Dolor de Oidos

¿Qué es la otomicosis o el hongo del oído? Conozca sus causas, síntomas, tratamiento y remedios caseros.

¿Qué es la otomicosis o el hongo del oído?

Otomycosis o el hongo del oído también se conoce como otitis externa micótica, oído singapur y la infección del oído por hongos.

Otomycosis o hongo del oído como su nombre indica es un tipo de infección por hongos de la oreja. La otomicosis es una infección micótica que se dirige a la parte externa de la oreja. La otomicosis es una infección que puede ser causada por una variedad de especies de hongos. La otomicosis o el hongo del oído es comúnmente causado por hongos como Aspergillus o Candida. Actinomyces, Phycomycetes, y Rhizopus son otros hongos que pueden causar Otomycosis en casos raros. La mayoría de estas especies de hongos existen en el entorno que nos rodea y pueden entrar fácilmente en contacto con personas, pero no todos se ven afectados con hongos en los oídos. Las personas que son más propensas a las infecciones, particularmente las personas con un sistema inmune débil o pacientes que padecen diabetes mellitus pueden verse afectadas fácilmente con la otomicosis.

La otomicosis o el hongo del oído generalmente se diagnostica erróneamente como una infección bacteriana en lugar de una infección por hongos, por lo que al paciente se le recetan gotas antibióticas en las etapas iniciales. Solo cuando los antibióticos no mejoran la condición del paciente, se sospecha el hongo del oído.

Causas y factores de riesgo de otomicosis o hongos del oído

Las causas más comunes de otomiosis o hongos del oído son:

  • Agua contaminada .
  • Uso prolongado de agentes antibacterianos tópicos.

Signos y síntomas de otomicosis o hongos del oído

  • Dolor.
  • Enrojecimiento del conducto auditivo externo.
  • Picor .
  • Hinchazón.
  • Secreción gruesa y negra, blanca o amarilla del oído.
  • Audición problemas en el oído afectado.
  • Sensación de plenitud o bloqueo en el oído.
  • Taponamiento de la oreja.
  • Estrechamiento del conducto auditivo externo.

Tratamiento para la otomicosis o el hongo del oído

La inicial Un paso importante en el tratamiento de la otomicosis o el hongo del oído es limpiar la oreja afectada tanto como sea posible para eliminar el hongo. La succión también se puede usar para limpiar la oreja. Las sesiones de limpieza del canal auditivo se pueden realizar muchas veces en una semana. Analgesia también puede ser necesaria. Sin embargo, se requiere la intervención de un experto para limpiar la oreja en caso de perforación del tímpano, ya que esta condición puede ocasionar algunos problemas secundarios. Después de una limpieza adecuada de la oreja, se le administran gotas oculares que contienen agentes antifúngicos como ketoconazol, econazol o clotrimazol. En algunos casos, las gotas oculares que contienen agentes como violeta de genciana o timerosal también se prescriben como una solución alternativa para el hongo del oído u otomiosis. Los agentes antimicóticos orales se usan solo en casos graves.

Aunque la otomicosis se puede tratar fácilmente, pocas personas, especialmente las personas de edad que padecen diabetes mellitus, tienen mayores probabilidades de propagar la infección a través del oído externo que va al oído interno. en la medida de la base del cráneo. Tales casos en los que se afecta el hueso del cráneo pueden provocar complicaciones graves y el paciente deberá ser hospitalizado para tratar la afección y requerirá medicamentos por vía intravenosa.

Peróxido de hidrógeno para tratar la otomicosis o el hongo del oído:

El peróxido de hidrógeno también puede ser útil para suavizar los desechos costrosos o con costra presentes en el oído que deben eliminarse ya que esto reduce el pH y disminuye el funcionamiento de las gotas para los oídos de aminoglucósidos. Esto ayuda al canal auditivo a permitir que los medicamentos tópicos antifúngicos y acidificantes alcancen las porciones necesarias para dar lo mejor de sí mismos. Se debe evitar enjuagar la oreja ya que esto también puede provocar infecciones fúngicas.

