Qué es la contractura de la cápsula articular posterior: síntomas, causas, tratamiento, pronóstico, fisiopatología, complicaciones

El hombro es un sistema de articulación biomecánicamente complejo. Es propenso a lesiones que resultan en una patología conjunta que es responsable de la mayoría de las lesiones musculoesqueléticas en diferentes países del mundo. Existen diferentes causas de lesiones en el hombro, una de las cuales es la contractura de la cápsula posterior articular (PJCC).

¿Qué es la contracción de la cápsula posterior?

Contractura de la cápsula posterior (PJCC) también se conoce como contractura capsular de la articulación glenohumeral posterior (GHJ). Causa rotación interna restringida del hombro y abducción horizontal acompañada de dolor. Se observa que debido a la alteración en la rotación del eje humeral, hay una mayor rigidez o contractura del GHJ posterior, lo que conduce a una patología articular caracterizada por pérdida de rotación del hombro junto con dolor.

Hay tres tipos de articulación posterior contractura capsular:

  • Contractura Idiopática de la Cápsula Posterior de la Articulación: El paciente no sabe / recuerda ningún trauma previo. Básicamente, se desconoce la causa.
  • Contractura de la cápsula posterior postraumática: Después de un evento de baja energía, el paciente sufre una contractura de la cápsula posterior.
  • Contractura de la cápsula posterior posoperatoria: Contractura de la cápsula posterior después de cirugías como después de un cambio capsular posterior por inestabilidad posterior.

Signos y síntomas de la contracción de la cápsula posterior conjunta

El paciente que sufre de contractura de la cápsula posterior presenta una pérdida discreta y dolorosa de la rotación interna del hombro. Los síntomas incluyen dolor y dificultad para dormir y llegar hasta la espalda.

Pronóstico de la Contractura de la Cápsula Posterior Conjunta

Debido a la tecnología médica avanzada y las instalaciones de atención médica, el pronóstico para la contractura de la cápsula posterior es mucho mejor que en años anteriores. Si la contractura de la cápsula articular posterior se diagnostica y trata inmediatamente, se obtienen mejores resultados de tratamiento.

Causas y factores de riesgo de la contractura de la cápsula posterior

  • Causas de la contracción de la cápsula posterior en los atletas: La contractura de la cápsula posterior se observa comúnmente en atletas que participan en deportes como jarras de béisbol, voleibol, tenis, cricket y nadando. Estos deportes requieren repetidos movimientos contundentes de la articulación del hombro. El acto plantea desafíos físicos tremendos en articulación glenohumeral (GHJ) que causan opresión en la cápsula posterior y mayor riesgo de lesión en el hombro.
  • Causas de las causas de contracción de la cápsula articular posterior en no deportistas: Cápsula de la articulación posterior La contractura se observa en personas que no son atletas y que han caído o resbalado, lo que a su vez provoca un movimiento forzado de las articulaciones hacia adelante. Sin embargo, aparte de las lesiones, hay algunos casos con motivos inexplicados para esta afección.

Fisiopatología de la contracción de la cápsula posterior

La contractura de la cápsula posterior es una alteración de los tejidos blandos que conduce a la rigidez de los músculos posteriores del hombro que da como resultado patología. La cápsula posterior es una banda de tejido fibroso. Cuatro músculos y sus tendones forman el manguito rotador del hombro. Esta cápsula se interconecta con los tendones del manguito rotador. Cubren la parte exterior del hombro para sostener, proteger y mover la articulación. El uso excesivo del hombro (como en el caso de los atletas), conduce a la acumulación de tejido alrededor de la cápsula posterior que da lugar a la rigidez y la rigidez de la cápsula y se denomina contractura capsular posterior. Este tipo de problema reduce la cantidad en que el hombro puede girar hacia adentro.

Los atletas están involucrados en movimientos continuos y contundentes hacia adelante mientras juegan diferentes deportes. En el tiempo extra, la efectividad del músculo posterior del hombro se vuelve limitada y fatigada, lo que conduce a una mayor carga de tracción en la cápsula GHJ posterior. Esta carga de tracción repetitiva crea una entrada mecánica mayor que la normal al tejido, que se vuelve más rígida debido a la proliferación continua del tejido conectivo. Aunque esta proliferación puede tener lugar como un mecanismo de protección para el tejido capsular, con el tiempo se construye alrededor de la cápsula posterior y altera la mecánica de las articulaciones que conduce a la patología articular. Por lo tanto, se ha propuesto que los procesos mecánicos y celulares interactúen para aumentar la rigidez y disminuir el cumplimiento de la cápsula. Sin embargo, los procesos exactos que causan la contractura aún no se han confirmado. No está claro por qué solo la cápsula posterior se somete a este proceso, mientras que la cápsula anterior no se ve afectada. Dado que no existe una comprensión clara de la fisiopatología de la contractura de la cápsula posterior, se requieren estudios tanto in vitro como en animales para examinar la respuesta celular y mecánica del tejido a cargas de tracción repetitivas que conducen a la fisiopatología de la contractura de la cápsula articular posterior.

de los modelos de cadáver es un método eficiente para examinar el efecto del aumento de la rigidez posterior de la cápsula de GHJ sobre el movimiento y la patología. De forma similar, se utilizan imágenes en forma de resonancia magnética (RM) y ultrasonido (EE. UU.) Para identificar y cuantificar el cambio en la patología articular. Ambos métodos proporcionan información adicional sobre los mecanismos de la contractura de la cápsula articular posterior.

