Feocromocitoma: causas, síntomas, tratamiento, pronóstico

El feocromocitoma es una condición patológica extremadamente rara de las glándulas suprarrenales donde hay desarrollo de tumores benignos en las células presentes en el centro de la glándula que causa síntomas. Las glándulas suprarrenales están ubicadas en la parte superior de cada riñón y son responsables de producir hormonas que brindan instrucciones a todos los órganos y tejidos del cuerpo.

El feocromocitoma es una afección en la que, debido a los tumores benignos, comienza a producir hormonas que provocan una elevación persistente de la presión arterial y si esta condición no se trata puede causar daños graves a otros órganos vitales del cuerpo.

El feocromocitoma puede desarrollarse a cualquier edad, pero se observa principalmente en individuos con edades comprendidas entre 20 y 50 años. Una vez que se diagnostica el feocromocitoma, la mejor forma de tratarlo es extirpar quirúrgicamente los tumores benignos. Una vez que se eliminan los tumores en la mayoría de los casos, la presión arterial vuelve a la normalidad.

¿Cuáles son las causas del feocromocitoma?

No existe un motivo claro en cuanto a qué causa el desarrollo de feocromocitoma. El feocromocitoma normalmente se desarrolla en las células especializadas de la glándula suprarrenal llamadas células cromafines. Estas células están ubicadas justo en el centro de la glándula suprarrenal y son responsables de secrecionar hormonas principalmente adrenalina. La hormona adrenalina viene a jugar cuando un individuo está bajo estrés y calma el cuerpo. Esta hormona hace que un individuo tenga lecturas de presión arterial más altas y una frecuencia cardíaca más rápida. El feocromocitoma causa una liberación irregular y excesiva de adrenalina.

¿Cuáles son los factores de riesgo para el feocromocitoma?

Existen ciertas afecciones congénitas raras que ponen al individuo en riesgo de desarrollar feocromocitoma. Estas condiciones médicas son:

Neoplasia Endocrina Múltiple – Tipo II: Este es un trastorno en el cual hay desarrollo de tumores en el sistema endocrino del cuerpo incluyendo la tiroides, la paratiroides, los labios, la lengua y el tracto gastrointestinal.

Enfermedad de Von Hippel-Lindau: esta enfermedad puede provocar el desarrollo de un tumor en el sistema nervioso central, el sistema endocrino, el páncreas y los riñones.

Neurofibromatosis-1: esta afección ocasiona el desarrollo de un tumor en la piel y el nervio óptico.

¿Cuáles son los síntomas del feocromocitoma?

Algunos de los síntomas del feocromocitoma son:

  • La presión arterial alta persistente es uno de los síntomas comunes del feocromocitoma
  • Latidos cardíacos rápidos persistentes
  • Sudoración excesiva
  • Los dolores de cabeza fuertes y persistentes  también pueden ser síntomas de feocromocitoma.
  • Temblores
  • Tener una cara pálida
  • Falta de aliento

Algunos de los síntomas menos comunes de feocromocitoma son:

  • Ansiedad severa
  • Dolor abdominal
  • Estreñimiento
  • Pérdida de peso involuntaria.

El individuo que padece los síntomas de feocromocitoma experimentará síntomas en estallidos episódicos que durarán de 15 a 20 minutos. Puede haber hechizos múltiples durante un período de 24 horas. Entre los episodios, la presión sanguínea del individuo puede volver o no a la normalidad.

¿Cómo se diagnostica el feocromocitoma?

Si se sospecha feocromocitoma, el médico ordenará una serie de pruebas para confirmar el diagnóstico. Estas pruebas son:

Pruebas de laboratorio: Esto incluirá verificar los niveles de adrenalina en el cuerpo:

Análisis de orina: también se realizará un análisis de orina para detectar signos que apunten hacia un feocromocitoma.

Examen de sangre: También se realizará un CBC para descartar la infección como causa de los síntomas.

