Plasma fresco congelado: usos y riesgos

Hace un tiempo, los médicos solían transfundir sangre completa a sus pacientes, pero ahora con estudios avanzados y la invención de equipos sofisticados se ha vuelto más juicioso en el uso de la sangre. Ahora los doctores separan diferentes componentes de la sangre y los utilizan para curar diferentes problemas y solo transfunden esa parte del paciente que necesita. De esta forma, nada se desperdicia y se puede usar menos sangre para curar a más personas.

El plasma fresco y congelado comenzó a utilizarse por primera vez durante la Segunda Guerra Mundial. La Organización Mundial de la Salud (OMS) tiene una Lista de medicamentos esenciales, y el plasma fresco congelado está presente en esa lista.

¿Qué es plasma fresco congelado?

El plasma fresco congelado es la porción líquida de la sangre que se ha separado de las células sanguíneas. Se llama plasma fresco congelado porque se congela menos de ocho horas después de la extracción. Se congela a una temperatura de 0 ° F que se traduce en -18 ° C. Consiste en proteínas, carbohidratos, grasas y vitaminas presentes en la sangre junto con el agua.

¿Cómo se separa el plasma fresco congelado de la sangre?

El plasma se separa de la sangre con la ayuda de una centrífuga. La centrífuga es una máquina que separa las diferentes partes de un líquido de acuerdo con sus densidades. Funciona según el principio de la fuerza centrífuga. El plasma se separa mediante una centrífuga y luego se recoge. Después de congelar a la temperatura adecuada, se convierte en plasma fresco congelado o FFP. Dura aproximadamente un año si se congela adecuadamente.

¿Qué es el plasma fresco congelado para curar?

El plasma fresco congelado se usa generalmente para curar trastornos asociados con un bajo contenido de proteína en la sangre o cuando hay una cantidad insuficiente de factores de coagulación sanguínea en la sangre. Se puede usar plasma fresco congelado para aumentar el volumen de sangre, pero no se recomienda su uso como tal. El plasma fresco congelado se inyecta por vía intravenosa en la sangre.

Usos medicinales del plasma fresco congelado

El plasma fresco congelado se puede utilizar para los siguientes propósitos:

Reemplazo de deficiencias de factor aislado

El plasma fresco congelado se usa para tratar la deficiencia del factor V. Además de eso, también se usa para tratar la deficiencia de los factores II, VII, X, IX y XI cuando no se puede realizar una terapia con componentes específicos. El tratamiento de la deficiencia depende del factor. Algunos de ellos pueden tratarse fácilmente con plasma fresco congelado solo, mientras que otros son más difíciles de lograr con solo plasma fresco congelado.

Inversión del efecto warfarina

Los factores funcionales dependientes de vitamina K II, VII, IX y X, así como las proteínas C y S son deficientes en personas que han sido tratadas con warfarina, que es un fármaco anticoagulante. Esta deficiencia se puede tratar dando al paciente vitamina K. si el paciente requiere cirugía inmediata o si está sangrando profusamente, puede recibir plasma fresco congelado, pero solo si no hay otro método alternativo disponible.

Deficiencia de antitrombina III

Si el paciente tiene una deficiencia del inhibidor de la antitrombina III y se somete a cirugía, se le puede administrar plasma fresco congelado. También se puede administrar plasma fresco congelado a un paciente que necesite heparina para tratar la trombosis.

Tratamiento de inmunodeficiencia

Las personas que padecen inmunodeficiencia humoral pueden recibir plasma fresco congelado como fuente de inmunoglobulina, aunque esta práctica se reduce un poco debido a la disponibilidad de inmunoglobulina purificada que se puede inyectar por vía intravenosa.

Infantes que sufren de inmunodeficiencia secundaria debido a la enteropatía perdedora de proteína severa se le puede administrar plasma fresco congelado, pero solo cuando se haya demostrado que otra nutrición inyectada es ineficaz.

Tratamiento de la púrpura trombocitopénica trombótica (TTP)

La púrpura trombocitopénica trombótica o TTP también se puede tratar mediante la transfusión de plasma fresco congelado.

Riesgos asociados con la transfusión de plasma fresco congelado

Existen algunos riesgos asociados con el plasma fresco congelado. Algunos de ellos se mencionan aquí:

  • La transfusión de plasma fresco congelado puede conducir a la transmisión de diversas enfermedades, especialmente enfermedades transmitidas por la sangre.
  • La transfusión de plasma fresco congelado también puede causar un choque anafiláctico que es una reacción alérgica extrema. Esta es una reacción potencialmente mortal que puede conducir a la muerte. Otros síntomas del shock anafiláctico incluyen hinchazón de la lengua y la garganta, vómitos, erupciones cutáneas, picazón y dolor de cabeza, etc.
  • Darle a un paciente plasma fresco congelado también puede conducir a un aumento del volumen intravascular, lo que significa un aumento en el volumen de la sangre en el sistema del cuerpo que puede conducir a varios problemas.
  • La lesión pulmonar aguda relacionada con la transfusión es también uno de los riesgos asociados con la transfusión de plasma fresco congelado. Relación transfusional lesión pulmonar aguda es una complicación relacionada con transfusión de sangre y causa edema pulmonar.
  • La transfusión de plasma fresco congelado también provoca un aumento de las infecciones, incluida la infección de heridas quirúrgicas.
  • El riesgo de infección viral es similar al de todo transfusión de sangre o transfusión de glóbulos rojos.
  • Las alergias también son un riesgo relacionado con la transfusión de plasma fresco congelado. Estos pueden ser comunes como erupciones, urticaria, picazón, etc. o bastante graves, como edema pulmonar no cardiogénico fatal.
  • También existe el riesgo de transmisión del VIH o del virus de la inmunodeficiencia humana a través de la transfusión de plasma fresco congelado.
  • Aunque rara vez ocurre, existe riesgo de aglutinación, por lo que el plasma fresco congelado debe coincidir según el tipo de sangre para garantizar la compatibilidad.
  • Si se administra a un paciente una cantidad excesiva de plasma fresco congelado, existe riesgo de hipovolemia también se conoce como sobrecarga de líquidos e insuficiencia cardíaca.
  • También existe el riesgo de que se presente hepatitis postransfusional en el paciente transfundido con plasma fresco congelado.
Especialista en dolor at | 307-996-2960 | [email protected]

Soy un Neuroanestesiólogo y Especialista en el Tratamiento del Dolor. Me otorgaron el Premio Nacional de Medicina 2018. Soy CEO y fundador de la Unidad Internacional del Dolor de Madrid y editor de Journal Pain Management and Therapy. También es asesor y crítico del AIUM (Instituto Estadounidense de Ultrasonidos en Medicina) y miembro del Comité Organizador de las World Pain Conferences.

Tengo más de diez años de experiencia con terapias regenerativas que incluyen células madre mesenquimales, plasma rico en plaquetas, factores de crecimiento, transferencias de grasa y ácido hialurónico. Inicié Dolor-drdelgadocidranes.com para difundir el conocimiento y la conciencia.

Leave a Comment