Mujer

Higiene Menstrual y Tabúes

¿Qué es la higiene menstrual?

¿Qué es la higiene menstrual? Según lo definido por JMP Hygiene Working Group, 2012, Higiene Menstrual es:

“Las mujeres y las adolescentes usan un material de administración menstrual limpio para absorber o recolectar la sangre menstrual, que puede cambiarse en privado tan a menudo como sea necesario durante el período período menstrual, usando agua y jabón para lavar el cuerpo según sea necesario, y tener acceso a instalaciones seguras y convenientes para deshacerse de los materiales de administración menstrual. Comprenden los hechos básicos relacionados con el ciclo menstrual y cómo manejarlo con dignidad y sin molestias o miedo “.

La encuesta nos muestra que aproximadamente el 52% de la población femenina en todo el mundo está en edad reproductiva y, por lo tanto, la mayoría de ellos menstrúan mensualmente, es decir, en un ciclo normal y saludable de 28 días. Pero la mayoría de ellos no tienen acceso a productos sanitarios seguros y limpios, a la privacidad para poder cambiar sus toallas o incluso para lavarse; pero esto es solo un fragmento de su difícil situación. Los tabúes, estigmas y restricciones que se han acumulado alrededor de las mujeres que están menstruando son estupendos e incluyen: la menstruación no se puede hablar. Debería estar en silencio y alejado del resplandor y la vista del mundo, etc. etc. Así, las niñas y las mujeres son sacadas de la vista y segregadas en bolsillos, lejos de su rutina habitual de vida.

Métodos higiénicos inadecuados de higiene la protección no solo conduce a problemas de salud, sino que también lleva a que las adolescentes abandonen la escuela, lo que repercute negativamente en su educación. Esta preocupación agravante puso de manifiesto las necesidades urgentes de las mujeres y las niñas que menstrúan para mantener la higiene menstrual, como la necesidad de agua y saneamiento. La gestión de la higiene menstrual es un tema importante que debe promoverse y debatirse. La información y educación inadecuadas en este sentido están afectando la salud de mujeres y niñas y están afectando indirectamente a los sectores en los que se encuentran y, por lo tanto, a la economía del país en general.

Una dificultad importante que enfrentan los maestros en la escuela están impartiendo conocimiento sobre todo el proceso de la menstruación es que no tienen la capacitación adecuada para enseñar sobre la menstruación y la higiene para mantener. Esto pone a las niñas en las escuelas en riesgo de no poder entender bien su cuerpo y, por lo tanto, tampoco ser capaces de manejarlo bien. Las niñas son más susceptibles y corren el riesgo de sufrir diversos tipos de acoso sexual, intimidación, ataques y vergüenza. Las niñas y las mujeres con discapacidad necesitan más educación y comprensión que las mujeres convencionales.

¿Por qué es importante la higiene menstrual?

La información inadecuada sobre la higiene menstrual para la mujer ha deletreado más daño que cualquier beneficio. La educación sexual se deja en gran parte intacta y no se imparte adecuadamente en las escuelas. También en el hogar, las niñas no reciben educación sobre los cambios que deben esperar y enfrentar al comienzo de la pubertad, qué tipo de higiene deben seguir y cómo deben cuidarse cuando comienzan sus períodos. Por el contrario, estas chicas comienzan su ciclo menstrual con poco o ningún conocimiento al respecto, repletas de una lista de “qué no hacer”. Sin darse cuenta de que la menstruación es un proceso fisiológico y un signo vital de la salud reproductiva de las mujeres y las niñas, viven bajo el manto de la ignorancia de que la menstruación es una especie de enfermedad, un mal augurio y tal vez incluso una maldición a punto de volverse intocable y los convierte en esclavos de un sentimiento de culpa. El poco o estricto apoyo de la familia hace que estas niñas sufran en silencio, lo que tiene una implicación directa en su salud mental. Su estrés conduce a una salud física deficiente que a su vez conduce a ciclos retrasados ​​haciéndolos más vulnerables a creer que la menstruación, después de todo, no es algo bueno y que deben mantenerse alejados de sus parientes masculinos y de Dios, no sea incurren en la ira del Todopoderoso. La mayoría de estas niñas y mujeres no tienen acceso a productos sanitarios seguros y limpios o no pueden pagarlo. Como resultado, hacen uso de cualquier cosa que esté fácilmente disponible para absorber su sangre menstrual, como trapos, tela de algodón y periódico, y algunas veces simplemente se quedan en ropa interior sin cambiarlas. Esto tiene un efecto muy desastroso en su salud reproductiva. Se ha encontrado que el problema es más en las áreas rurales que en las urbanas. La falta de agua potable y de servicios de saneamiento, como un baño adecuado o una letrina, hace que las niñas y las mujeres demoren el cambio de sus toallas sanitarias sucias por períodos prolongados, lo cual es muy antihigiénico. Esto, a su vez, conduce a infección, a manchas, lo que a su vez los hace incómodos y susceptibles a la intimidación y la vergüenza. A veces, su falta de acceso a una protección sanitaria adecuada les hace usar trapos que insertan en ellos mismos. Este tipo de horrendo higiene menstrual y protecciones conduce a erupciones cutáneas, más incomodidad y hace que una niña / mujer cree en la antigua tradición de que deben aislarse dentro de los límites de sus hogares y no salir durante su ciclo menstrual.

