Cepa del arco: ¿Qué causa el dolor en el arco del pie?

¿Qué son los arcos de pie?

Hay 26 huesos en cada pie, que forman los dos arcos. El arco transversal recorre el ancho del pie y el arco longitudinal recorre la longitud del pie. Los huesos del arco del pie se mantienen unidos principalmente según la forma con la que encajan entre sí. Los ligamentos son los tejidos fibrosos que ayudan a mantener los huesos uno contra el otro. El soporte secundario para el pie está dado por los músculos del pie y la fascia plantar, que es un tejido duro y fibroso. Las almohadillas grasas presentes en el pie ayudan a absorber el impacto y también a soportar peso. Una persona experimenta tensión en el arco o dolor en el arco del pie cuando hay algo mal con la interacción o en la función de cualquiera de estos elementos.

Grados de la tensión del arco

  • Primero Grade Arch Strain: El dolor en el arco del pie se siente solo durante la actividad.
  • Second Grade Arch Strain: El dolor en el arco del pie se siente antes y después de cualquier actividad y no interfiere con la vida diaria del paciente.
  • Strain Arch del tercer grado: El dolor en el arco del pie se siente antes, durante y después de cualquier actividad, especialmente la actividad atlética e interfiere con la vida diaria del paciente.
  • Arco del cuarto grado Cepa: Se siente dolor intenso en el arco del pie, tanto que interfiere con la vida diaria del paciente.

Arch Strain: ¿Qué causa el dolor en el arco del pie?

Las estructuras primarias en nuestro cuerpo , que ayudan a absorber y devolver la fuerza hacia y desde la b Ody al mundo externo, mientras estamos de pie, son los arcos del pie. Cuando algo le sucede a estos arcos de los pies sentimos dolor en ellos. Hay muchas causas de distensión del arco o dolor en el arco del pie, como traumatismo por fuerza directa, distensiones musculares, esguinces de ligamentos, mala alineación biomecánica, uso excesivo, fracturas por estrés, artritis inflamatoria o falta de hermeticidad o opresión en las articulaciones del pie; todo esto puede causar tensión en el arco del pie que causa dolor en el arco del pie.

  • Dolor en arco en el arco del pie causado por fascia plantar: Una de las causas más comunes de distensión del arco o dolor en el arco del el pie es una lesión de la fascia plantar, que es un tejido conjuntivo grueso que ayuda a sostener el arco en la parte inferior del pie. Se extiende desde el calcáneo (que es el talón) hacia las cabezas de los metatarsianos.
  • Cuando hay daño en la fascia plantar, puede provocar una respuesta inflamatoria, que puede causar dolor en el arco del pie.
  • Distensión o dolor en el arco del pie causado por traumatismo o lesiones: Las distensiones, esguinces, fracturas y hematomas, las tensiones en el pie pueden causar tensión en el arco o dolor en el arco del pie. Una lesión de fuerza contundente causada por alguien que pisa el pie puede provocar un hematoma, así como daños en las estructuras primaria y secundaria del pie.
  • Dolor en el arco del arco causado por lesiones musculares en el arco: Hay muchos músculos del pie y la parte inferior de la pierna, que se conectan en el arco o cerca del arco del pie. Por lo tanto, cualquier lesión o tirantez en los músculos puede llevar a una biomecánica incorrecta, que produce tensión en el arco o dolor en el arco del pie.
  • Drenaje del arco o dolor en el arco del pie causado por uso excesivo: Se pueden producir daños en los músculos del pie por uso excesivo, hematomas, estiramiento excesivo o sobrecarga, lo que produce tensión en el arco o dolor en el arco del pie.
  • Drenaje del arco o dolor en el arco del pie causado por artritis: La ​​artritis también puede ocurrir en las articulaciones del arco debido a los movimientos repetitivos del pie, lo que acentúa y agota el arco del pie.
  • Lesión ligamentosa como causa de distensión del arco o dolor en el arco del pie: La distensión del arco puede ocurrir cuando hay un estiramiento excesivo de los ligamentos, que mantienen unidos los huesos y cuando hay un desgarro de las fibras.

Otras causas de distensión del arco o dolor en el arco del pie incluyen:

  • Cualquier lesión o trauma en los huesos del pie occurri ng como resultado de torsión o un solo golpe en el arco del pie puede causar tensión en el arco. El trauma repetitivo de los arcos puede provocar una fractura por estrés.
  • Las lesiones por microtraumatismo repetitivo pueden provocar fascitis plantar, fracturas por estrés, artritis aguda y crónica que producen dolor en el arco.
  • Las lesiones microtraumáticas también ocurren cuando el cuerpo las estructuras se tensionan y se tensionan repetidamente hasta el punto donde hay daño tisular alrededor del arco del pie.
  • El dolor en el arco del pie también puede ocurrir al correr sobre superficies irregulares, superficies muy duras / blandas, usar zapatos que no tienen amortiguación cualidades o sobre ejercicio, etc.

