Aorta

¿Cuáles son las complicaciones de la cirugía de reemplazo valvular aórtico?

La sustitución de la válvula aórtica es un procedimiento de tratamiento que se realiza para tratar cualquier trastorno cardíaco causado por la válvula afectada. La válvula aórtica ayuda a regular el flujo sanguíneo del corazón a todo el cuerpo. Las válvulas también aseguran que la sangre fluya en la dirección correcta. Este no es el final, la válvula aórtica también ayuda a separar claramente los ventrículos (la cámara de bombeo de sangre del corazón) de la arteria (suministrando sangre oxigenada). Cuando el ventrículo se contrae inmediatamente, la válvula aórtica se abre permitiendo que la sangre fluya en la aorta a través del ventrículo izquierdo. A medida que el ventrículo libera la posición contraída y llega a su forma original, la válvula aórtica se cierra. Esto ayuda a restringir el flujo de sangre en dirección opuesta, es decir, a través de los ventrículos.

Cuando la válvula aórtica no funciona correctamente, la simetría en el flujo sanguíneo se ve obstaculizada y la condición también ejerce una presión adicional sobre el corazón para mantener un flujo uniforme de sangre en todo el cuerpo.

Síntomas del trastorno de la válvula aórtica

En algunos pacientes no se observa ningún síntoma significativo durante muchos años, mientras que; en algunos pacientes, los síntomas se muestran de inmediato. Varios de los síntomas comunes del trastorno de la válvula aórtica incluyen:

El sustituto de la válvula aórtica es muy eficaz para curar las válvulas afectadas y facilita la eliminación de los síntomas dolorosos al regular el flujo sanguíneo normal en el cuerpo. También ayuda a prolongar la vida y también a fortalecer los músculos del corazón.

Procedimiento de reemplazo de válvula aórtica

Hay varios factores que se consideran al decidir si realizar este procedimiento de reemplazo o no. Algunos de estos factores son:

  • Edad del paciente
  • Estado de salud
  • Si el tratamiento es lo suficientemente eficiente o se necesita otra cirugía cardíaca para tratar el problema.

Por lo general, los médicos optan por la reparación de la válvula cardíaca, porque tiene el menor nivel de riesgo asociado. Fortalece la condición y el funcionamiento del corazón y también reduce drásticamente la necesidad de reducir los medicamentos en sangre durante años, ya que es esencial después de ciertos tipos de reemplazo valvular.

¿Cuáles son las complicaciones de la cirugía de reemplazo de válvula aórtica?

Algunas de las complicaciones graves asociadas con la cirugía de reemplazo valvular aórtico son las siguientes:

  • Formación de coágulos sanguíneos
  • Accidente cerebrovascular
  • Los latidos cardíacos irregulares son una complicación de la cirugía de reemplazo valvular aórtico
  • Sangrado
  • Infección
  • Disfunción de la válvula
  • Muerte

Todas estas complicaciones de la cirugía de reemplazo valvular aórtico son muy críticas y si no se tratan a tiempo, pueden conducir a la muerte de un individuo.

Diferencia entre la reparación y el reemplazo de la válvula aórtica

Algunas personas tienen un orificio en la válvula para ellos en lugar de optar por un tratamiento de reemplazo, los médicos sugieren un procedimiento de reparación. Sin embargo, esta decisión depende principalmente de la gravedad de la condición del paciente porque no se pueden reparar todos los tipos de válvulas. Una cosa interesante acerca de este proceso de tratamiento es que la reparación de la válvula es muy difícil y complicada en comparación con el proceso de tratamiento de reemplazo. Solo después de una discusión detallada con expertos y médicos multidisciplinarios del equipo del corazón, tome la decisión sobre qué procedimiento de tratamiento debe realizarse.

La sustitución de la válvula aórtica puede realizarse de dos maneras; ya sea por cirugía a corazón abierto y por TAVR, es decir, reemplazo de válvula aórtica transcatéter. En la cirugía a corazón abierto, se realiza un gran corte en la región del tórax del paciente, mientras que; En la TAVR se realiza una pequeña incisión en el tórax y, a través de ella, se inserta un catéter en el cuerpo del paciente. La opción posterior es menos complicada, más efectiva e implica menos riesgo en comparación con la cirugía a corazón abierto. Solo el médico puede decidir cuál es la mejor y más efectiva y segura opción para el paciente, dependiendo de la condición de salud del paciente y su historial.

Soy un Neuroanestesiólogo y Especialista en el Tratamiento del Dolor. Me otorgaron el Premio Nacional de Medicina 2018. Soy CEO y fundador de la Unidad Internacional del Dolor de Madrid y editor de Journal Pain Management and Therapy. También es asesor y crítico del AIUM (Instituto Estadounidense de Ultrasonidos en Medicina) y miembro del Comité Organizador de las World Pain Conferences.

Tengo más de diez años de experiencia con terapias regenerativas que incluyen células madre mesenquimales, plasma rico en plaquetas, factores de crecimiento, transferencias de grasa y ácido hialurónico. Inicié Dolor-drdelgadocidranes.com para difundir el conocimiento y la conciencia.

Leave a Comment