Lupus eritematoso sistémico (LES): causas, factores de riesgo, signos, síntomas, tratamiento

El lupus eritematoso sistémico (LES) es una enfermedad inflamatoria crónica que se produce como resultado de problemas con nuestro sistema inmunitario, donde comienza a atacar los propios órganos y tejidos del cuerpo. La inflamación producida por el lupus afecta a varios sistemas del cuerpo, como la piel, las articulaciones, las células sanguíneas, los pulmones, los riñones, el corazón y el cerebro. El lupus es una enfermedad que es bastante difícil de diagnosticar, ya que los signos y síntomas por lo general se parecen a otras afecciones médicas. Uno de los signos más característicos del lupus es una erupción en la cara que se asemeja al despliegue de las alas de una mariposa sobre ambas mejillas. Algunas personas tienen una tendencia innata a desarrollar o tener lupus; y esto puede ser provocado por ciertas drogas, infecciones e incluso la luz del sol. No existe una cura adecuada para esta enfermedad. El objetivo del tratamiento es controlar y controlar los síntomas.

Causas del lupus eritematoso sistémico (LES)

La causa exacta del lupus no es clara. SLE ocurre cuando nuestro sistema inmune comienza a atacar el tejido sano en el cuerpo. Las causas más probables para esto son una combinación de genética y medio ambiente. Las personas que tienen una tendencia hereditaria hacia el lupus pueden desarrollar esta enfermedad cuando están expuestos a ciertos factores desencadenantes en el medio ambiente. Algunos de los factores que desencadenan el lupus son:

  • La exposición a la luz solar puede desencadenar lesiones en la piel o puede iniciar una respuesta interna en personas predispuestas.
  • Ciertos medicamentos, como antibióticos, medicamentos para la presión arterial y medicamentos anticonvulsivos pueden desencadenar el lupus en algunas personas. Los síntomas desaparecen después de suspender el medicamento ofensivo.

Factores de riesgo para el lupus eritematoso sistémico (SLE)

  • Las mujeres tienen un mayor riesgo de desarrollar lupus.
  • El lupus se encuentra comúnmente en personas de entre 16 y 40 años.
  • Los asiáticos, los hispanos y los afroamericanos son más propensos a desarrollar esta enfermedad.

Signos y Síntomas del lupus eritematoso sistémico (LES)

  • Fiebre.
  • Letargo.
  • Dolor, hinchazón y rigidez en las articulaciones.
  • Una erupción en la cara, con forma de mariposa, está presente en las mejillas y la nariz.
  • Erupciones en la piel o lesiones, que aparecen o empeoran al exponerse al sol.
  • El clima frío o el estrés convierten los dedos de las manos y los pies en azul o blanco.
  • Insomnio.
  • Dolor en el pecho
  • Sequedad en los ojos.
  • Dolores de cabeza
  • Desorientación y pérdida de la memoria.

Investigaciones para el lupus eritematoso sistémico (LES)

Diagnosticar esta enfermedad es bastante difícil, ya que los síntomas difieren de paciente a paciente. Los síntomas cambian con el tiempo y pueden coincidir con los síntomas de otras afecciones médicas. Se necesitan varios tipos de pruebas para llegar al diagnóstico correcto y estas pruebas incluyen:

  • Se realizan análisis de sangre y análisis de orina, como Conteo sanguíneo completo, Tasa de sedimentación eritrocítica para medir los glóbulos rojos y evaluar la velocidad a la que los glóbulos rojos se hunden en el fondo del tubo en una hora. Si la tasa es más rápida que la normal, indica una enfermedad sistémica como lupus.
  • Los análisis de sangre también ayudan a evaluar los órganos, como el hígado y los riñones, ya que estos órganos también se ven afectados por el lupus.
  • El análisis de orina es hecho para verificar si hay un nivel elevado de proteína o hematíes en la orina.
  • La prueba ANA (Antinuclear Antibody) se hace para detectar anticuerpos en el cuerpo producidos por nuestro sistema inmunitario. Los pacientes que padecen lupus recibirán una prueba ANA positiva.
  • Se realizan pruebas de imagen, como radiografía de tórax y ecocardiograma para observar los pulmones y el corazón.
  • Se realiza una biopsia de riñón para determinar qué tratamiento es más adecuado.

