Lesiones de pie y talón

¿Qué es el síndrome del túnel tarsal (TTS) o la neuralgia tibial posterior: tratamiento, ejercicios, causas, síntomas?

Table of Contents

¿Qué son los tarsales?

Los huesos cortos que forman un puente entre el maléolo medial (tobillo) y los metatarsianos (antepié) se llaman tarsos. El túnel del tarso es el pasaje situado debajo del trozo de hueso en el lado interno del maléolo medial. Este pasaje facilita el paso del nervio tibial posterior a través de él.

¿Qué es el síndrome del túnel tarsiano (TTS) o la neuralgia tibial posterior?

En términos simples, compresión de el nervio tibial posterior se conoce como síndrome del túnel tarsiano o neuralgia tibial posterior. En otras palabras, se trata de una neuropatía por atrapamiento en la que se comprime el nervio tibial posterior debido a la presión manifiesta ejercida sobre los nervios. En el momento de caminar o correr, si el pie se sobrepronó, se ejerce una inmensa presión sobre los nervios, lo que resulta en una inflamación de los nervios. En la mayoría de los casos, ambos pies pueden verse afectados por el síndrome del túnel del tarso o la neuralgia tibial posterior. Esto se debe a la sobrepronación en la que ambos pies están involucrados.

En casos raros, podemos encontrar el síndrome del túnel tarsiano anterior. El término raro se usa porque muy raramente los nervios peroneos profundos, que están presentes en la parte delantera del tobillo, se comprimen, dando como resultado el síndrome del túnel tarsiano anterior. Por lo general, los síntomas se sienten en la parte superior del pie y se irradian hacia el primer y segundo dedo.

Síntomas del síndrome de túnel tarsiano (TTS) o la neuralgia tibial posterior

  • El dolor con caminar prolongado puede ser un síntoma del síndrome del túnel tarsiano o posterior Neuralgia tibial.
  • Dolor al trotar o correr.
  • Los síntomas del síndrome del túnel tarsal o la neuralgia tibial posterior también pueden incluir dolor ardiente que se irradia hacia los dedos del pie, talón o pie.
  • Dolor intenso durante la noche.
  • Peor dolor con actividades y menos en reposo.
  • Cuando el nervio situado detrás del maléolo medial se toca, produce dolor.

En la mayoría de los casos, el síndrome del túnel tarsiano o la neuralgia tibial posterior se confunde con la fascitis plantar. Esto se debe a que el dolor se genera en ambos casos desde la parte medial del talón. Los síntomas que diferirían entre estos generalmente son entumecimiento y sensación de hormigueo.

Causas del síndrome del túnel del tarso (TTS) o de la neuralgia tibial posterior

Las siguientes son algunas causas comunes del síndrome del túnel del tarso o la neuralgia tibial posterior:

  • El síndrome del túnel tarsal o la neuralgia tibial posterior se produce por traumatismo o lesión espontánea .
  • Diabetes mellitus.
  • Artritis reumatoide .
  • Sobre uso.
  • La artritis severa de la articulación del tobillo también puede causar tarso síndrome del túnel o neuralgia tibial posterior.
  • Fusión de los huesos del tarso que generalmente se llama coalición talonavicular.
  • Lesiones deportivas.

Modalidades de tratamiento del síndrome de túnel tarsiano (TTS) o neuralgia posterior de la tibia

¿Cómo puede un atleta cuidar el síndrome del túnel del tarso o la neuralgia tibial posterior?

  • Los atletas que sufren del síndrome del túnel del tarso o de la neuralgia tibial posterior deben abstenerse de realizar más actividades deportivas en el momento en que experimenten dolor.
  • Si hay hinchazón, se debe fomentar el agua fría.
  • Tome la ayuda de fisio si está disponible en el sitio.
  • Consulte a Podiatrist inmediatamente si persisten el dolor y la inflamación.
  • El podiatra puede dar un guión para los medicamentos o sugerir aparatos ortopédicos si es necesario. Como última opción, el médico puede optar por la inyección de esteroides.
  • Los atletas que padezcan el síndrome del túnel del tarso o la neuralgia tibial posterior deben descansar durante el período sugerido por el médico.