La elección de la protección que las niñas o mujeres hacen durante la menstruación está guiada por una plétora de factores. La higiene menstrual es en parte una decisión personal y parcialmente basada en lo que sería aceptado por la cultura y la tradición; añadir a ello sería el entorno de la niña o las mujeres, su disponibilidad de fondos para comprarse la protección y el acceso al agua potable.

¿Cuáles son algunos de los tabús vinculados con la menstruación?

Aparte de esto, hay es un montón de mitos, tabúes y estigmas que acompañan a la menstruación y la higiene menstrual; y esto no solo se limita a un país o cultura, sino que también se extiende por todo el mundo. Reglas y prácticas seguidas durante siglos y generaciones a veces han demostrado ser beneficiosas (como una cabaña menstrual para el descanso durante estos tiempos), pero en la mayoría de los casos han sido fundamentales para frenar el progreso de las mujeres y también han sido dañinas. Hay algunas culturas que creen que las mujeres que menstrúan no deben bañarse por temor a volverse infértiles y esta práctica no es en absoluto higiénica durante la menstruación. Otras restricciones impuestas a las mujeres que menstrúan en algunas culturas incluyen no tocar una vaca o una planta en crecimiento o mirarse en el espejo. Existen restricciones impuestas a sus hábitos alimenticios de las mujeres que menstrúan también. Debe evitarse la proteína animal, las mermeladas y los encurtidos son un estricto no-no, y debe evitarse la comida de sabor agrio, todas estas restricciones son una maldición para las mujeres que tienen sus períodos. Además de llevar a una baja autoestima, una sensación de vergüenza y vergüenza y falta de higiene, estas normas no tienen nada beneficioso que ofrecer en términos de higiene menstrual o algo así.

Pero lo que parece ser común en todas las tradiciones es la restricción de movimiento impuesto a las mujeres durante la menstruación, que es uno de los mayores tabúes relacionados con la menstruación. La “impureza” de la menstruación, según lo proyectado, pone a las mujeres en un código de comportamiento predeterminado para ser estrictamente seguido durante esos momentos. No participar en juegos, ejercicios físicos limitados, entrada restringida a lugares de culto, pero algunas de esas prácticas comunes que una mujer que menstrúa deben abstenerse. El déficit evidente que mira a uno a los ojos es la falta de una educación y conciencia adecuada sobre todo el proceso menstrual.

¿Qué deben hacer las mujeres para mantener la higiene menstrual?

  • Dúchese o báñese, al menos una vez al día, para mantener la higiene menstrual.
  • Use ropa interior limpia siempre y especialmente durante períodos.
  • Cambie regularmente su ropa interior para mantener una buena higiene; especialmente durante períodos.
  • Cambie la protección sanitaria utilizada durante la menstruación cada 3 a 4 para mantener una buena higiene durante la menstruación.
  • Las mujeres que menstrúan deben lavarse el área genital con agua corriente después de cada uso del inodoro para una higiene menstrual adecuada.
  • Las mujeres que menstrúan deben mantener sus ingle y área del muslo en seco.
  • Las mujeres que menstrúan deben asegurarse de que ningún jabón o cualquier otro producto químico ingrese a la vagina, más aún cuando están menstruando.

Higiene menstrual: ¿Qué medidas deben tomarse? Difundir su conciencia

Es necesario desarrollar programas estructurados en torno a la higiene menstrual y las mujeres y las niñas deben ser capacitadas a través de ellas. En este contexto, muchas organizaciones se han manifestado y han tomado cartas en el asunto, entre las que se encuentran UNICEF, el grupo de trabajo de JMP Hygiene y WASH (Saneamiento e Higiene del Agua), por nombrar algunas. El objetivo de estas organizaciones es educar sobre el proceso de la menstruación como primeramente biológico; y en segundo lugar, que la menstruación no es algo de lo que avergonzarse. Los períodos no son sucios ni sucios. La menstruación es un proceso natural, que una niña y su familia deben aceptar como cualquier otro proceso fisiológico. Estas organizaciones dan acceso a información precisa e investigada, educando a las niñas y mujeres sobre la necesidad de optar por una protección sanitaria adecuada, la frecuencia con la que deben cambiarse, la importancia de lavarse con agua y jabón y de mantenerse limpios. durante sus períodos. También les informan sobre el método adecuado de eliminación de las compresas sanitarias usadas (poner en contenedores, lavar, quemar, etc.) y cómo volver a utilizarlas, si es que lo planean. También obtienen educación sobre los tabúes desafiantes y discriminatorios sobre la menstruación. Ayudan a mejorar la disponibilidad de artículos sanitarios y el acceso a los mismos, especialmente en las escuelas y lugares de trabajo. Estas organizaciones también ayudan a marcar áreas que darían a las niñas y mujeres una manera segura de cambiar sus toallas sanitarias.