Solución de acetato de aluminio o solución de madriguera para la otomicosis o el hongo del oído:

El 5% de la solución de acetato de aluminio o la solución de Burrow no solo disminuye la hinchazón sino que también elimina la suciedad.

Medicamentos antimicóticos para tratar la otomicosis o el hongo del oído:

Los medicamentos antimicóticos se usan para tratar la otomicosis o el hongo del oído. Los medicamentos antimicóticos incluyen miconazol o clotrimazol, que están disponibles sin receta para el uso contra infecciones de la piel. Existen otros medicamentos antimicóticos preparados específicamente para el tratamiento de la otomicosis recetados por médicos. Los medicamentos orales pueden incluir fluconazol o ketoconazol, sin embargo, no todos pueden usar estos medicamentos, específicamente las personas que sufren de enfermedad hepática deben evitarlas estrictamente.

Remedios caseros para la otomicosis o el hongo del oído

A continuación se detallan algunos remedios caseros que son útiles para tratar la otomicosis o el hongo del oído.

Calor seco para tratar la otomicosis o el hongo del oído:

Como se mencionó antes, la atmósfera húmeda es en gran parte responsable de las infecciones fúngicas, por lo tanto, es necesario mantener la oreja en un lugar seco. Usar un secador de pelo cuidadosamente también ayuda a mantener el oído seco. Evite los hisopos de algodón, ya que el uso puede dañar el canal auditivo, lo que puede provocar una infección del oído.

Solución de vinagre y alcohol para tratar la otomicosis o el hongo del oído:

El hongo comúnmente se desarrolla en la atmósfera cálida y húmeda del canal auditivo. Aplicar alcohol no solo ayuda a evaporar la humedad sino que también seca y desinfecta la piel. La acidez presente en el vinagre también ayuda a reducir el crecimiento de hongos en el oído. El uso de una solución casera de alcohol y vinagre preparada a partes iguales también ayuda a aliviar los síntomas de otomicosis u hongos en las etapas iniciales de la infección.

Pronóstico para otomicosis o hongo del oído

El tratamiento antimicótico ayuda mucho en el tratamiento de la otomicosis o el hongo del oído en individuos inmunológicamente competentes. Se pueden ver mayores posibilidades de recurrencias de la infección cuando no se trata la causa exacta de la infección y si el entorno fisiológico del conducto auditivo externo permanece alterado. Evitar la humedad excesiva al no entrar al agua, recibir tratamiento médico adecuado para Otitis Externa y evitar ciertas maniobras en el conducto auditivo externo, como la limpieza frecuente con un bastoncillo de algodón para tratar el hongo del oído.

Pruebas para diagnosticar la otomicosis o el hongo del oído

Se realiza un examen físico y subjetivo completo para diagnosticar la otomicosis o el hongo del oído. La descarga del oído causada por una infección también se examina al microscopio para encontrar los hongos involucrados y planificar el tratamiento en consecuencia.

Especialista en dolor at | 307-996-2960 | [email protected]

Soy un Neuroanestesiólogo y Especialista en el Tratamiento del Dolor. Me otorgaron el Premio Nacional de Medicina 2018. Soy CEO y fundador de la Unidad Internacional del Dolor de Madrid y editor de Journal Pain Management and Therapy. También es asesor y crítico del AIUM (Instituto Estadounidense de Ultrasonidos en Medicina) y miembro del Comité Organizador de las World Pain Conferences.

Tengo más de diez años de experiencia con terapias regenerativas que incluyen células madre mesenquimales, plasma rico en plaquetas, factores de crecimiento, transferencias de grasa y ácido hialurónico. Inicié Dolor-drdelgadocidranes.com para difundir el conocimiento y la conciencia.

Leave a Comment