Tratamiento del lupus eritematoso sistémico (LES)

El tratamiento depende de los signos y síntomas del paciente, ya que el paciente no siempre tiene el mismo tipo de síntomas y varían o se agravan con el tiempo. Por lo tanto, el médico debe ajustar los medicamentos y sus dosis en consecuencia. Los siguientes medicamentos se usan comúnmente para controlar y controlar los síntomas del lupus:

  • Los AINE (medicamentos antiinflamatorios no esteroideos), como el naproxeno y el ibuprofeno, ayudan con la fiebre, el dolor y la hinchazón. Sin embargo, se debe advertir al paciente sobre los efectos secundarios, como problemas renales, hemorragia estomacal y una tendencia a desarrollar problemas cardíacos.
  • Los medicamentos antipalúdicos, como la hidroxicloroquina, también ayudan a controlar y aliviar los síntomas del lupus. Los efectos secundarios incluyen: malestar estomacal y daño a la retina; aunque este último es extremadamente raro.
  • Los corticosteroides, como la prednisona, ayudan con la inflamación del lupus; sin embargo, existen efectos secundarios a largo plazo, como facilidad de moretones, aumento de peso, osteoporosis, diabetes, hipertensión y mayor vulnerabilidad a la infección.
  • Los inmunosupresores, como la ciclofosfamida, la azatioprina, el metotrexato, etc. también ayudan con el lupus. Los efectos secundarios son: aumento de la tendencia a desarrollar una infección, daño al hígado, infertilidad y aumento del riesgo de cáncer.

Modificaciones del estilo de vida para el lupus eritematoso sistémico (LES)

Hay cambios simples que puede hacer en su vida y que ayudan mucho en la prevención de los brotes y lo ayudan a manejar mejor los síntomas y estos cambios en el estilo de vida son:

  • Siempre intente descansar lo suficiente, ya que la fatiga persistente es un síntoma común del lupus. Por lo tanto, duerma bien por la noche y trate de tomar tantos descansos o siestas como pueda durante el día.
  • Siempre use ropa protectora y un protector solar con un SPF de 55 al menos al salir al sol; ya que los rayos ultravioleta pueden desencadenar un brote de los síntomas.
  • Siempre trate de hacer ejercicio todos los días, ya que reducen las posibilidades de un brote y reducen el riesgo de problemas cardíacos. El ejercicio también ayuda enormemente con la depresión y en general lo ayuda a sentirse bien consigo mismo.
  • Nunca fume y, si fuma, cese inmediatamente, ya que fumar lo hace más susceptible a las enfermedades cardiovasculares y empeora los brotes de lupus.
  • Siga siempre una dieta saludable que incluya verduras, frutas y granos integrales.
  • La medicina complementaria, como la DHEA (dehidroepiandrosterona), la linaza, el aceite de pescado y la vitamina D también se cree que ayudan con el lupus. Sin embargo, discuta todo esto con su médico antes de comenzar algo.
Especialista en dolor at | 307-996-2960 | [email protected]

Soy un Neuroanestesiólogo y Especialista en el Tratamiento del Dolor. Me otorgaron el Premio Nacional de Medicina 2018. Soy CEO y fundador de la Unidad Internacional del Dolor de Madrid y editor de Journal Pain Management and Therapy. También es asesor y crítico del AIUM (Instituto Estadounidense de Ultrasonidos en Medicina) y miembro del Comité Organizador de las World Pain Conferences.

Tengo más de diez años de experiencia con terapias regenerativas que incluyen células madre mesenquimales, plasma rico en plaquetas, factores de crecimiento, transferencias de grasa y ácido hialurónico. Inicié Dolor-drdelgadocidranes.com para difundir el conocimiento y la conciencia.

Leave a Comment