Fuga de líquido amniótico: causas, signos, tratamiento

La fuga de líquido amniótico es uno de los signos importantes de que una madre está lista para dar a luz al bebé. Sin embargo, también puede ser una indicación de que algo está mal con el embarazo o el bebé creciendo dentro. La madre debe consultar a un médico de inmediato si siente que está perdiendo líquido amniótico para evitar cualquier complicación con su embarazo.

El líquido amniótico es el nombre del líquido presente en el útero y protege al feto y al feto. le proporciona alimento a medida que crece dentro del útero de la madre. El feto se mueve en este líquido, que restringe la pared del útero, de modo que no se contraen con fuerza alrededor del feto en crecimiento. La función del líquido amniótico es actuar como un amortiguador o como un amortiguador para que pueda proteger al feto de cualquier daño. El líquido amniótico comienza a formarse alrededor de dos semanas después de la fertilización. Hay muchas sustancias presentes en el líquido amniótico, como carbohidratos, proteínas, electrolitos, fosfolípidos, lípidos, etc., todas las cuales proporcionarán alimento al feto en crecimiento.

Signos de fuga de líquido amniótico

Puede ser bastante difícil para que la madre determine si está perdiendo líquido amniótico. En el último trimestre del embarazo, el feto tiende a ejercer una mayor presión sobre el cuerpo de la madre, lo que provocará la descarga cervical. A medida que avanza el embarazo, el útero aumenta de tamaño y ejerce más presión sobre la vejiga, lo que provoca una pérdida de orina. A diferencia de la orina, el líquido amniótico no tiene ningún olor y si se filtra copiosamente, empapará la ropa interior. Una vez que se inicia una fuga de líquido amniótico, continúa avanzando. Una forma de determinar una fuga de líquido amniótico es usar una toalla sanitaria, que ayudará a determinar si la fuga es orina o líquido amniótico. Si el líquido en la compresa higiénica es inodoro y tiene un color verde o marrón amarillento, se trata de una afección grave que indica sufrimiento fetal y requiere atención médica inmediata.

Causas de fuga de líquido amniótico

La rotura prematura de membranas se produce cuando el embarazo todavía no está a término y las membranas que sostienen el amniótico ruptura de fluidos Esto comúnmente ocurre entre las 37-38 semanas de embarazo. Cualquier rasgadura en el saco amniótico causará una RPM. El líquido amniótico se filtrará como un chorro repentino de líquido o como un lento goteo, dependiendo de la extensión de la lágrima. En tales casos de PROM, se requiere atención médica inmediata para determinar la causa de la rotura. Las causas pueden ser cualquier defecto en la forma uterina o en el desarrollo del saco amniótico. Una infección bacteriana también puede causar la ruptura del líquido amniótico y hacer que se escape

Tratamiento para la fuga de líquido amniótico

Se requiere atención médica inmediata si la rotura es importante o si hay una indicación de que la región tiene desarrollado una infección Esto también aumenta el riesgo de que se desarrolle una infección en el feto. En la mayoría de los casos, si la lágrima es pequeña, se curará por sí misma. Sin embargo, si la lágrima es grande, se requiere tratamiento para evitar que se desarrollen complicaciones graves durante el embarazo.

Se realizan pruebas para determinar si el líquido que se está filtrando es efectivamente líquido amniótico. Madre y feto, se monitorean ambas condiciones. Después de la confirmación de que la madre está efectivamente derramando líquido amniótico, se inicia el tratamiento inmediato.

Si la afección es SROM y el embarazo es a término, el médico iniciará el parto dentro de las 48 horas de la fuga de líquido amniótico. Esto ayudará a determinar si el bebé necesita atención médica inmediata para evitar una infección inminente.

Tratamiento para Oligohidramnios

El oligohidramnios es una condición donde no hay suficiente líquido amniótico en el útero. Oligohidramnios puede causar un crecimiento anormal del feto, especialmente impidiendo el crecimiento de los pulmones. Esta condición se conoce como hipoplasia pulmonar. Esta condición también puede causar compresión del cordón umbilical durante el nacimiento y también aspiración de meconio espeso, que a su vez hace que sea difícil que el bebé pase su primera evacuación intestinal.

Después de la confirmación de oligohidramnios, monitoreo cuidadoso de la cantidad de líquido amniótico en el útero está hecho. Se requieren múltiples visitas de seguimiento con el médico para garantizar que todo esté bien con la madre y el bebé. En caso de que el líquido amniótico disminuya por debajo del nivel seguro, se administrará una infusión líquida a la madre, lo que ayudará a complementar la cantidad natural de líquido amniótico que queda en el útero. Si la infusión por sí sola no es suficiente, se inducirá el parto prematuro para proteger al feto de cualquier daño potencial.

Tratamiento para Hydramnios

Hydramnios, también conocido como polihidramnios, es una condición donde hay una cantidad excesiva de líquido amniótico presente en el útero que rodea al feto. Esto resulta en una distensión excesiva del útero que conduce a una RPM o ruptura temprana de las membranas. Esta condición a menudo conduce a parto prematuro. Hydramnios a menudo está relacionado con defectos en el feto. Esta afección puede causar desprendimiento placentario temprano de la pared uterina o prolapso del cordón umbilical, lo que hace que caiga a través del cuello uterino y se comprima, lo que puede resultar fatal para el bebé.

El curso del tratamiento para el hidramnios es determinado teniendo en cuenta la salud del bebé y la madre, así como su opinión personal. Hydramnios se monitorea de cerca y la madre es examinada por su tolerancia a ciertos medicamentos, terapias o procedimientos médicos. Todo esto se sopesará contra la progresión general de hidramnios para que el médico encuentre el mejor curso de tratamiento con la menor cantidad de riesgo.

La madre necesita citas de seguimiento para controlar los niveles de líquido amniótico en su cuerpo. Hay ciertos medicamentos, que ayudan a disminuir la orina fetal, para evitar presión y fluidos adicionales. En casos severos, se realiza un procedimiento conocido como amniorreducción para eliminar parte del exceso de líquido del útero. La amniorreducción se realiza insertando una aguja en el saco amniótico para extraer el líquido amniótico. En casos graves, el bebé será dado de alta temprano para reducir los riesgos de salud para el niño y la madre.

También lea:

Especialista en dolor at | 307-996-2960 | [email protected]

Soy un Neuroanestesiólogo y Especialista en el Tratamiento del Dolor. Me otorgaron el Premio Nacional de Medicina 2018. Soy CEO y fundador de la Unidad Internacional del Dolor de Madrid y editor de Journal Pain Management and Therapy. También es asesor y crítico del AIUM (Instituto Estadounidense de Ultrasonidos en Medicina) y miembro del Comité Organizador de las World Pain Conferences.

Tengo más de diez años de experiencia con terapias regenerativas que incluyen células madre mesenquimales, plasma rico en plaquetas, factores de crecimiento, transferencias de grasa y ácido hialurónico. Inicié Dolor-drdelgadocidranes.com para difundir el conocimiento y la conciencia.

Leave a Comment