¿Puede una prueba de sangre detectar el linfoma no Hodgkin?

Se utilizan varios métodos de diagnóstico para identificar el linfoma no Hodgkin (LNH). El diagnóstico preliminar se realiza a través del examen físico, es decir, el examen de los síntomas y los análisis de sangre. Los análisis de sangre utilizados para el linfoma no hodgkiniano son recuento completo de células, citometría de flujo, frotis sanguíneo, química sanguínea, presencia de lactato deshidrogenasa, inmunofenotipificación, presencia de infección viral y cariotipo. Sin embargo, los análisis de sangre deben combinarse con otras técnicas de diagnóstico para confirmar la presencia de linfoma no hodgkiniano.

¿Puede una prueba de sangre detectar el linfoma no Hodgkin?

El análisis detallado de la sangre proporciona información vital sobre la presencia de cáncer. Algunas pruebas proporcionan el aspecto preliminar, mientras que las otras dan como resultado un diagnóstico confirmatorio. Los siguientes son los análisis de sangre que se usan en el linfoma no hodgkiniano:

  1. Conteo sanguíneo completo: en el linfoma no hodgkiniano, el número de células aumenta significativamente por encima del nivel normal. Entonces, a través del recuento diferencial de células, el médico puede identificar la existencia de la enfermedad. Sin embargo, hay varias razones para el recuento anormal de células, por lo que los resultados deben estar correlacionados con los síntomas y debe realizarse un diagnóstico confirmatorio. La citometría de flujo también se puede hacer para determinar la anomalía en la sangre.
  2. Química sanguínea: las células cancerosas crecen rápidamente y liberan varios metabolitos en la sangre que pueden identificarse mediante pruebas químicas. Además, en respuesta a estas células, el cuerpo también produce ciertos químicos. El análisis de estos productos químicos da una pista sobre la enfermedad.
  3. Presencia de lactato deshidrogenasa: La presencia de lactato deshidrogenasa en la sangre proporciona una pista importante para la presencia de linfoma no hodgkiniano.
  4. Pruebas virales: muchos cánceres son causados ​​por infecciones virales como el virus de Epstein-Barr. Estos pueden ser detectados a través de análisis de sangre.
  5. Inmunofenotipificación: la presencia de ciertos tipos de antígenos en la sangre puede confirmar la presencia de un linfoma no hodgkiniano.
  6. Cariotipo: el linfoma no hodgkiniano se debe a una mutación genética. La presencia de mutación genética confirma la presencia de linfoma no hodgkiniano.

Diagnóstico del linfoma no Hodgkin

El diagnóstico de linfoma no hodgkin es la clave para decidir la estrategia de tratamiento y ayuda a identificar la etapa de la enfermedad. Sobre la base de la estadificación, se evalúa el pronóstico de la enfermedad. Si el diagnóstico se hace temprano, entonces el tratamiento será menos complejo y habrá pocas posibilidades de recaída. El diagnóstico se mejora continuamente mediante la incorporación de nuevas tecnologías, lo que permite obtener resultados con alta precisión. Los siguientes son los métodos de diagnóstico para examinar la presencia de linfoma no Hodgkin:

Examen preliminar: el paciente inicialmente va al médico de cabecera para consultar los síntomas generales, como ganglios linfáticos agrandados, sudores nocturnos , pérdida de peso y fatiga . Si el médico excluye todos los motivos y reduce la causa al linfoma no Hodgkin, puede referir al paciente a un oncólogo. La voluntad del paciente de consultar al médico por sus síntomas es un factor importante para el diagnóstico temprano.

Análisis de sangre: se encuentran disponibles varios análisis de sangre que identifican la presencia de linfoma. Algunos de ellos son preliminares y otros son confirmatorios. La prueba de sangre, como el hemograma completo y la citometría de flujo, son pruebas preliminares, mientras que el examen detallado de la célula, como la anomalía morfológica y el análisis de la mutación del gen, confirman el linfoma no hodgkiniano.

Biopsia: la biopsia proporciona resultados precisos sobre la presencia de cáncer. En la biopsia, el tejido se extrae del órgano afectado y se examina. Hay varios tipos de biopsia. Si se extrae el tumor completo para su examen, se conoce como biopsia por escisión, mientras que la biopsia por incisión incluye la extirpación de una parte del tumor. Otro método de biopsia es a través de una aguja. La muestra del tejido de la aguja se extrae para su posterior análisis.

Técnicas de imágenes: las técnicas de imágenes son uno de los métodos más utilizados para el reconocimiento del cáncer. No solo ayuda a identificar el cáncer, sino que también brinda información sobre la extensión de la enfermedad y el efecto del tratamiento. Las técnicas de imagen utilizadas son rayos X , tomografía computarizada , imágenes por resonancia magnética y tomografía por emisión de positrones.

Conclusión

Las pruebas de sangre son la primera prueba que se realiza para identificar diversas enfermedades, ya que la sangre es el tejido conectivo que conecta todos los órganos y cualquier cambio en el comportamiento metabólico del órgano se refleja en la sangre.

También lea:

Soy un Neuroanestesiólogo y Especialista en el Tratamiento del Dolor. Me otorgaron el Premio Nacional de Medicina 2018. Soy CEO y fundador de la Unidad Internacional del Dolor de Madrid y editor de Journal Pain Management and Therapy. También es asesor y crítico del AIUM (Instituto Estadounidense de Ultrasonidos en Medicina) y miembro del Comité Organizador de las World Pain Conferences.

Tengo más de diez años de experiencia con terapias regenerativas que incluyen células madre mesenquimales, plasma rico en plaquetas, factores de crecimiento, transferencias de grasa y ácido hialurónico. Inicié Dolor-drdelgadocidranes.com para difundir el conocimiento y la conciencia.

Leave a Comment