Estudios radiológicos: El médico también solicitará estudios radiológicos en forma de CT o MRI del abdomen y la región de la pelvis si se sospecha feocromocitoma en pruebas de laboratorio. La tomografía computarizada o la resonancia magnética mostrará claramente la presencia de tumores en la glándula suprarrenal. También se puede realizar una biopsia del tumor para verificar si el tumor es benigno o maligno.

Estas pruebas anteriores confirman virtualmente el diagnóstico de feocromocitoma.

¿Cuál es el tratamiento para el feocromocitoma?

Como se indicó anteriormente, el mejor tratamiento posible para el feocromocitoma es la extirpación quirúrgica de los tumores. Antes de que el paciente se someta a una cirugía para el feocromocitoma, la presión arterial del paciente se controla bajo la influencia de medicamentos para reducir el riesgo de complicaciones intraoperatorias o perioperatorias.

Para restablecer la presión sanguínea a la normalidad, básicamente se usarán dos formas de medicamentos. La primera clase de medicamentos son los alfabloqueantes. Estos medicamentos evitan la estimulación de los músculos de las paredes de las arterias, manteniéndolas así abiertas para que la sangre fluya fácilmente a través de ellas y normalizando así la presión sanguínea. Algunos de los medicamentos de esta clase son: Cardura, Minipress e Hytrin.

La segunda clase de medicamentos que pueden usarse para reducir la presión sanguínea a niveles normales son los bloqueadores beta, que hacen que el corazón lata lentamente y también mantienen los vasos y las arterias abiertos para que la sangre fluya fácilmente y normalice la presión arterial. . Algunos de los ejemplos de esta clase de medicamentos son: Atenolol, metoprolol y propranolol. Estos medicamentos se pueden administrar por un período de una semana a 10 días. Una vez que la presión sanguínea se ha normalizado, el paciente se prepara una cirugía de pieles para eliminar los tumores y tratar el feocromocitoma.

Para tratar el feocromocitoma, la cirugía puede implicar la extirpación de la parte de la glándula suprarrenal que contiene el feocromocitoma en la mayoría de los casos. La parte restante de la glándula suprarrenal realiza su función normalmente. Esto generalmente se realiza por laparoscopia y es un procedimiento mínimamente invasivo. Después de la finalización exitosa de la cirugía y la eliminación del feocromocitoma, la presión arterial en la mayoría de los casos vuelve a la normalidad. En algunos casos en que la glándula suprarrenal ya se ha eliminado y todavía hay presencia de un tumor, en esos casos solo se extirpará el tumor en su totalidad.

Los tumores malignos son extremadamente raros en el feocromocitoma, pero si están presentes, se debe seguir un procedimiento estándar para el tratamiento del cáncer que incluya la extirpación quirúrgica del tumor seguida de quimioterapia y radioterapia para el tratamiento de tumores malignos del feocromocitoma.

¿Cuál es el pronóstico de feocromocitoma?

El pronóstico del feocromocitoma es excelente dado que no hay complicaciones intraoperatorias o perioperatorias debido a la presión arterial alta. Al llegar a la tasa de recurrencia, hay alrededor de 10% de posibilidades de que incluso después de una cirugía exitosa, puede haber una recurrencia de feocromocitoma.

Especialista en dolor at | 307-996-2960 | [email protected]

Soy un Neuroanestesiólogo y Especialista en el Tratamiento del Dolor. Me otorgaron el Premio Nacional de Medicina 2018. Soy CEO y fundador de la Unidad Internacional del Dolor de Madrid y editor de Journal Pain Management and Therapy. También es asesor y crítico del AIUM (Instituto Estadounidense de Ultrasonidos en Medicina) y miembro del Comité Organizador de las World Pain Conferences.

Tengo más de diez años de experiencia con terapias regenerativas que incluyen células madre mesenquimales, plasma rico en plaquetas, factores de crecimiento, transferencias de grasa y ácido hialurónico. Inicié Dolor-drdelgadocidranes.com para difundir el conocimiento y la conciencia.

Leave a Comment