Disautonomía o disfunción autonómica: tipos, signos, causas, tratamiento, pronóstico

La disautonomía también conocida como Disfunción Autonómica es una falla del sistema nervioso autónomo. El sistema nervioso autónomo realiza varias funciones vitales, algunas de las cuales incluyen control del ritmo cardíaco, presión arterial, sudoración, etc. Un trastorno del sistema nervioso autónomo puede afectar cualquiera de estas cosas.

Tipos de disautonomía o disfunción autónoma

  • Síndrome de POTS
  • Taquicardia.
  • Desmayos y mareos.
  • Desglose autónomo.
  • Síncope neurocardiogénico.
  • Hipotensión ortostática

Este trastorno también puede ocurrir debido a otros trastornos diversos, como la diabetes mellitus, multisistema atrofia y otros trastornos que afectan al sistema nervioso.

Signos y síntomas de disautonomía o disfunción autónoma

Hay una gran variedad de síntomas de disautonomía y varían de un individuo a otro. En la disautonomía, la calidad de vida de una persona se ve gravemente afectada. Algunas personas con disautonomía se ven afectadas solo levemente, mientras que otras padecen discapacidades graves debido a esta enfermedad.

Los principales síntomas de disautonomía o disfunción autónoma

    • Fatiga severa
    • Aumento de la sed
    • Mareos o vértigo
    • Ataques de ansiedad o de pánico
    • Taquicardia o bradicardia.
    • Presión arterial baja ortostática
    • Enrojecimiento facial
    • Dolores de cabeza

Causas de disautonomía o disfunción autónoma

No está del todo claro cómo se produce la disautonomía, aunque como se indicó anteriormente, algunos de los factores incluyen

Trastornos autoinmunes

  • Enfermedad de Lyme
  • Diabetes mellitus
  • Trauma cerebral
  • Atrofia multisistémica
  • Lesión a la médula espinal

Tratamiento de la disautonomía o la disfunción autónoma

Para controlar los síntomas cardíacos, se puede realizar un procedimiento denominado procedimiento de ablación cardíaca, que elimina por completo los síntomas cardíacos. El uso de medicamentos a largo plazo también se sugiere para la estabilización de la condición. Los medicamentos como Xanax se pueden usar para controlar los síntomas de la ansiedad. Hay muchos casos en los que el tratamiento de la disautonomía es de apoyo. Para controlar los síntomas ortostáticos como mareos y síntomas de vértigo, medicamentos como la midodrina son útiles. Por lo general, es difícil tratar la disautonomía y, por lo general, requiere terapias multimedicamentos.

Pronóstico de disautonomía o disfunción autonómica

El pronóstico de las personas que padecen disautonomía varía según la forma de la enfermedad que tenga el individuo. Hay algunas formas que disminuyen con el tiempo y no afectan la esperanza de vida, pero dejan a la persona bastante discapacitada. Mientras que, hay otras formas de disautonomía, que son progresivas con degeneración del sistema nervioso central donde el pronóstico es bastante pobre con la muerte como resultado de una insuficiencia respiratoria o un paro cardíaco repentino.

Soy un Neuroanestesiólogo y Especialista en el Tratamiento del Dolor. Me otorgaron el Premio Nacional de Medicina 2018. Soy CEO y fundador de la Unidad Internacional del Dolor de Madrid y editor de Journal Pain Management and Therapy. También es asesor y crítico del AIUM (Instituto Estadounidense de Ultrasonidos en Medicina) y miembro del Comité Organizador de las World Pain Conferences.

Tengo más de diez años de experiencia con terapias regenerativas que incluyen células madre mesenquimales, plasma rico en plaquetas, factores de crecimiento, transferencias de grasa y ácido hialurónico. Inicié Dolor-drdelgadocidranes.com para difundir el conocimiento y la conciencia.

Leave a Comment