¿Se puede curar la anisocoria?

Anisocoria se refiere a una condición en la cual existe una irregularidad en el tamaño de las pupilas de los ojos (1, 2, 4) . La anisicoria es una condición benigna y hay varias causas para ella (2, 4). De hecho, algunos estudios han revelado que la mayoría de las personas tienen alguna irregularidad en el tamaño de sus pupilas cuando están expuestas a la luz tenue, pero la diferencia no es tan importante como para ser una causa de preocupación (3) . Sin embargo, una diferencia significativa en el tamaño de los alumnos indica una condición médica subyacente, que requerirá tratamiento.

En algunos casos, un individuo nace con Anisocoria aunque es bastante raro. Las personas con anisocoria también tienden a tener visión borrosa o doble (5, 6) . También puede haber pérdida temporal de la visión en algunos casos. Los dolores de cabezatambién se observan en personas con anisocoria (6) . La fiebre, la rigidez del cuello y las náuseas o vómitos también se pueden ver según la causa de la anisocoria en una persona.

¿Qué causa la anisocoria?

El síndrome de Horner es la causa principal de la anisocoria, aunque ciertos medicamentos administrados para las infecciones oculares también pueden causarla (1). El daño al cerebro y los nervios también tiende a causar anisocoria (1) . Una lesión en el ojo es también una de las causas comunes de anisocoria (1) . Este artículo ofrece una breve descripción de si Anisocoria puede curarse.

 

¿Se puede curar la anisocoria?

Si un individuo no ha nacido con Anisocoria, entonces este tipo de Anisocoria definitivamente puede curarse. El tratamiento para la anisocoria depende de la causa subyacente.

Medicamentos antiinflamatorios para curar la anisocoria: si la inflamación del iris es la causa de la anisocoria, los medicamentos para tratar la infección y calmar los medicamentos generalmente eliminan la anisocoria.

Antibióticos o antivirales para tratar la anisocoria: si las infecciones bacterianas o virales se diagnostican como causa de la anisocoria, se recomendarán antibióticos o antivirales como cura para la anisocoria.

Curación de la anisocoria con radiación y quimioterapia: la anisocoria causada por un tumor cerebral se puede tratar eliminando el tumor seguido de radiación y quimioterapia .

Cirugía para curar la anisocoria: la anisocoria causada por una lesión ocular puede requerir tanto un tratamiento conservador como quirúrgico para tratar la lesión y eliminar la anisocoria.

No se requiere tratamiento: en algunos casos, la irregularidad en el tamaño de la pupila es tan pequeña que ni siquiera es visible a simple vista. En tales casos, el médico puede considerar el tamaño desigual de la pupila como una variante normal y no recomendar ningún tratamiento. En estos casos, la anisocoria desaparece por sí sola sin ningún tratamiento.

A veces, no hay cura para la anisocoria: sin embargo, si se produce un daño permanente en el cerebro y el sistema nervioso, que resulta en la anisocoria, es extremadamente difícil volver a la pupila afectada a su tamaño normal. En tales casos, la anisocoria permanece más o menos permanente.

Conclusión

En resumen, la anisocoria es una afección tratable y su tratamiento depende de la causa subyacente. Los casos muy leves de Anisocoria no requieren ningún tratamiento y se consideran temporales. Sin embargo, la anisocoria causada por afecciones médicas graves como daño a los nervios o un tumor requiere un tratamiento agresivo para tratar estas afecciones y eliminar la anisocoria.

Por lo tanto, se recomienda que si una persona tiene un grado significativo de Anisocoria, debe ser evaluada exhaustivamente para descartar cualquier condición médica grave. Si se diagnostica una afección médica, la persona debe recibir tratamiento de inmediato para evitar complicaciones y deshacerse de la Anisocoria.

Soy un Neuroanestesiólogo y Especialista en el Tratamiento del Dolor. Me otorgaron el Premio Nacional de Medicina 2018. Soy CEO y fundador de la Unidad Internacional del Dolor de Madrid y editor de Journal Pain Management and Therapy. También es asesor y crítico del AIUM (Instituto Estadounidense de Ultrasonidos en Medicina) y miembro del Comité Organizador de las World Pain Conferences.

Tengo más de diez años de experiencia con terapias regenerativas que incluyen células madre mesenquimales, plasma rico en plaquetas, factores de crecimiento, transferencias de grasa y ácido hialurónico. Inicié Dolor-drdelgadocidranes.com para difundir el conocimiento y la conciencia.

Leave a Comment