Una parte de los programas educativos también incluye el tema del riesgo de infección a la que están expuestas estas niñas y mujeres durante la menstruación porque la sangre que sale de su cuerpo también crea una ruta para que las bacterias invadan su útero y otros órganos reproductivos. Se les ofrece una tabla completa de la protección que utilizan junto con la práctica de la higiene menstrual y los riesgos de salud que podrían estar involucrados. Estos estudios mencionan que hay ciertas molestias físicas que se asocian con el ciclo menstrual, como dolor de espalda, calambres abdominales, hinchazón y cambios de humor, que se han clasificado como síntomas premenstruales o síntomas menstruales y pueden ser fácilmente tratado con productos farmacológicos. Alternativamente, en caso de que en ausencia de esos remedios caseros también se pueda seguir.

Otro objetivo de estas organizaciones es empoderar a las mujeres para que participen activamente en el proceso de toma de decisiones, la decisión sobre cuándo eligen tener un hijo y ella. decisión sobre cuántos hijos desearía tener. Ella está al tanto de información diversa y se le da una comprensión de los productos y las instalaciones que podría querer utilizar en su proceso de toma de decisiones. También se la guía para ayudarla a salir del velo de silencio y reunir apoyo social para ella y otras personas como ella.

Estas organizaciones también realizan investigaciones y encuestas sobre los impactos en la salud relacionados con la mala higiene menstrual y hacen una comprensión profunda de si una condición relacionada con los períodos es un trastorno menstrual o simplemente se asocia con una mala higiene menstrual. Destacan que no hay un paraguas bajo el cual se puedan clasificar a todas las niñas y mujeres. Las condiciones de las niñas y las mujeres se rigen en gran medida por su cultura, su entorno, su familia y su religión. La situación en la que viven junto con su edad y madurez tiene un gran impacto en la forma en que manejan todo su proceso de menstruación.

¿Qué es el Día de la Higiene Menstrual?

Día de higiene menstrual o MHD se lleva a cabo todos los años el 28 de mayo. Este es un día de concientización anual que tiene como objetivo resaltar la importancia de la gestión de la higiene menstrual. Esto fue iniciado por la ONG alemana WASH United, en el año 2014, y su objetivo es educar a las mujeres y niñas de todo el mundo sobre la menstruación y todo lo relacionado con ella. MDH tiene más de 410 socios globales. El mes de mayo ha sido elegido con un propósito. Un período menstrual tiene una duración de cinco días y un ciclo menstrual de 28 días; ambos números juntos nos da la fecha de 28 y el quinto mes del año, mayo, que equivale al 28 de mayo. MHD también tiene como objetivo abordar los aspectos de salud y psicosociales de la menstruación.

¿Por qué se celebra el Día de la Higiene Menstrual?

El objetivo principal del Día de la Higiene Menstrual es crear conciencia sobre la menstruación y la higiene que se debe seguir independientemente de si son niñas, mujeres, niños u hombres. Los debates sobre los desafíos y las dificultades que enfrentan las niñas y las mujeres durante su período, las soluciones que se les proporcionan son una parte importante de esta discusión sobre el Día de la Higiene Mensual. Los derechos de las niñas y las mujeres son reconocidos y la incorporación de los mismos a las políticas y proyectos nacionales e internacionales también forma parte de él. Otro aspecto importante que se aborda es la alfabetización corporal y la igualdad de género.

Conclusión

En pocas palabras, la higiene menstrual es muy importante y su conciencia debe ser difundida en todos los rincones del mundo a todas las niñas, mujeres y hombres independientemente de su casta, nacionalidad, religión y etnia. Tenemos que ignorar y explicar los mitos de los tabúes infundados con respecto a la menstruación y seguir una ruta higiénica que llevará a las niñas y mujeres hacia un mañana saludable.

Especialista en dolor at | 307-996-2960 | [email protected]

Soy un Neuroanestesiólogo y Especialista en el Tratamiento del Dolor. Me otorgaron el Premio Nacional de Medicina 2018. Soy CEO y fundador de la Unidad Internacional del Dolor de Madrid y editor de Journal Pain Management and Therapy. También es asesor y crítico del AIUM (Instituto Estadounidense de Ultrasonidos en Medicina) y miembro del Comité Organizador de las World Pain Conferences.

Tengo más de diez años de experiencia con terapias regenerativas que incluyen células madre mesenquimales, plasma rico en plaquetas, factores de crecimiento, transferencias de grasa y ácido hialurónico. Inicié Dolor-drdelgadocidranes.com para difundir el conocimiento y la conciencia.

Leave a Comment