una sustancia llamada surfactante producida por el cuerpo del bebé que abre los pulmones cuando exhala y se cierra al inhalar. Esta sustancia también ayuda a mantener los alvéolos abiertos.

En bebés prematuros, hay una falta de surfactante que, después del nacimiento, causa el síndrome de dificultad respiratoria neonatal. Algunos estudios también sugieren un vínculo genético con el desarrollo de esta condición. También hay varios factores de riesgo para que el síndrome de dificultad respiratoria neonatal incluya:

  • Un hermano con la misma condición.
  • Dar a luz a gemelos o trillizos
  • Problemas con el flujo de sangre adecuado al bebé en el momento del nacimiento.
  • Si la madre es diabética en el momento del embarazo.

¿Cuáles son las características actuales del síndrome de dificultad respiratoria neonatal?

Los síntomas del síndrome de dificultad respiratoria neonatal se pueden ver inmediatamente después del nacimiento del bebé, mientras que en algunos casos el bebé comienza a mostrar signos de síndrome de dificultad respiratoria neonatal. Algunos de los síntomas que se pueden observar son:

  • Piel cianotica
  • Acampanado de las fosas nasales después de cada respiración
  • Respiración rápida
  • Disminución de la salida urinaria.
  • Fuerte sonido de gruñidos mientras respira

¿Cómo se puede diagnosticar el síndrome de dificultad respiratoria neonatal?

Un bebé que presenta los síntomas como se mencionó anteriormente suscita la sospecha de síndrome de dificultad respiratoria neonatal. Sin embargo, el médico descartará otras afecciones como infecciones que pueden causar problemas respiratorios. Esto se hará repartiendo el análisis de sangre. Una vez que se descarta una infección, se tomarán radiografías del tórax en forma de una radiografía o una tomografía computarizada que mostrará claramente los pulmones poco desarrollados que confirman el diagnóstico de síndrome de dificultad respiratoria neonatal.

¿Cómo se puede tratar el síndrome de dificultad respiratoria neonatal?

Un bebé que muestra signos de síndrome de dificultad respiratoria neonatal es inmediatamente admitido en la unidad de cuidados intensivos neonatales. Los tratamientos de primera línea para el síndrome de dificultad respiratoria neonatal son:

Terapia de reemplazo de surfactante: este modo de tratamiento consiste en suplementar al bebé con surfactante en cantidades suficientes para que los pulmones se desarrollen y el bebé pueda respirar sin ayuda. El surfactante se administra a través de un tubo de respiración, lo que garantiza que vaya directamente a los pulmones. El niño se conectará al ventilador para proporcionar asistencia respiratoria. Esta terapia puede repetirse dependiendo de la severidad de la condición. El tubo de respiración continuará colocándose hasta el momento en que el niño pueda respirar por sí solo.

Asistencia del ventilador: como los pulmones del niño no están desarrollados, se usa la asistencia del ventilador para proporcionar el oxígeno necesario al cuerpo. El volumen de oxígeno suministrado al cuerpo se reduce según las mejoras mostradas por el bebé después de los tratamientos.

¿Cuál es la perspectiva o pronóstico a largo plazo para el síndrome de dificultad respiratoria neonatal?

El síndrome de dificultad respiratoria neonatal es una afección grave pero tratable. La mayoría de los niños con esta condición superan esta condición en un lapso de unas pocas semanas a un máximo de un par de meses y luego llevan una vida normal y saludable. No hay informes de ningún daño en el cerebro debido a una insuficiencia de oxígeno o algún déficit a largo plazo para un niño con síndrome de dificultad respiratoria neonatal.

También lea:

Especialista en dolor at | 307-996-2960 | [email protected]

Soy un Neuroanestesiólogo y Especialista en el Tratamiento del Dolor. Me otorgaron el Premio Nacional de Medicina 2018. Soy CEO y fundador de la Unidad Internacional del Dolor de Madrid y editor de Journal Pain Management and Therapy. También es asesor y crítico del AIUM (Instituto Estadounidense de Ultrasonidos en Medicina) y miembro del Comité Organizador de las World Pain Conferences.

Tengo más de diez años de experiencia con terapias regenerativas que incluyen células madre mesenquimales, plasma rico en plaquetas, factores de crecimiento, transferencias de grasa y ácido hialurónico. Inicié Dolor-drdelgadocidranes.com para difundir el conocimiento y la conciencia.

Leave a Comment