¿Qué medidas podría sugerir un especialista en podología o medicina deportiva para tratar el síndrome del túnel del tarso o la neuralgia tibial posterior?

Inicialmente, el médico tratante sugeriría medidas conservadoras tales como el tratamiento con RICE (reposo, hielo, compresión, elevación) para el síndrome del túnel del tarso o la neuralgia tibial posterior.

Se aconsejará al atleta que padece del síndrome del túnel del tarso o la neuralgia tibial posterior abstenerse de cualquier actividad deportiva que pueda agravar los síntomas.

Junto con el tratamiento conservador para el síndrome de túnel tarsal o la neuralgia tibial posterior, el médico también puede sugerir estudios de conducción de IRM / nervios o rayos X para evaluar aún más las condiciones estructurales, cualquier quiste formación, condiciones artríticas, sitio de compresión o atrapamiento, etc.

En base a los estudios mencionados anteriormente, se decidirá si el tratamiento conservador será suficiente o si es necesario el tratamiento quirúrgico para tratar el síndrome del túnel del tarso o la neuralgia tibial posterior.

Tratamiento quirúrgico para el síndrome de túnel tarsiano (TTS) o neuralgia posterior de la tibia

Si las medidas conservadoras iniciales no resuelven los síntomas del dolor asociados con el síndrome del túnel del tarso o la neuralgia tibial posterior, como último recurso, el médico recomendará la cirugía. El tratamiento quirúrgico para el síndrome del túnel del tarso o la neuralgia tibial posterior incluye la descompresión del nervio con el fin de liberar las estructuras de tejido blando comprimidas. Esto abrirá el espacio en la estructura comprimida del nervio. Podemos encontrar resultados mixtos de este tipo de cirugía en la que el riesgo de complicaciones es un poco alto. El tiempo de recuperación para el síndrome del túnel del tarso o la neuralgia tibial posterior después de la cirugía se diferirá de persona a persona, que varía de semanas a meses.

¿Cómo evaluar el síndrome del túnel del tarso?

  • Inicialmente se observan pie y tobillo.
  • ¿Cuáles son las causas del dolor y la hinchazón? Tal como sobrepronación, lesión deportiva, exceso de estrés, etc.
  • La prueba de Tinel se realizará como se indicó anteriormente.
  • En el caso del síndrome de túnel tarsiano o la neuralgia tibial posterior, cuando el área alrededor del hueso interno del tobillo es maléolo medial palpado, será tierno.

Proceso de tratamiento y rehabilitación para el síndrome del túnel del tarso o la neuralgia tibial posterior

  • Por lo general, en cualquier caso, se iniciará un tratamiento conservador. Esto incluiría principalmente el tratamiento RICE.
  • Si la hinchazón y el dolor asociados con el síndrome del túnel tarsal o la neuralgia tibial posterior no desaparecen con el tratamiento RICE, entonces se recomendará al paciente que establezca un programa de rehabilitación con fisioterapeuta.
  • Dependiendo del gravedad del síndrome del túnel del tarso o neuralgia tibial posterior, se formulará el programa de rehabilitación física.
  • El fisioterapeuta primero trabajaría en la reducción del dolor y la inflamación causada por el síndrome del túnel tarsal o la neuralgia tibial posterior.
  • Luego, a medida que aumenta la tolerancia, Se administrarán ejercicios de fortalecimiento.
  • La mayoría de los casos de síndrome de túnel tarsal o neuralgia tibial posterior no requieren cirugía, pero el programa de rehabilitación específico y apropiado debe establecerse bajo la supervisión de un fisioterapeuta o un instructor.
  • Volviendo a las actividades completas sin restricciones se basarán en la recuperación, tolerancia y fuerza del pie.

Cómo reducir el dolor y la inflamación asociados con el síndrome del túnel del tarso o la neuralgia tibial posterior?

  • El tratamiento inicial para el síndrome del túnel del tarso o la neuralgia tibial posterior incluiría RICE (reposo, hielo, compresión, elevación).
  • No ejerza ningún tipo de presión sobre el pie afectado.
  • Dé descanso completo hasta el dolor y la hinchazón asociada con el síndrome del túnel del tarso o la neuralgia tibial posterior disminuye.
  • A medida que disminuyan los síntomas, modifique las actividades intercambiándolas con actividades alternativas, como por ejemplo, en lugar de correr, cambiar a andar en bicicleta o nadar.
  • Uso de medicamento según lo prescrito por el doctor.