Complicaciones en la Contractura de la Cápsula Posterior

En la patología de la articulación del hombro, la contractura de la cápsula posteroinferior es la condición primaria. La contractura de la cápsula de la articulación posterior no tratada o desatendida da como resultado una lesión SLAP con desarrollo posterior de síndrome de brazo muerto.

Diagnóstico de la contracción de la cápsula articular posterior

Las mediciones de rango de movimiento (ROM) realizadas durante el examen físico pueden ayudar en el diagnóstico de contractura de la cápsula posterior mediante la identificación de pérdida de rotación interna, aducción cruzada y, en menor medida, flexión hacia adelante mientras se mantiene la rotación externa. Es necesario medir el rango de movimiento activo y pasivo porque la presencia de dolor puede limitar la capacidad del paciente de rotar activamente la articulación interna del hombro hasta los límites físicos del rango de movimiento.

Durante el diagnóstico, se debe tener cuidado para diferenciar contractura de la cápsula posterior de la capsulitis adhesiva, que se caracteriza por la pérdida de movimiento global. Los pacientes con capsulitis adhesiva muestran disminución de la rotación externa con mayor pérdida de flexión del hombro que la encontrada en pacientes con contractura de cápsula posterior.

Tratamiento de la contracción de la cápsula posterior

Existen dos tipos principales de tratamiento:

  • No quirúrgico Tratamiento de la contractilidad de la cápsula articular posterior: El tratamiento inicial de la contractura de la cápsula articular posterior no es quirúrgico, lo que hace hincapié en los ejercicios de estiramiento para aumentar la amplitud de movimiento con el objetivo de restablecer el movimiento normal. Este enfoque a veces es exitoso para el paciente con opresión capsular posterior. El médico o terapeuta supervisa y aconseja el siguiente procedimiento mientras se estira la cápsula posterior.
    • El paciente realiza estiramientos suaves cinco veces al día.
    • El paciente realiza cada estiramiento hasta que el paciente sienta tensión contra la rigidez del hombro, de modo que no experimente dolor.
    • Cada estiramiento se realiza durante 1 min. Todos los días el paciente realiza ejercicios de estiramiento durante 30 minutos.
    • Aunque la mejoría ocurre durante el primer mes, sin embargo, se requieren 3 meses para eliminar completamente la afección.

Los pacientes atletas (lanzadores de béisbol y atletas que lanzan) con dolor crónico la pérdida de rotación interna generalmente no responde al tratamiento no quirúrgico; Es posible que tengan que someterse a un tratamiento quirúrgico en forma de liberación capsular posterior artroscópica.

  • Manejo quirúrgico de la contracción de la cápsula articular posterior: Para el paciente con rigidez capsular glenohumeral incrementada, se usa cirugía en forma de liberación capsular posterior artroscópica. Mientras que en el caso de los atletas que lanzan sobre la cabeza, la mayoría de las veces la cara posterior-inferior de la cápsula es apretada para lo cual se puede realizar una Capsulotomía Postero-inferior selectiva. Ambos tipos de operaciones dan como resultado un mejor movimiento y alivio del dolor.

Después de la cirugía, el paciente debe someterse a un tratamiento postoperatorio. Al paciente se le recomiendan ejercicios de movimiento pasivo dos veces al día y se lo alienta para ejercicios de movimiento auto asistido. Poco después de la cirugía, el brazo se coloca en un cabestrillo de brazo y el hombro se mantiene en una manga de crioterapia . Se aconseja a los pacientes que usen el brazo operatorio para las actividades diarias tan pronto como sea posible después de la cirugía. También se sugiere que los pacientes postoperatorios naden entre 2 y 4 semanas. Como se observó en la mayoría de los casos, la cirugía arroja buenos resultados ya que no hay complicaciones postoperatorias ni inestabilidad posterior.

Prevención de la contractilidad de la cápsula articular posterior

El paciente, especialmente un atleta, debe ocuparse de las lesiones del hombro tratadas. Después de la cirugía y el tratamiento, deben ser diligentes al realizar ejercicios y practicar deportes, ya que las actividades extenuantes continuas llevarán a la fatiga de las articulaciones del hombro y el problema puede persistir o puede dar lugar a complicaciones.

Conclusión

La contractura capsular posterior es una afección dolorosa acompañada de pérdida de la rotación interna de la articulación del hombro. Si no se trata, provoca complicaciones, como el hombro muerto. Cuando se diagnostica correctamente, el paciente debe recibir tratamiento no quirúrgico o quirúrgico. Después del tratamiento se debe tener suficiente cuidado para prevenir la recurrencia de la contractura de la cápsula posterior. Debido a la tecnología médica avanzada, los pacientes con contractura de la cápsula posterior pueden tratarse muy bien y pueden tener un buen pronóstico.

Especialista en dolor at | 307-996-2960 | [email protected]

Soy un Neuroanestesiólogo y Especialista en el Tratamiento del Dolor. Me otorgaron el Premio Nacional de Medicina 2018. Soy CEO y fundador de la Unidad Internacional del Dolor de Madrid y editor de Journal Pain Management and Therapy. También es asesor y crítico del AIUM (Instituto Estadounidense de Ultrasonidos en Medicina) y miembro del Comité Organizador de las World Pain Conferences.

Tengo más de diez años de experiencia con terapias regenerativas que incluyen células madre mesenquimales, plasma rico en plaquetas, factores de crecimiento, transferencias de grasa y ácido hialurónico. Inicié Dolor-drdelgadocidranes.com para difundir el conocimiento y la conciencia.

Leave a Comment