¿Qué es la fototoxicidad y ototoxicidad y los antibióticos que pueden causar fototoxicidad y ototoxicidad?

En lo que respecta a los antibióticos, como cualquier otra entidad, los antibióticos tienen dos caras. Además de sus poderes de ayuda, los antibióticos también tienen efectos secundarios que pueden ser muy peligrosos para la salud humana. Varios antibióticos son conocidos por causar dolencias de diferentes estratos. Por ejemplo, algunos de los efectos secundarios de los antibióticos consisten en náuseas, reacciones alérgicas, erupciones cutáneas, dificultad para respirar hinchazón de los labios y la lengua, manchas blancas en la lengua, diarrea acuosa severa etc.

Entre todos estos, la fototoxicidad y la ototoxicidad son dos efectos secundarios comunes de los antibióticos. Existen varios antibióticos que causan fototoxicidad y ototoxicidad como efecto secundario.

¿Qué es la fototoxicidad?

La fototoxicidad (fotoirritación) se define como una respuesta tóxica que se induce después de la exposición inicial de la piel a ciertos productos químicos y la posterior exposición a la luz. La fototoxicidad también se puede definir como la reacción que se produce por la irradiación de la piel después de la administración sistémica (oral o intravenosa) de una sustancia química. Se supone que la sustancia química es “fotoactiva”. Esto significa que cuando el químico se expone a la luz, absorbe la luz y la energía absorbida produce cambios moleculares que causan toxicidad; de ahí el nombre de fototoxicidad.

¿Cuáles son los antibióticos que pueden causar fototoxicidad?

Algunos de los antibióticos que pueden causar fototoxicidad incluyen tetraciclinas, fluoroquinolonas, doxiciclina, ciprofloxacina, ofloxacina y levofloxacina.

Otros medicamentos que pueden causar fototoxicidad consisten en: sulfonamidas, fármacos antiinflamatorios no esteroideos (AINE), diuréticos, retinoides , HMG-CoA * inhibidores de la reductasa, fármacos neurolépticos, tioxantenes, antifúngicos, amiodarona, anticonceptivos orales, cinamatos, benzofenonas y salicilatos.

Las reacciones fototóxicas ocurren básicamente debido a los efectos destructivos de los compuestos activados por la luz en las membranas celulares y, en algunos instancias, ADN. Por el contrario, las reacciones fototóxicas son respuestas inmunitarias mediadas por células a un compuesto activado por la luz. Las reacciones fototóxicas ocurren en casi todos los individuos si están expuestos a cantidades suficientes de luz y drogas. En su mayoría, aparecen como una respuesta exagerada de quemaduras solares. Las reacciones fototóxicas se parecen a la dermatitis de contacto alérgica. La distribución de este se limita a las áreas expuestas al sol del cuerpo. Sin embargo, cuando las reacciones son graves o duran mucho tiempo, pueden extenderse a áreas cubiertas de la piel. La cantidad de fármaco requerida para inducir reacciones fototóxicas es considerablemente grande. Solo dosis más altas de estos medicamentos pueden causar reacciones fototóxicas. Las respuestas fototóxicas a menudo ocurren en minutos u horas de exposición a la luz.

¿Cómo prevenir la fototoxicidad causada por los antibióticos?

La prevención de la fototoxicidad causada por los antibióticos puede realizarse mediante la identificación y evitación del antibiótico responsable, el uso de protección solar y la adopción de medidas para el alivio sintomático. El uso de corticosteroides tópicos y compresas frías puede aliviar la fotosensibilidad inducida por antibióticos. El uso de corticosteroides sistémicos debe reservarse para los casos más severos. Si los protectores solares no son la causa de las reacciones fototóxicas, siempre se deben usar cuando se preparan al aire libre. Asegúrese de usar protector solar con protección UVA y UVB, y vuelva a aplicar protector solar como se indica en la etiqueta para evitar la fototoxicidad causada por los antibióticos. Además, use ropa y accesorios protectores, como gorra y gafas de sol. La mayoría de las fototoxicidades inducidas por fármacos son causadas por longitudes de onda dentro del rango de UV-A. Por lo tanto, se deben prescribir protectores solares que absorben UV-A. Los protectores solares que contienen avobenzone (Parsol 1789), dióxido de titanio y óxido de zinc son más efectivos para bloquear la radiación UV-A que los protectores solares regulares.

¿Qué es la ototoxicidad?

La ototoxicidad es el daño a las funciones auditivas o de equilibrio del oído por drogas o productos químicos, incluidos los antibióticos. Esta parte de la oreja comprende tanto el mecanismo auditivo como el nervio vestibulococlear, que es el nervio que envía información auditiva y de equilibrio al cerebro.