¿Cómo corregir la disfunción biomecánica?

En el caso de los atletas, tienden a ejercer una presión excesiva al caminar o correr, durante los cuales el pie tiende a rodar hacia adentro o sobrepronarse. Esto puede ocasionar el síndrome del túnel tarsiano o la neuralgia tibial posterior. Si no se realiza el tratamiento adecuado, suponiendo que tomar reposo se encargará de todo, entonces el síndrome del túnel del tarso o la neuralgia tibial posterior pueden empeorar y llevar a la cirugía. Por lo tanto, obtener la condición evaluada por un médico es muy importante. El médico puede sugerir lo siguiente:

  • Ortesis para los pies.
  • Ortesis.
  • Muletas para mantener el peso fuera del pie.
  • Calzado deportivo especialmente fabricado.

¿Por qué el estiramiento y el fortalecimiento son importantes para la recuperación temprana del síndrome del túnel del tarso o la neuralgia tibial posterior?

A uno siempre le encantaría regresar a las actividades normales diarias y habituales después de un descanso de una lesión que causa el síndrome del túnel del tarso o la neuralgia tibial posterior. Por lo tanto, para reanudar las actividades normales, la fuerza es muy importante. Con mucha frecuencia, las personas suspenderán el estiramiento y el fortalecimiento del ejercicio una vez que desaparezca el dolor y la inflamación debidos al síndrome del túnel del tarso o la neuralgia tibial posterior asumiendo que todo está bien. Esto no es correcto. Uno debe ser consciente del hecho de que los ejercicios de fortalecimiento deben continuar para evitar un mayor daño a la estructura. Por lo general, los músculos de la pierna (especialmente de la espalda) requieren fuerza para soportar las estructuras óseas. Por lo tanto, los ejercicios de estiramiento deben continuar incluso después de la recuperación total del síndrome del túnel del tarso o la neuralgia tibial posterior durante al menos un mes o dos. Todos los ligamentos, tendones y músculos de soporte deben considerarse al momento de realizar los ejercicios.

Mantener la cirugía como último recurso para tratar el síndrome del túnel del tarso o la neuralgia tibial posterior

En la mayoría de los casos, el tratamiento quirúrgico para el síndrome del túnel del tarso o la neuralgia tibial posterior se puede evitar tomando un tratamiento inicial conservador adecuado. En los casos en que la lesión o el dolor asociados con el síndrome del túnel del tarso o la neuralgia tibial posterior se ignora durante un período prolongado de tiempo, cualquier lesión adicional dará lugar a la cirugía. En algunos casos, donde no hay respuesta para el tratamiento conservador después de un período de tiempo específico, la cirugía estaría justificada. La cirugía sería obligatoria en los casos en que el signo de Tinel y los estudios electrodiagnósticos sean positivos. Después de la cirugía para tratar el síndrome del túnel del tarso o la neuralgia tibial posterior, tomaría un mínimo de 4 semanas para que los síntomas mejoren y de 4 a 6 meses para recuperar la fuerza completa. En cualquier caso, la rehabilitación física sería muy útil para acelerar el proceso de recuperación.

Ejercicios para el Síndrome del Túnel Tarsal (TTS) o Neuralgia Tibia Posterior

Algunos ejercicios de estiramiento comunes para el síndrome del túnel del tarso o la neuralgia tibial posterior:

Es muy importante consultar a un médico o fisioterapeuta antes de realizar cualquier tipo de ejercicio mencionado a continuación.