Signos y síntomas de distensión del arco o dolor en el arco del pie

  • El paciente que sufre de distensión del arco siente dolor y sensibilidad en la parte inferior del pie, que es característico de la fascia plantar. Los síntomas de dolor y sensibilidad se pueden sentir en un área localizada o en un área general.
  • El estiramiento de la fascia plantar puede aumentar o disminuir el dolor.
  • En los casos leves de fascitis plantar, disminuye el dolor, ya que los tejidos suaves del pie se calientan. A medida que aumenta el uso del pie, también aumenta el dolor en el arco del pie.
  • En la fascitis plantar severa, cualquier tensión en el arco del pie aumenta el dolor.
  • Dolor en un punto específico o dolor en un pie específico la región indica que hay algo mal en esa área en particular.
  • Los ligamentos ayudan a unir los huesos y ambos trabajan juntos para formar articulaciones. La tensión en los ligamentos del arco causa dolor en el arco del pie y si hay dolor en el punto y aflojamiento de la articulación, indican un esguince.
  • Si se siente dolor en el arco del pie tras la extensión completa, flexión o giro del pie o trabajando el pie contra la resistencia; todos estos indican lesión muscular.
  • La sensibilidad grave al punto presente sobre un área de un hueso indica una fractura. Se puede sentir una brecha o un bulto distinguible en el sitio de la fractura. Un antepié o un dedo del pie girado es otro signo de una fractura.
  • Una lesión de fuerza directa en el pie puede provocar hematomas. Los tejidos que conforman el arco no proporcionan tanta protección debido a que cualquier golpe en el pie causa dolor, hinchazón, decoloración en esa región.
  • El paciente que sufre de distensión del arco o dolor en el arco del pie también puede tener síntomas de sensación “crujiente” en el área debido a la inflamación.

Investigaciones para diagnosticar la distensión del arco o dolor en el arco del pie

Se realiza un historial médico y un examen físico minucioso del paciente para evaluar la naturaleza de la lesión y la causa detrás de ella. Es importante diagnosticar la causa correcta del dolor en el arco del pie. Una buena pauta general es comparar el lado lesionado con el lado no lesionado. Ambos pies del paciente serán examinados por el médico. La lesión puede ocurrir como un bulto distinguible o una brecha que se siente en la región afectada. La gravedad de la lesión se puede determinar a partir de la causa de la lesión, el tipo de lesión y la gravedad del dolor en el arco del pie. El médico tocará y manipulará el arco y el pie del paciente aplicando presión para detectar cualquier punto sensible, deformidades o cualquier diferencia en los huesos del arco y el pie. El médico también examinará la función de los músculos del pie sosteniendo o moviendo el tobillo y el pie contra la resistencia. También se le puede pedir al paciente que se pare, camine o incluso corra. Cualquier dolor que ocurra como resultado de un movimiento particular ayuda a determinar la causa del dolor. Los nervios del pie también se prueban para garantizar que no se lastimen. También se pueden realizar pruebas de imágenes como rayos X, gammagrafía ósea o resonancia magnética del pie y el arco para evaluar cualquier cambio en la estructura del hueso.

Tratamiento para la distensión del arco o dolor en el arco del pie

  • ARROZ (reposo, hielo, compresión y elevación) debe iniciarse tan pronto como el dolor o la molestia se sienta en el arco del pie. La aplicación de hielo para la deformación del arco no debe realizarse durante más de 20 minutos. Se debe usar una bolsa de plástico o una toalla para envolver el hielo. Se debe tomar un descanso adecuado, para que los tejidos puedan curarse y también para prevenir un mayor estrés en la región del arco del pie. La compresión y elevación de la región afectada ayudan a prevenir cualquier inflamación en ese arco de la región del pie.
  • Los analgésicos de venta libre ayudan a reducir el dolor y la hinchazón del arco del pie. Los medicamentos, como el paracetamol (Tylenol) y los AINE, como la aspirina, el naproxeno, el ibuprofeno ayudan en la inflamación junto con el dolor en el arco del pie. El paciente no debe exceder la dosis recomendada del medicamento. Los pacientes que tienen antecedentes de úlceras estomacales, afecciones médicas crónicas y aquellos que toman otros medicamentos deben prestar atención adicional.
  • Las terapias manuales para la distensión del arco se pueden utilizar para ayudar a reducir el dolor en el arco del pie y aumentar la circulación hacia la región afectada para promover la curación.
  • La modificación de la actividad debe realizarse para mantener el nivel de condición física del paciente.
  • Se deben evitar las actividades que causan dolor, malestar y dolor alrededor del arco del pie, como correr. Esas actividades, que resultan en múltiples impactos del cuerpo con el suelo, también deben evitarse.
  • Sin embargo, se pueden hacer entrenadores elípticos, ciclismo, máquinas de paso, máquinas de esquí y natación, ya que no implican un impacto y permiten que el paciente mantenga y mejore su estado físico.
  • Se deben realizar medidas profilácticas correctivas, como reemplazar los zapatos viejos y reemplazar las plantillas de los zapatos actuales. Los zapatos que han desgastado las suelas deben ser reemplazados. Se recomienda reemplazar los zapatos cada seis meses.
  • Los aparatos ortopédicos listos para usar u ortesis a medida ayudan a mejorar la biomecánica del pie.
  • Se deben realizar ejercicios que ayuden a aumentar la fuerza, flexibilidad y estabilidad del arco del pie afectado. También se deben realizar ejercicios que ayuden a corregir los músculos que no están equilibrados. Los ejercicios de flexibilidad ayudan a mantener o mejorar la longitud del músculo a la vez que disminuyen las posibilidades de lesiones o lesiones en el músculo.
Especialista en dolor at | 307-996-2960 | [email protected]

Soy un Neuroanestesiólogo y Especialista en el Tratamiento del Dolor. Me otorgaron el Premio Nacional de Medicina 2018. Soy CEO y fundador de la Unidad Internacional del Dolor de Madrid y editor de Journal Pain Management and Therapy. También es asesor y crítico del AIUM (Instituto Estadounidense de Ultrasonidos en Medicina) y miembro del Comité Organizador de las World Pain Conferences.

Tengo más de diez años de experiencia con terapias regenerativas que incluyen células madre mesenquimales, plasma rico en plaquetas, factores de crecimiento, transferencias de grasa y ácido hialurónico. Inicié Dolor-drdelgadocidranes.com para difundir el conocimiento y la conciencia.

Leave a Comment