¿Dónde se originan los tumores neuroendocrinos y dónde se encuentran las células neuroendocrinas?

Las células neuroendocrinas son aquellas células que reciben sus estímulos en forma de impulso nervioso y en respuesta al estímulo, estas células liberan varios neurotransmisores y hormonas del extremo sináptico de las células. Las células principales responsables del origen de los tumores neuroendocrinos son las células de kulchitsky [1]. Estas células se parecen a las células enterocromafines del intestino en su estructura y función, que produce hormonas intestinales, por lo que también se sabe que son células similares a las enterocromafinas. Estos también son conocidos por otro nombre como células APUD. APUD significa células de captación y descarboxilación de precursores de aminas que tienen la capacidad de absorber las aminas y convertirlas o convertirlas en diversos productos u hormonas derivadas de aminas. Estas células también tienen gránulos de almacenamiento para almacenar aminas y convertirlas en productos por sí mismas.

Así que los tumores neuroendocrinos se definen como tumores que surgen de las células que tienen control neural y hormonal del cuerpo.

¿Dónde se originan los tumores neuroendocrinos y dónde se encuentran las células neuroendocrinas?

Se sabe que estas células neuroendocrinas se originan a partir de células de la cresta neural que se encuentran en el embrión durante el desarrollo. Las células de la cresta neural se originan en el ectodermo del embrión. El mecanismo que se cree que es responsable de la presencia de células neuroendocrinas en lugares donde no se encuentran, generalmente se debe a un movimiento anormal de las células de la cresta neural o, a veces, a una disminución del movimiento que resulta en un retraso de estas células en sitios anormales. Hasta hace poco, se pensaba que estas células se derivaban de células de la cresta neural, pero las investigaciones recientes han descubierto que el origen de estas células está más relacionado con el endodermo embrionario que las células de la cresta neural [2] .

Las células neuroendocrinas también están presentes en varias partes del cuerpo normalmente y realizan su función con eficiencia. Pero a veces, debido a la responsabilidad de diversos factores y asociaciones sindrómicas, estas células se vuelven desinhibidas en su proliferación y se suprime su ciclo de muerte. Estas células crean diversos tumores neuroendocrinos que tienen un alto potencial metastásico.

Los tumores neuroendocrinos se originan en los lugares donde estas células ya se encuentran en individuos normales. El tracto gastrointestinal es el origen más frecuente de los tumores neuroendocrinos. Los sitios de origen en GIT son un apéndice en los intestinos, el estómago y el duodeno proximal en el intestino anterior, y en ocasiones también en el intestino posterior. Los otros órganos viscerales gastrointestinales que se sabe que son el origen de los tumores neuroendocrinos son el páncreas, las glándulas suprarrenales, el hígado, la vesícula biliar, etc. Los tumores neuroendocrinos se encuentran como diferentes cánceres en el tracto gastrointestinal, como carcinoides en el estómago, apéndice, etc. Páncreas, estos se encuentran en gran variación debido a que el páncreas es un tumor endocrino similar a un órgano de células de los islotes (insulinoma), gastrinoma, glucagonoma, vipoma, somatostatinoma, etc.

Otros sitios donde se observa el origen de los tumores neuroendocrinos son la mama, la glándula pituitaria, la glándula tiroides, la paratiroides, los pulmones, el bronquio, el tracto genitourinario, el sistema nervioso periférico, la piel, etc. En varios órganos de origen, los tumores neuroendocrinos presentan diferentes cánceres. Al igual que en la glándula tiroides, se ve como carcinoma medular, en pulmones como carcinoma de células grandes, en la piel como carcinoma de células de Merkel, en el sistema nervioso periférico como schwannomas, paraganglioma, etc.

Conclusión

Los tumores neuroendocrinos se encuentran en ubicaciones normales y anormales de estas células en el cuerpo. Estas células se encuentran en todo el cuerpo en varias formas y realizan su función de manera eficiente, pero cada vez que se interrumpe el proceso normal, conduce a la formación de tales tumores. El órgano más comúnmente afectado por los tumores neuroendocrinos es el tracto gastrointestinal. Para ser más específicos, el estómago y el intestino son los órganos más afectados por tumores neuroendocrinos como los carcinoides. El órgano que muestra la mayor cantidad de tumores neuroendocrinos es el páncreas y el sistema nervioso periférico debido a la presencia de un tipo diferente de células neuroendocrinas en el mismo sitio.

También lea:

Soy un Neuroanestesiólogo y Especialista en el Tratamiento del Dolor. Me otorgaron el Premio Nacional de Medicina 2018. Soy CEO y fundador de la Unidad Internacional del Dolor de Madrid y editor de Journal Pain Management and Therapy. También es asesor y crítico del AIUM (Instituto Estadounidense de Ultrasonidos en Medicina) y miembro del Comité Organizador de las World Pain Conferences.

Tengo más de diez años de experiencia con terapias regenerativas que incluyen células madre mesenquimales, plasma rico en plaquetas, factores de crecimiento, transferencias de grasa y ácido hialurónico. Inicié Dolor-drdelgadocidranes.com para difundir el conocimiento y la conciencia.

Leave a Comment