  • Para obtener rigidez en los músculos, estirar el músculo de la pantorrilla lo más frecuente posible.
  • Cuando se ejerce una ligera presión en el pie, se debe obtener 90 grados de ángulo sin dificultad o tener que ejercer una fuerza excesiva.
  • En el caso del músculo sóleo, se realiza el mismo tipo de prueba, pero la rodilla está doblada en este caso.
  • El acortamiento de los músculos grandes del gastroc se puede hacer doblando la rodilla.
  • El estiramiento del músculo gastroc se realiza colocando el talón de la pierna sobre la superficie plana o el suelo y estirándose hacia adelante, mantenga esta postura durante 10-12 segundos y luego suelte; repite esto 4-5 veces Realice este ejercicio al menos tres o cuatro veces al día. A continuación, aumente la duración de mantenimiento a 30 segundos y aumente según lo tolere.
  • Estire el músculo sóleo al doblar la pierna en la rodilla, sosténgala y suéltela. Repítalo 3-4 veces al día.
  • Párese en el borde del escalón, asegurándose de que el talón caiga hacia abajo. Haz este ejercicio suavemente y con cuidado. Párese en esta postura durante 10-15 segundos y suelte, repita 4-5 veces. Repita este conjunto al menos tres o cuatro veces al día.
  • Estiramiento de la fascia plantar. Tire del dedo gordo hacia su cuerpo, sosténgalo durante 20-30 segundos, repítalo 4-5 veces. Repita este ajuste por un mínimo de 3-4 veces en un día.
  • Balanceo de la fascia plantar. Balanceo del pie sobre un objeto redondo como bola, barra, rodillo o cilindro. En este ejercicio, la presión debe aplicarse hacia abajo y repetir el proceso de laminación. No repita si hay dolor severo.
  • En el caso del síndrome del túnel del tarso causado por sobrepronación, el estiramiento del músculo sobrepronado será muy efectivo. En este ejercicio, se fortalecerá el músculo tibial posterior.

Ejercicios adicionales para el Síndrome del Túnel Tarsal (TTS) o la Neuralgia Tibia Posterior

  • Contracción del músculo tibial posterior sin mover el pie o el tobillo. Sentado en la superficie plana y colocando el tobillo en el borde exterior de la pata de la mesa o silla. Luego, pida a alguien que aplique presión o resistencia con la mano. Luego, debe presionar el pie hacia adentro tratando de detener la resistencia aplicada por la mano. Intente mantener esto por diez segundos, luego descanse y repita de cinco a diez veces, y tres series en un día. Aumenta las repeticiones dependiendo de la tolerancia.
  • Se ata una banda para la resistencia alrededor del pie y el extremo externo del tobillo se une al estante. Gire el pie hacia adentro oponiéndose a la resistencia de la banda. Revertir de forma constante al estado original, mantener / reposar y luego reiniciar el conjunto nuevamente. Repítalo 10-15 veces y un mínimo de tres series en un día. Aumente las repeticiones según la tolerancia.
  • Para realizar ejercicios musculares peroneos, se requiere la ayuda del fisioterapeuta o de cualquier miembro de la familia. Otra persona debe empujar el pie en posición de pronación y el paciente debe resistir este movimiento, luego liberarlo lentamente. Aumente lentamente la fuerza y ​​la intensidad de la pronación según lo tolera. Este ejercicio necesita supervisión de un fisioterapeuta inicialmente.
  • Pie de oso, especialmente en los dedos de los pies. Solo camine en la punta de los dedos. Repítalo tan a menudo como sea posible y aumente la duración según lo tolere.
  • A pie de talón. Este ejercicio ayudará a fortalecer los músculos de la pantorrilla y los músculos del pie. Camine sobre los talones durante 30 segundos con alrededor de 10 juegos. Aumente la duración y las repeticiones según lo tolere.

Es muy importante realizar cualquiera de los ejercicios mencionados anteriormente bajo la supervisión del médico o fisioterapeuta.

Especialista en dolor at | 307-996-2960 | [email protected]

Soy un Neuroanestesiólogo y Especialista en el Tratamiento del Dolor. Me otorgaron el Premio Nacional de Medicina 2018. Soy CEO y fundador de la Unidad Internacional del Dolor de Madrid y editor de Journal Pain Management and Therapy. También es asesor y crítico del AIUM (Instituto Estadounidense de Ultrasonidos en Medicina) y miembro del Comité Organizador de las World Pain Conferences.

Tengo más de diez años de experiencia con terapias regenerativas que incluyen células madre mesenquimales, plasma rico en plaquetas, factores de crecimiento, transferencias de grasa y ácido hialurónico. Inicié Dolor-drdelgadocidranes.com para difundir el conocimiento y la conciencia.

Leave a Comment