El grado de ototoxicidad varía con el fármaco / antibiótico ofensivo y otras afecciones. En algunos casos, hay una recuperación total después de que se haya suspendido el antibiótico. En otros casos, el alcance del daño por ototoxicidad es limitado e incluso puede ser demasiado insignificante como para notarse. Esto puede ocurrir en la pérdida de audición de alta frecuencia, donde el daño al oído hace que sea difícil escuchar notas musicales agudas, pero no afecta la capacidad de escuchar las palabras habladas de forma normal o de mantener una conversación. En casos extremos, puede haber una sordera permanente y completa debido a la ototoxicidad.

¿Cuáles son los antibióticos que causan ototoxicidad?

Los antibióticos que pueden causar ototoxicidad incluyen: amikacina, estreptomicina, neomicina, gentamicina, eritromicina, kanamicina, tobramicina, netilmicina y vancomicina.
Algunos de los otros medicamentos que causan ototoxicidad son los medicamentos contra el cáncer, como el cisplatino, bleomicina y vincristina; Diuréticos, como la acetazolamida, la ototoxicidad a menudo no se diagnostica. Esto ocurre cuando la pérdida auditiva es exigua o cuando está restringida a las frecuencias más altas. Los pacientes pueden notar un cambio en su audición, pero puede no ser lo suficientemente significativo como para informar. En otros casos, la pérdida de audición puede ser muy significativa, o la ototoxicidad puede llevar a “zumbidos en los oídos” u otras sensaciones. Cuando los médicos están administrando medicamentos o antibióticos que se sabe que causan pérdida de audición, a menudo se sugiere que el paciente reciba pruebas de audición regulares. Al monitorear la audición con regularidad, es posible interrumpir la medicación ofensiva o reducir la dosis para que no se produzca más daño.
La ototoxicidad que causa la pérdida del equilibrio puede ser aún más difícil de diagnosticar. Estos cambios pueden ocurrir gradualmente, con el tiempo, y pueden confundirse con los efectos de la condición que los medicamentos / antibióticos deben tratar.

¿Cuál es el tratamiento para la ototoxicidad causada por antibióticos?

La interrupción del antibiótico o del medicamento que produce ototoxicidad es importante. Las personas que sufren pérdida auditiva permanente pueden elegir usar audífonos o, cuando corresponda, recibir un implante coclear. Para aquellos que tienen problemas de equilibrio; la terapia física a menudo puede ser útil.

¿Cuál es el pronóstico de ototoxicidad causada por antibióticos?

El pronóstico de la ototoxicidad causada por antibióticos depende de los medicamentos que causaron la ototoxicidad y su dosis. Los antibióticos como gentamicina, kanamicina, netilmicina y tobramicina causan pérdida de audición en diversos grados. Estos medicamentos se pueden usar para tratar infecciones potencialmente mortales que son resistentes a otras clases de medicamentos y, por lo tanto, no puede haber otra opción que usarlos. Una dosificación cuidadosa puede minimizar, pero no eliminar el riesgo de ototxicidad. Se estima que las posibilidades de recuperación son del 10 al 15%. La pérdida de audición por lo general comienza en las frecuencias más altas, y generalmente no se reconoce de inmediato.

  • El antibiótico eritromicina puede causar pérdida de audición que afecta a todas las frecuencias. Esta pérdida de audición generalmente se revierte con el tiempo.
  • Otros medicamentos como la aspirina y los medicamentos antiinflamatorios no esteroideos (AINE) pueden causar zumbidos en los oídos. Esto se detiene cuando se suspende el medicamento.
  • Los diuréticos también pueden causar pérdida de audición con un inicio rápido. Esto generalmente, pero no siempre, se revierte cuando se suspenden los medicamentos.

En algunos casos de ototoxicidad, el pronóstico no es muy claro. El antibiótico, la vancomicina parece causar pérdida de audición, pero esto solo puede ocurrir cuando se usa vancomicina al mismo tiempo que otros medicamentos ototóxicos, como gentamicina o eritromicina.

¿Cómo prevenir la ototoxicidad causada por antibióticos?

Dado que la mayoría de ototoxicidad ocurre cuando las drogas dañinas o los antibióticos se usan en dosis altas, los cálculos de dosis cuidadosos son el mejor método de prevención. Algunas veces es posible reemplazar los antibióticos ototóxicos por medicamentos que tienen efectos adversos menos severos.

Especialista en dolor at | 307-996-2960 | [email protected]

Soy un Neuroanestesiólogo y Especialista en el Tratamiento del Dolor. Me otorgaron el Premio Nacional de Medicina 2018. Soy CEO y fundador de la Unidad Internacional del Dolor de Madrid y editor de Journal Pain Management and Therapy. También es asesor y crítico del AIUM (Instituto Estadounidense de Ultrasonidos en Medicina) y miembro del Comité Organizador de las World Pain Conferences.

Tengo más de diez años de experiencia con terapias regenerativas que incluyen células madre mesenquimales, plasma rico en plaquetas, factores de crecimiento, transferencias de grasa y ácido hialurónico. Inicié Dolor-drdelgadocidranes.com para difundir el conocimiento y la conciencia.

Leave a Comment