¿Qué es el síndrome de Waldenström: causas, síntomas, tratamiento?

¿Qué es el síndrome de Waldenstrom?

El síndrome de Waldenström es el nombre dado a un trastorno maligno de la médula ósea y los tejidos linfáticos. Esta afección es un tipo de linfoma en el que hay un número excesivo de glóbulos blancos llamados linfocitos B.

Con el tiempo y a medida que la enfermedad avanza, se produce una acumulación gradual de estos glóbulos blancos que da como resultado un aumento de la proteína del anticuerpo IgM. Este aumento en la producción de IgM hace que la sangre se vuelva anormalmente gruesa. Como resultado, la sangre no puede moverse libremente dentro de los vasos sanguíneos pequeños causando una variedad de problemas debido a la falta de circulación sanguínea adecuada a través del cuerpo.

En algunos casos, el vaso sanguíneo también puede romperse como resultado de la sangre espesa que fluye a través de él debido al aumento de IgM. Este desgarro de los vasos sanguíneos puede provocar hemorragia en la nariz, las encías y los ojos como resultado del síndrome de Waldenström.

¿Cuáles son las causas del síndrome de Waldenstrom?

La causa raíz del síndrome de Waldenström sigue siendo una cuestión de investigación y aún no se ha encontrado la causa exacta. En algunos casos, se sabe que el síndrome de Waldenström ocurre en familias, pero estos casos son extremadamente raros y no se ha demostrado un vínculo entre la composición genética de un individuo y el síndrome de Waldenström.

¿Cuáles son los síntomas del síndrome de Waldenstrom?

La característica clásica de presentación del síndrome de Waldenström es la presencia de síntomas de anemia con fatiga y letargo. Esto se debe a la pérdida de sangre como resultado de la ruptura de los vasos sanguíneos debido a que la sangre es excesivamente gruesa.

El sangrado de la nariz, las encías y los ojos también es común en el síndrome de Waldenström. La neuropatía periférica es otro síntoma más del síndrome de Waldenström.
Además, la hepatoesplenomegalia también está presente en individuos con el síndrome de Waldenström. Los síntomas son extremadamente variables en individuos con el Síndrome de Waldenström y dependen del grosor de la sangre que se produce debido a los niveles elevados de IgM.

¿Cómo se diagnostica el síndrome de Waldenstrom?

El diagnóstico del síndrome de Waldenström se sospecha cuando un individuo presenta síntomas de sangrado por la nariz, las encías y los ojos. Un examen físico realizado revelará un agrandamiento del bazo y el hígado que señalará más adelante el síndrome de Waldenström.

Esto dará lugar a un análisis de sangre que revelará un recuento bajo de glóbulos rojos y un recuento elevado de glóbulos blancos. Las pruebas séricas para verificar los niveles de IgM mostrarán que es significativamente elevada, lo que confirma el diagnóstico del síndrome de Waldenström.

¿Cómo se trata el síndrome de Waldenstrom?

Mientras el individuo esté asintomático con un diagnóstico conocido del síndrome de Waldenström, un esperar y ver el enfoque es adoptado. La plasmaféresis normalmente se realiza para reducir el grosor de la sangre, de modo que pueda fluir más suavemente a través de los vasos sanguíneos.

En este proceso, el exceso de IgM se filtra, lo que hace que la sangre sea menos espesa. En los casos en que la enfermedad avanza, puede ser necesario realizar transfusiones de sangre o transfusiones de plaquetas.

Además, hay muchos agentes quimioterapéuticos que pueden usarse para el tratamiento del síndrome de Waldenström, de los cuales Cytoxan es el más ampliamente utilizado para este fin.

Además, el rituximab también ha mostrado una buena respuesta al tratamiento del síndrome de Waldenström. A partir de ahora, el último medicamento aprobado por la FDA es ibrutinib para el tratamiento del síndrome de Waldenström.

Especialista en dolor at | 307-996-2960 | [email protected]

Soy un Neuroanestesiólogo y Especialista en el Tratamiento del Dolor. Me otorgaron el Premio Nacional de Medicina 2018. Soy CEO y fundador de la Unidad Internacional del Dolor de Madrid y editor de Journal Pain Management and Therapy. También es asesor y crítico del AIUM (Instituto Estadounidense de Ultrasonidos en Medicina) y miembro del Comité Organizador de las World Pain Conferences.

Tengo más de diez años de experiencia con terapias regenerativas que incluyen células madre mesenquimales, plasma rico en plaquetas, factores de crecimiento, transferencias de grasa y ácido hialurónico. Inicié Dolor-drdelgadocidranes.com para difundir el conocimiento y la conciencia.

Leave a Comment