Remedios caseros para el quiste mucoso

En la mayoría de los casos, el quiste mucoso desaparece por sí solo sin ningún tratamiento. Es posible que se requiera tratamiento si la causa del quiste es alguna afección médica subyacente. Las personas tienden a apresurarse con un médico cada vez que desarrollan un quiste mucoso, pero también hay algunos remedios caseros simples que reducen la incomodidad causada por el quiste mucoso y aceleran el proceso de curación. Este artículo ofrece una breve descripción del quiste mucoso y algunos de los remedios caseros para ello.

Table of Contents

Acerca del quiste mucoso:

Un quiste mucoso que también se conoce con el nombre de mucocele o un cistis oral es un bulto que normalmente se desarrolla en el piso de la boca, labios o lengua. Esto generalmente ocurre cuando la glándula salival se bloquea o daña. Esto generalmente se debe a una lesión en la boca o área facial que incluye un golpe directo o un objeto contundente en la cara.

También puede deberse a una lesión en los tejidos blandos dentro de la boca. Un quiste mucoso menor o pequeño es relativamente indoloro, aunque los quistes que son bastante grandes pueden causar cierta cantidad de dolor al individuo afectado. Los quistes que contienen cualquier material dentro de ellos tienden a estallar después de unos días y liberan el líquido, pero los quistes que están en el interior tienden a durar más.

Morder las mejillas y no cuidar la salud oral tiende a causar el quiste mucoso. Si un individuo tiene quiste mucoso, le resultará difícil comerlo adecuadamente, ya que puede resultarle difícil masticar alimentos. También pueden tener dificultades para hablar, ya que pueden causar dolor.

Remedios caseros para el quiste mucoso

Algunos de los remedios caseros para el quiste mucoso son:

Miel : La miel tiene propiedades antiinflamatorias, lo que la convierte en un excelente remedio casero para el quiste mucoso. Ayuda a revivir el dolor y calma la inflamación causada por el quiste mucoso. Las propiedades antibacterianas de la miel también previenen la propagación de cualquier infección y acelera el proceso de curación del quiste mucoso.

Es necesario mezclar un poco de miel con media cucharadita de cúrcuma en polvo y hacer una pasta de ella. Aplique la pasta en el área afectada durante aproximadamente 20 minutos y luego haga gárgaras con agua tibia. Repite el proceso unas tres veces al día. También puede aplicar miel a la región afectada por la noche antes de acostarse para aliviar los síntomas del quiste mucoso.

Sal: Este es otro remedio casero efectivo para el quiste mucoso. La sal tiene propiedades que ayudan mucho en el tratamiento del quiste mucoso. Facilita la eliminación de la mucosa del quiste y acelera el proceso de curación. También ayuda a reducir la inflamación del área. Debe mezclar media cucharada de sal en agua tibia y hacer gárgaras con esta solución. Repita este proceso al menos cuatro veces al día para aumentar su efectividad.

Hielo: Aplicar hielo en el área afectada también puede ayudar en el tratamiento del quiste mucoso ya que ayuda a reducir el dolor y la irritación causados ​​por la mucosidad Quiste. Tome algunos cubitos de hielo en una toalla y colóquelos en el área afectada durante aproximadamente un minuto para obtener un alivio instantáneo del dolor y la irritación. Debe repetir el proceso al menos cuatro veces al día para obtener el mejor alivio.

Glicerina: Este es otro remedio casero efectivo para el quiste mucoso. La glicerina tiene muchas propiedades antisépticas y otras propiedades curativas que aceleran la velocidad de curación del quiste mucoso y previene el desarrollo de cualquier infección. Aplique un poco de glicerina vegetal en el área afectada durante unos minutos y luego limpie el área con agua tibia. Haga esto unas cuatro veces al día para obtener la mejor efectividad. También puede usar un enjuague bucal con glicerina para el mismo propósito.

Bolsa de té húmedo: Este es también un remedio casero bastante efectivo para el quiste mucoso. El té tiene ácido tánico que ayuda a reducir el dolor y la inflamación causada por el quiste mucoso. También acelera el proceso de curación del quiste mucoso. Tome una bolsita de té usada y colóquela en el refrigerador para enfriarla. Una vez que esté frío, colóquelo en el área afectada durante aproximadamente 10 minutos. Haga esto dos veces al día hasta que vea una mejoría en los síntomas del quiste mucoso.

Aloe Vera: Las propiedades antiinflamatorias del Aloe Vera lo convierten en un efectivo remedio casero para tratar el quiste mucoso. También tiene propiedades que son bastante efectivas en el alivio del dolor y acelera el proceso de recuperación. Debe tomar Aloe Vera Gel y aplicarlo directamente sobre el área afectada durante aproximadamente 20 minutos. Luego, enjuague la boca con agua tibia. Debe repetir el proceso diariamente durante algunas semanas hasta que vea una mejoría significativa en los síntomas del quiste mucoso.

También lea:

Especialista en dolor at | 307-996-2960 | [email protected]

Soy un Neuroanestesiólogo y Especialista en el Tratamiento del Dolor. Me otorgaron el Premio Nacional de Medicina 2018. Soy CEO y fundador de la Unidad Internacional del Dolor de Madrid y editor de Journal Pain Management and Therapy. También es asesor y crítico del AIUM (Instituto Estadounidense de Ultrasonidos en Medicina) y miembro del Comité Organizador de las World Pain Conferences.

Tengo más de diez años de experiencia con terapias regenerativas que incluyen células madre mesenquimales, plasma rico en plaquetas, factores de crecimiento, transferencias de grasa y ácido hialurónico. Inicié Dolor-drdelgadocidranes.com para difundir el conocimiento y la conciencia.

Leave a Comment