Cómo afrontar el trastorno de ansiedad generalizada (GAD) y los consejos de recuperación

Consultar a su médico de familia debe ser lo principal si padece un trastorno de ansiedad generalizada. Solo un médico puede determinar si los síntomas se deben a cualquier otra afección médica o si son parte del trastorno de ansiedad. Si se diagnostica el trastorno, se recomienda visitar al profesional de salud mental. Los médicos tendrán conocimiento completo del trastorno, ya que recibirán capacitación en terapia cognitivo-conductual y / o terapia conductual. Estarán dispuestos a usar medicamentos cuando sea necesario.

Cuando acude a un profesional de la salud mental, siempre debe estar tranquilo. Una vez que se sienta cómodo, debe expresar su corazón a los practicantes. Se debe formar un equipo y los síntomas deben discutirse de manera cómoda. Se debe formar un plan para tratar el trastorno cuando sea necesario, que es una forma eficiente de tratar el trastorno.

Debe recordarse que los medicamentos no se pueden suspender una vez que se inicia el curso. Ciertas drogas deben ser consumidas solo bajo la supervisión de un médico. Asegúrese de consultar con el médico antes de dejar de tomar los medicamentos. Si observa efectos secundarios significativos, se ajustará la dosis de los mismos medicamentos.

El costo del tratamiento estará cubierto por la mayoría de los planes de seguro, que también incluyen organizaciones de mantenimiento de la salud (HMO). Si no tiene seguro para cubrir los costos, la división de Servicios Humanos y de Salud en su condado podría ser de alguna ayuda. El plan de Medicaid podrá hacerse cargo del costo si cuenta con asistencia pública.

Consejos de recuperación para el trastorno de ansiedad generalizada (TAG)

Desorden de ansiedad generalizada (GAD) Consejo de recuperación 1: aprenda qué es la preocupación?

La preocupación crónica es la base del trastorno de ansiedad generalizada. Es importante abordar las preocupaciones, ya que tiene un gran juego de roles en el desencadenamiento de GAD.

Puede relacionar las preocupaciones que provienen del exterior y de otras personas. Sin embargo, son autogenerados. El desencadenante proviene de las fuentes externas, pero el diálogo interno sigue funcionando constantemente. Cuando tiendes a preocuparte, estás hablando de los terribles eventos que pueden ocurrir. Continúa revisando las situaciones muy a menudo y trata de encontrar maneras de manejarlo.

Todas estas situaciones le mantendrán bajo la impresión de que está tratando de protegerse de todas las situaciones estresantes que van a ocurrir. La preocupación no es productiva y tiende a minar tu energía mental sin ofrecer ninguna solución para los problemas.

La manera más fácil de distinguir entre las preocupaciones productivas y las improductivas es relacionando los escenarios. Si te centras en escenarios de “qué pasa si”, la preocupación no es productiva. Una vez que se abandona la idea de las preocupaciones vagas, la ansiedad se puede tratar de una manera más productiva. Esto puede implicar aprender a combatir las preocupaciones y aceptar las incertidumbres que son parte de la vida.

Desorden de ansiedad generalizada (GAD) Consejo de recuperación 2: Técnicas de relajación del ejercicio

Cuando estás en un estado relajado, tu cerebro no tiende a formar un círculo vicioso de preocupaciones. Tu ritmo cardíaco es más bajo y comienzas a respirar profundamente. La presión arterial se estabiliza y los músculos del cuerpo también se relajan. La táctica más poderosa para aliviar la ansiedad de fortalecer la respuesta de relajación del cuerpo.

Una práctica regular ayudará a fortalecer esta respuesta hábilmente. Intenta practicar todos los días al menos durante 30 minutos. La vulnerabilidad al estrés y la ansiedad se reducirá si fortalece la capacidad de relajación. La respuesta de relajación será más fácil a medida que pase el tiempo y finalmente se sentirá natural después de la práctica regular.

  • Técnica de relajación muscular progresiva: La tensión muscular se puede liberar con la técnica de relajación muscular progresiva. Esto implica tensar y liberar varios grupos musculares en el cuerpo.
  • Técnica de respiración profunda: La ansiedad se determina por una respiración más rápida. Esto puede provocar diversas afecciones, como dificultad para respirar y mareos, que incluyen manos con hormigueo y pies. La situación puede controlarse respirando profundamente desde el diafragma.
  • Meditación: La ansiedad puede reducirse mediante diversas meditaciones. La meditación consciente promete un alivio total de las situaciones estresantes. Con práctica regular, el área del cerebro que es responsable del pensamiento se mantendrá en calma.

