¿Puede la presión arterial alta causar una convulsión?

¿Es posible que la presión arterial alta cause una convulsión? Muchos de los estudios recientes analizaron diferentes aspectos que afectan las convulsiones. Los investigadores también están investigando los efectos que la crisis provoca en las funciones cardíaca y respiratoria. Han descubierto que en varios o muchos de los casos, hay una gran probabilidad de peligro potencial para el individuo que sufre un ataque.

Con la ayuda del monitoreo de los medios y el EEG, fue posible que los investigadores descubrieran ambos de convulsiones tónico-clónicas y focales tenían la capacidad de provocar problemas respiratorios. Además, también es posible reducir los reflejos y crear inestabilidad de los músculos cardíacos.

¿Puede la presión arterial alta causar una convulsión?

Actualmente, no hay mucha información disponible sobre la relación entre la presión arterial alta y las convulsiones. No está claro para los neurólogos si la presión arterial es capaz de producir una convulsión o si las personas suponen que la presión arterial es un efecto secundario de una convulsión. No obstante, la investigación continúa estableciendo una correlación entre la presión arterial alta y las convulsiones. Con la ayuda de la tecnología y las medidas no invasivas, los médicos ahora pueden determinar la presión sanguínea durante la ocurrencia de un ataque epiléptico.

Revelations by Studies

Un caso en 2013, un paciente que sufría de epilepsia refractaria se sometió a video EEG junto con el monitoreo continuo de la presión arterial utilizando el método no invasivo. Durante el proceso de video EEG, el paciente mostró convulsiones tónico-clónicas generalizadas. Durante este período, los médicos descubrieron que había una caída drástica en la presión arterial, y el episodio completo duró aproximadamente un minuto.

En otro caso llevado a cabo en el año 2016 que incluyó 37 pacientes, los investigadores descubrieron que hubo un aumento en la presión arterial junto con la frecuencia cardíaca, que mostraba convulsiones focales. Para los pacientes que se sometieron a convulsiones tónico-clónicas generalizadas, hubo una desconexión entre la presión arterial y la frecuencia cardíaca.

Aunque la frecuencia cardíaca se mantuvo a un ritmo elevado, hubo una caída en la presión arterial. Los investigadores creen que la ocurrencia de tal situación disminuirá el suministro de oxígeno al cerebro, lo que representa un grave peligro para el paciente.

Estudios adicionales

Es crucial determinar si una presión arterial alta puede ser una causa de un ataque. Más estudios son de inmensa importancia en esta área para comprender la acción del cambio en la presión arterial y su impacto en la funcionalidad anormal en el cerebro. Además de esto, los investigadores también desearían obtener una mejor idea sobre las convulsiones generalizadas que causan problemas respiratorios, cardíacos y cerebrales. Cuanta más investigación en esta área, mejor será el tratamiento que surgirá, facilitando encontrar una cura adecuada y prevenir el ataque de una convulsión causada por la presión sanguínea.

En el mismo estudio, también es necesario para Los científicos entienden si la presión arterial en sí misma está causando el problema o cualquier otro problema subyacente que desencadenan los factores. Tendrán que llevar a cabo la prueba en personas que incluyen aquellos con antecedentes de epilepsia y sin antecedentes de epilepsia. Les ayudará a proporcionar el producto crucial y establecer una relación saludable entre la presión arterial alta y el ataque epiléptico.

Solo cuando un neurólogo puede predecir el resultado o mostrar evidencia de que la presión arterial alta causa un ataque, es posible buscarlo en el tema y ofrecer el tratamiento que ayuda a reducir la actividad anormal producida en el cerebro. Si la ocurrencia es no epiléptica, entonces es posible suprimir el ataque convulsivo usando drogas durante un período específico.

Lea también:

Soy un Neuroanestesiólogo y Especialista en el Tratamiento del Dolor. Me otorgaron el Premio Nacional de Medicina 2018. Soy CEO y fundador de la Unidad Internacional del Dolor de Madrid y editor de Journal Pain Management and Therapy. También es asesor y crítico del AIUM (Instituto Estadounidense de Ultrasonidos en Medicina) y miembro del Comité Organizador de las World Pain Conferences.

Tengo más de diez años de experiencia con terapias regenerativas que incluyen células madre mesenquimales, plasma rico en plaquetas, factores de crecimiento, transferencias de grasa y ácido hialurónico. Inicié Dolor-drdelgadocidranes.com para difundir el conocimiento y la conciencia.

Leave a Comment