Dolores de crecimiento: ¿Qué necesitas saber?

¿Sus hijos experimentan dolor en las piernas o dolor durante la noche? Esto podría ser dolores de crecimiento, una queja común en los niños. Estos son generalmente inofensivos, pero pueden causar incomodidad al niño. Además, como ocurre en los niños pequeños, es importante que los padres consuelen al niño y tomen medidas para tranquilizarlos. Es esencial saber sobre los dolores de crecimiento y su manejo para poder cuidar adecuadamente y buscar ayuda médica si es necesario.

¿Qué quiere decir con dolores de crecimiento?

Los dolores de crecimiento son dolores de calambres con una sensación de malestar en las piernas que podrían mantener a algunos niños despiertos en la noche. Esto se ve generalmente en niños pequeños entre 3 y 5 años y niños entre 8 y 12 años. A veces, puede verse en personas que ingresan a la adolescencia, pero finalmente se desvanece.

Los dolores de crecimiento en realidad son dolores musculares que se sienten en las piernas, generalmente en ambos lados. El dolor generalmente se siente en los muslos, las pantorrillas y en la parte posterior de las piernas. Los dolores de crecimiento pueden no estar necesariamente relacionados con los brotes de crecimiento, pero generalmente se observan durante los años de crecimiento. Los niños pueden experimentar estos dolores después de un día dedicado a jugar, saltar o realizar actividades deportivas. Si bien esto es cierto, los dolores de crecimiento no causan daños a la salud del niño.

¿Cuáles son los síntomas de los dolores de crecimiento?

Los dolores de crecimiento pueden afectar a cada niño de una manera diferente. Para algunos puede haber un ligero dolor, pero para algunos puede ser insoportable. El niño puede quejarse de dolores musculares adoloridos y calambres, principalmente en los muslos, la parte posterior de la rodilla y las pantorrillas. La frecuencia y la intensidad del dolor varía de niño a niño. Algunos pueden tener dolor todas las noches, mientras que otros pueden tener dolor solo unos pocos días a la semana.

Los dolores de crecimiento usualmente comienzan a molestar por la noche, después de las actividades de todo el día y causan incomodidad al niño. En algunos niños, el dolor puede mantenerlos despiertos durante la noche, mientras que otros pueden despertarse en medio de la noche y quejarse de dolor en las piernas. El dolor por lo general desaparece por la mañana.

¿Qué puede causar dolores de crecimiento?

Si bien la causa exacta de los dolores de crecimiento no está clara, hay algunos factores que afectan el dolor en los niños. Los dolores de crecimiento en los niños pueden deberse a:

  • Músculos cansados: después de un largo día de juego, saltos o actividades físicas similares, los músculos tienen un exceso de trabajo, lo que puede hacer que se sientan cansados ​​y dolorosos a medida que termina el día.
  • Piernas inquietas: también puede estar relacionado con el síndrome de piernas inquietas que las hace sentir inquietas y dolorosas por la noche.
  • Postura: algunos niños pueden experimentar dolor debido a posturas inapropiadas mientras realizan actividades. Los movimientos incómodos pueden causar dolor en las piernas y pueden ser más frecuentes en niños con deformidades en las piernas, pies planos, etc.
  • Nutrición: los años de crecimiento están marcados con un mayor requerimiento nutricional. Si estos requisitos no se cumplen correctamente, pueden producirse diferentes quejas, incluido dolor en las piernas. Se deben considerar las deficiencias nutricionales de calcio, vitamina D, hierro, otros nutrientes esenciales y una ingesta adecuada de agua.

¿Cómo se diagnostican los dolores de crecimiento?

Los dolores de crecimiento no siempre requieren investigaciones. Un examen adecuado y la toma de antecedentes pueden ayudar al médico a comprender los dolores del crecimiento. El examen es esencial para observar si hay hinchazón, enrojecimiento, hematomas en el área circundante o dolor en las articulaciones. Ayuda a evaluar el movimiento de las articulaciones, las deformidades en los pies, como los pies planos, las rodillas torcidas o la postura incómoda.

La toma de antecedentes ayuda a revelar lesiones, fiebre, trastornos sistémicos o infecciones. Si hay síntomas asociados o antecedentes de lesiones, el médico puede considerar descartar otros problemas.

¿Cómo controlar los dolores de crecimiento?

Los dolores de crecimiento en los niños pueden hacer que se sientan ansiosos y los padres deben asegurarles que es normal. . Los niños generalmente se sienten mejor después de masajear las pantorrillas, los muslos y el área dolorida. Aplicar compresas tibias y atar una venda ligera por algún tiempo también puede ayudar. En caso de que el dolor sea insoportable, se deben considerar analgésicos y buscar consejo médico es mejor.

  1. Ejercicios para dolores de crecimiento

    Estirar ejercicios y mantener los músculos bien acondicionados para actividades deportivas puede ayudar a prevenir lesiones y mantener el cuerpo flexible y fuerte Usar el calzado adecuado para deportes o actividades de juego es igualmente importante.

  2. Terapias alternativas para dolores de crecimiento

    Algunos tratamientos alternativos que pueden ser útiles incluyen:

    Aromaterapia para dolores de crecimiento- Los aceites esenciales pueden ser de gran utilidad ayuda y puede agregarse a un baño tibio o aceite de masaje. Por ejemplo manzanilla, lavanda, palo de rosa y sus combinaciones ayudan a aliviar el dolor en las piernas.

    Homeopatía para dolores de crecimiento – Homeopatía y sistema bioquímico de la medicina considera la tendencia del niño, posibles deficiencias nutricionales y desequilibrios de sales inorgánicas en el cuerpo. Remedios como Calcarea Phos, Mag Phos y muchos otros ayudan a controlar dolores de calambres o dolores de crecimiento en niños.

    Yoga para dolores de crecimiento – El yoga regular puede proporcionar una combinación perfecta de ejercicios físicos y relajación con el tipo correcto de yogasanas, especialmente en niños mayores.

¿Qué deberían recordar los padres con respecto al dolor creciente en los niños?

Los dolores en crecimiento pueden dañar los huesos o los músculos de su niño. Brinde apoyo a sus hijos con dolor y permita que crezcan naturalmente. Es importante verificar si hay lesiones o signos específicos alrededor del área del dolor.

Si siente que el niño cojea, tiene hinchazón, fiebre, normalmente se siente mal o se niega a comer o si siente que algo más está causando la pierna dolores, consulte con su médico de inmediato.

Especialista en dolor at | 307-996-2960 | [email protected]

Soy un Neuroanestesiólogo y Especialista en el Tratamiento del Dolor. Me otorgaron el Premio Nacional de Medicina 2018. Soy CEO y fundador de la Unidad Internacional del Dolor de Madrid y editor de Journal Pain Management and Therapy. También es asesor y crítico del AIUM (Instituto Estadounidense de Ultrasonidos en Medicina) y miembro del Comité Organizador de las World Pain Conferences.

Tengo más de diez años de experiencia con terapias regenerativas que incluyen células madre mesenquimales, plasma rico en plaquetas, factores de crecimiento, transferencias de grasa y ácido hialurónico. Inicié Dolor-drdelgadocidranes.com para difundir el conocimiento y la conciencia.

Leave a Comment