Desorden de ansiedad generalizada (GAD) Consejo de recuperación 3: Enfríe rápidamente

Las personas que sufren de GAD no saben calmarse. A través de diversas técnicas, la ansiedad puede controlarse. Los mejores métodos para auto-calmar incluyen uno o más sentidos físicos como el olfato, el tacto, la audición, el gusto y la visión. Pruebe algunos de estos:

  • Buscando: Vaya a un museo de arte y sumérjase en las hermosas vistas. Esto calmará los pensamientos desencadenados.
  • Escuchando: Escucha música que aterriza suavemente en los oídos. Sonidos naturales como el canto de los pájaros, el azote de las olas y el crujido de las hojas tienen la tendencia de calmar la mente.
  • Olor: Tome un soplo de aire fresco. Llena el aire con tu perfume favorito o velas aromáticas ligeras.
  • Degustación: Saborea cada bocado de tu comida favorita. Disfruta de una bebida que te guste más. Cocina una comida si es posible para mantener tu mente ocupada.
  • Tocando: Obtén un masaje relajante. Pase tiempo con las mascotas. Disfrute de un baño de burbujas o acurrúquese dentro de una manta.

Consejo de recuperación del trastorno de ansiedad generalizado (GAD) 4: Cambio en el estilo de vida

Los síntomas de GAD se pueden mantener en sus niveles mínimos con un estilo de vida equilibrado. Comprométase con ciertos estilos de vida que reduzcan los síntomas de ansiedad.

Cambio a hábitos alimentarios saludables:

Comience el día con la porción correcta del desayuno y continúe tomando comidas pequeñas. Un nivel bajo de azúcar en la sangre también puede hacer que se sienta irritable y ansioso. Consume muchos carbohidratos complejos como frutas, granos integrales y vegetales. Ayudan a aumentar el nivel de serotonina en el cerebro.

Omita la cafeína y el azúcar:

No consuma bebidas con cafeína ya que interfiere con el sueño y también puede aumentar la ansiedad. Controle sus ansias de azúcar, ya que una gran cantidad puede hacer que se sienta agotado tanto emocional como físicamente.

Hacer ejercicio regularmente:

Los ejercicios regulares como los aeróbicos pueden mantener los niveles de ansiedad bajo control. Da el máximo alivio en caso de trastorno de ansiedad generalizada (TAG). También aumenta la energía mental y física y mejora la liberación de endorfinas, que te hacen sentir bien.

Resisten el alcohol y la nicotina:

El alcoholismo puede conducir al abuso del alcohol y la adicción. Beber alcohol puede ser una fuente temporal para reducir la ansiedad, pero el efecto se desvanece cuando desaparece. La nicotina es un fuerte estimulante y fumar cigarrillos a menudo resulta en un aumento de los niveles de ansiedad.

Obtenga suficiente cantidad de sueño:

La preocupación y la ansiedad seguramente causarán insomnio ya que los pensamientos siguen molestando a la mente de una persona. La falta de sueño también contribuye a la ansiedad. Cuando no duerme lo suficiente, el cuerpo pierde la capacidad de manejar el estrés. Cuando descansa lo suficiente, se mantiene un fuerte equilibrio emocional en el cuerpo. Esto es un factor importante para abordar la ansiedad y las preocupaciones.

¿Cuánto tiempo lleva recuperarse de GAD?

La recuperación del trastorno de ansiedad generalizada no implica soluciones rápidas o pociones mágicas. Cuanto más aprenda a manejar las incertidumbres, menos ansioso se sentirá. El “cambio en la percepción” ayudará a largo plazo. Piense en la ansiedad como parte de su rutina diaria en lugar de un trastorno. Si te obligas a recuperarte de él, tenderá a ponerte más ansioso. Repensar solo empeora la situación y, por lo tanto, se debe evitar.

Considera la ansiedad como algo que no tiene control sobre ti. Olvide el pasado y todas las instancias relacionadas. Sigue practicando la meditación y encuentra lo que te hace sentir bien. Sea positivo y finalmente encontrará una manera de dejar atrás ese desorden.

También lea:

Soy un Neuroanestesiólogo y Especialista en el Tratamiento del Dolor. Me otorgaron el Premio Nacional de Medicina 2018. Soy CEO y fundador de la Unidad Internacional del Dolor de Madrid y editor de Journal Pain Management and Therapy. También es asesor y crítico del AIUM (Instituto Estadounidense de Ultrasonidos en Medicina) y miembro del Comité Organizador de las World Pain Conferences.

Tengo más de diez años de experiencia con terapias regenerativas que incluyen células madre mesenquimales, plasma rico en plaquetas, factores de crecimiento, transferencias de grasa y ácido hialurónico. Inicié Dolor-drdelgadocidranes.com para difundir el conocimiento y la conciencia.

Leave a Comment