Qué es la urolitiasis: causas, síntomas, tratamiento, diagnóstico

¿Qué es la urolitiasis?

La urolitiasis es una afección patológica del sistema genitourinario que se conoce como formación de cálculos o cálculos en el tracto urinario. Esto incluye la formación de cálculos en los riñones y los uréteres que obstruyen el flujo de orina y causan dolor y otros síntomas. En algunos casos, la urolitiasis también puede formarse en la vejiga o la uretra.

Existen muchas causas, incluidos los hábitos de estilo de vida o ciertos elementos dietéticos o medicamentos que tienden a aumentar el riesgo de que un individuo desarrolle urolitiasis. Aunque la urolitiasis es una afección bastante común, tiende a causar dolor intenso y, en algunos casos, sangre en la orina.

Los estudios sugieren que aproximadamente el 5-10% de la población en los Estados Unidos tiende a desarrollar urolitiasis en algún momento de su vida. vida a pesar de que en algunos casos esta condición puede pasar desapercibida ya que tienden a ser asintomáticos. Se estima que alrededor del 1% de la población ingresa en el hospital para el tratamiento de la urolitiasis.

Esta afección tiende a encontrarse más en hombres que en mujeres ya que los hombres tienden a excretar más calcio que las mujeres y por lo tanto aumenta el riesgo de calcificación de el tracto urinario dando como resultado cálculos. Las personas entre las edades de 20-40 tienen mayor riesgo de desarrollar urolitiasis.

¿Cuáles son los factores de riesgo para la urolitiasis?

Cualquier obstrucción del flujo de orina puede ocasionar un mayor riesgo de urolitiasis. Algunos de los factores de riesgo para la urolitiasis son:

Sexo: Como se indicó anteriormente, los hombres tienden a excretar más calcio que las mujeres y, por lo tanto, tienen un mayor riesgo de desarrollar urolitiasis.

Etnicidad: Los nativos americanos y los africanos corren más riesgo de desarrollar urolitiasis que las personas de otros grupos étnicos.

Antecedentes familiares: La urolitiasis en algunos casos tiende a ser hereditaria y si hay antecedentes familiares de esta afección entonces ese individuo tiene un mayor riesgo de desarrollar Urolitiasis, especialmente en familias que tienen un historial de producir más mucoproteínas en el sistema urinario, lo que facilita la formación de cálculos

Condiciones médicas: Hay ciertas condiciones médicas que tienden a aumentar el riesgo de desarrollar Urolitiasis, de las cuales las más prominentes son las afecciones del sistema gastrointestinal y las infecciones recurrentes del tracto urinario.

Dieta: La dieta juega un papel clave papel en el aumento del riesgo de desarrollo de urolitiasis. Una persona con una ingesta de líquidos reducida tiene un mayor riesgo de desarrollar urolitiasis que otros. Además, un mayor consumo de sodio, grasa, proteína, azúcar y exceso de vitamina C también aumenta el riesgo de urolitiasis.

Medicamentos: Hay ciertas clases de medicamentos como efedrina, tiazida y alopurinol que aumentan riesgo de desarrollo de urolitiasis.

¿Cuáles son los síntomas de la urolitiasis?

Algunos de los síntomas de la urolitiasis son:

  • Cólico renal o ureteral
  • Hematuria
  • Infecciones frecuentes del tracto urinario
  • Dolor en y alrededor del área abdominal
  • Dolor severo en los flancos
  • Aumento de la urgencia y frecuencia de la orina

¿Cómo se diagnostica la urolitiasis?

Para diagnosticar la urolitiasis, el médico en cuestión primero tomará una historia detallada como a cuando comenzaron los síntomas y la gravedad de los síntomas. Esto será seguido por un examen físico breve donde el médico palpará el área abdominal y otras áreas del dolor para buscar cualquier área de sensibilidad que pueda indicar que la urolitiasis es la culpable de los síntomas. Además de esto, pueden realizarse ciertos estudios para confirmar el diagnóstico de urolitiasis e incluir:

  • Análisis de orina, para detectar signos de sangre, pus u otros signos de infección
  • Hemograma completo para detectar signos de infección
  • La pielografía intravenosa se realiza una vez que se identifica una piedra para observar la ubicación y el tamaño de la piedra
  • Se pueden realizar radiografías avanzadas como CT y MRI para visualizar todo el tracto urinario y buscar cualquier signo de cálculos
  • También se puede realizar una ecografía renal para buscar signos de cálculos y detectar obstrucción en el sistema urinario

Los resultados de las pruebas anteriores confirman virtualmente el diagnóstico de urolitiasis.

Tratamiento para la urolitiasis

El tratamiento de la urolitiasis es básicamente conservador ya que la mayoría de los cálculos una vez identificados pueden excretarse a través de la orina si son pequeños. Para esto, se le recomendará al paciente que aumente la ingesta de sal y agua para aumentar la producción de orina, de manera que las piedras puedan pasar. Para el dolor, el paciente puede recibir analgésicos leves para el alivio del dolor.

En los casos de dolor agudo debido a la urolitiasis, el paciente puede recibir AINE para aliviar el dolor. Si el tamaño de los cálculos es bastante grande y no se puede pasar por la orina, se realiza una terapia con láser para dividir las piedras en pequeños fragmentos que luego se pueden eliminar fácilmente mediante la orina. En algunos casos, se puede requerir cirugía para extirpar los cálculos y tratar la urolitiasis.

Soy un Neuroanestesiólogo y Especialista en el Tratamiento del Dolor. Me otorgaron el Premio Nacional de Medicina 2018. Soy CEO y fundador de la Unidad Internacional del Dolor de Madrid y editor de Journal Pain Management and Therapy. También es asesor y crítico del AIUM (Instituto Estadounidense de Ultrasonidos en Medicina) y miembro del Comité Organizador de las World Pain Conferences.

Tengo más de diez años de experiencia con terapias regenerativas que incluyen células madre mesenquimales, plasma rico en plaquetas, factores de crecimiento, transferencias de grasa y ácido hialurónico. Inicié Dolor-drdelgadocidranes.com para difundir el conocimiento y la conciencia.

Leave a Comment