Pruebas y procedimientos

Procedimiento del angiograma coronario

El angiograma coronario también llamado angiografía coronaria es un método mínimamente invasivo que utiliza un tipo de medio de contraste y radiografías para detectar obstrucciones en las arterias coronarias causadas por la acumulación de placa. El bloqueo de la arteria coronaria es peligroso porque impide que el corazón obtenga sangre oxigenada esencial para el funcionamiento adecuado. Por lo tanto, el angiograma coronario ayuda a los médicos a planificar el procedimiento de tratamiento en caso de bloqueo cardíaco.

Procedimiento de angiografía coronaria

El angiograma coronario se realiza en una sala de angiografía especializada situada en un hospital. Lo realiza un equipo de médicos, incluido un cardiólogo y enfermeras. Se le puede pedir al paciente que se ponga la bata quirúrgica provista.

  • El paciente deberá recostarse sobre la placa de rayos X y las correas de seguridad se sujetarán sobre el pecho y las piernas.
  • La enfermera insertará una línea intravenosa en la vena del brazo. El paciente puede recibir sedantes a través de esta vía IV que lo ayudará a mantenerse relajado y en calma. El sedante puede hacer que el paciente se sienta somnoliento. Sin embargo, el paciente estará despierto durante todo el procedimiento.
  • Se debe insertar un catéter, que no es más que un tubo flexible, en la ingle o el brazo. Para ello, se rasurará, lavará y desinfectará el área a través de la cual se insertará.
  • Luego se adormecerá el área con una inyección de anestésico local para que el paciente no sienta ningún dolor durante la invasión.
  • Se hará una incisión en el área adormecida para insertar el catéter. El catéter se dirigirá gradualmente hacia la arteria coronaria hasta el corazón.
  • Se inyectará un tipo especial de medio de contraste, que básicamente es tintura de yodo, a través del catéter que viaja a través de la arteria. Esto se hace para que las arterias puedan mostrarse bien bajo los rayos X, ya que el tinte de yodo es radioopaco.
  • Se tomarán una serie de imágenes de rayos X desde diferentes ángulos desde diferentes ángulos a medida que el tinte fluirá a través de las arterias.
  • A veces se le puede pedir al paciente que aguante la respiración o que tosa.
  • Al estudiar estas imágenes de rayos X así tomadas, se pueden detectar bloqueos.
  • Debe recordarse que durante el todo el procedimiento, la presión arterial, la frecuencia cardíaca y otras funciones corporales del paciente se controlan cuidadosamente.

¿Qué sucede después de tomar las imágenes de rayos X?

Una vez que se toma el número deseado de imágenes desde varios ángulos, el catéter será eliminado y la incisión así hecha se cerrará con presión manual o abrazadera. El paciente será llevado a un área de recuperación para monitoreo. Cuando la condición se estabiliza, el paciente regresará a la sala para el resto de la observación. Se le pedirá al paciente que se acueste boca arriba durante varias horas para evitar el sangrado del punto de incisión. Por lo general, el paciente puede ir a su casa el mismo día, pero es posible que tenga que pasar la noche si su condición exige lo mismo. El paciente recibirá una gran cantidad de líquidos para beber, lo que ayudará a eliminar el tinte de yodo del cuerpo a través de la orina. El equipo de atención médica proporcionará más información sobre cuándo reanudar el baño y tomar medicamentos. Se le aconsejará al paciente que evite actividades extenuantes durante una semana más o menos. El sitio de la incisión puede tardar algunas semanas en cicatrizar por completo.

¿Cómo prepararse para una angiografía coronaria?

Las pautas generales para la preparación incluyen-

  • El paciente no debe tomar nada después de la medianoche anterior a la prueba.
  • El paciente debe tomar todos los medicamentos y las recetas para la prueba de angiografía coronaria.

El equipo de atención médica proporcionará pautas específicas para cada paciente antes del programa de la prueba de angiografía coronaria.

También lea:

Soy un Neuroanestesiólogo y Especialista en el Tratamiento del Dolor. Me otorgaron el Premio Nacional de Medicina 2018. Soy CEO y fundador de la Unidad Internacional del Dolor de Madrid y editor de Journal Pain Management and Therapy. También es asesor y crítico del AIUM (Instituto Estadounidense de Ultrasonidos en Medicina) y miembro del Comité Organizador de las World Pain Conferences.

Tengo más de diez años de experiencia con terapias regenerativas que incluyen células madre mesenquimales, plasma rico en plaquetas, factores de crecimiento, transferencias de grasa y ácido hialurónico. Inicié Dolor-drdelgadocidranes.com para difundir el conocimiento y la conciencia.

Leave a Comment