¿Se puede curar del síndrome mielodisplásico?

El síndrome mielodisplásico es un trastorno que se produce cuando las células que forman la sangre no funcionan como se esperaba. Esta condición ocurre cuando ocurre un problema en la médula ósea, que está presente dentro de los huesos y es responsable de producir células sanguíneas. El procedimiento de tratamiento para el síndrome mielodisplásico se dirige a corregir el comportamiento anormal de la médula ósea y también a prevenir las diversas complicaciones asociadas con él. En algunos casos graves, el médico puede recomendar la quimioterapia o incluso el trasplante de médula ósea.

El tratamiento para los síndromes mielodisplásicos se centra en reducir la progresión de la enfermedad y también en superar los síntomas como fatiga, infecciones y sangrado frecuente de las encías o la nariz. Para los pacientes que no experimentan síntomas significativos, los médicos vigilan la progresión junto con un examen adecuado (cuando sea necesario).

Después de identificar la progresión del problema, es fácil decidir el procedimiento de tratamiento. (1)

Transfusión de sangre

La transfusión de sangre es un proceso en el que se reemplazan las células sanguíneas, tanto los glóbulos rojos como los glóbulos blancos o plaquetas en pacientes que sufren síndrome mielodisplásico.

Medicamentos

Los medicamentos que se recetan a pacientes que sufren de síndrome mielodisplásico son:

El que aumenta considerablemente el número de células sanguíneas que produce el cuerpo. Estos medicamentos son sustitutos artificiales de sustancias naturales que se encuentran en la médula ósea. En palabras simples se conocen como factores de crecimiento. Algunos de los factores de crecimiento efectivo como Aranesp o epoetina alfa aumentan el número de glóbulos rojos, por lo tanto; Eliminar la necesidad de someterse a transfusiones de sangre. Otros medicamentos, como filgrastim, son útiles para prevenir la posibilidad de contraer infecciones al aumentar el recuento de glóbulos blancos.

Los medicamentos como la decitabina y la azacitidina ayudan a que la vida de los pacientes que padecen el síndrome mielodisplásico reduzca el riesgo de desarrollar leucemia mielógena aguda.

Medicamentos que con éxito suprimen el sistema inmunológico del cuerpo. Estos medicamentos son muy efectivos para tratar ciertos tipos de síndromes mielodisplásicos al eliminar la necesidad de someterse a transfusiones de glóbulos rojos.

A veces, el problema del paciente es genético, por lo tanto; los médicos recetan lenalidomida a pacientes que padecen síndrome mielodisplásico debido a una mutación genética.

Si el problema está causando infecciones, entonces los médicos recetan antibióticos a los pacientes.

Transplante de médula osea

Para realizar un trasplante de médula ósea, también conocido como trasplante de células madre, los médicos usan dosis altas de medicamentos de quimioterapia para extraer las células sanguíneas infectadas de la médula ósea. Después de que se eliminan las células infectadas, las células madre de la médula ósea sanas de las células donadas se trasplantan en el cuerpo del paciente. En estos días, las últimas técnicas médicas hacen uso de quimioterapia comparativa menos tóxica que la utilizada en los días anteriores. Sin embargo, el trasplante de médula ósea tiene varios efectos secundarios asociados.

Esta es una de las razones principales por las que la mayoría de las personas que sufren de síndrome mielodisplásico prefieren optar por un trasplante de médula ósea de células madre.

Junto con la medicación y el tratamiento, los médicos también sugieren a los pacientes que adopten algunos cambios simples pero efectivos en el estilo de vida. Esto ayudará a los pacientes a llevar una vida cómoda a largo plazo. (2)

Diagnóstico del síndrome mielodisplásico

Los médicos realizan un examen físico, preguntan por su historial médico y si sospechan que el síndrome mielodisplásico prescribe someterse a algunas pruebas para confirmar. Algunas de estas pruebas incluyen:

Prueba de sangre: la prueba de sangre es una de las pruebas más efectivas y principales para conocer la cantidad de glóbulos rojos, glóbulos blancos y plaquetas. Un análisis de sangre adicional también confirma el aspecto de las células, como su forma, tamaño, etc.

Prueba de médula ósea : mientras se realiza la aspiración de médula ósea, se utiliza una estructura fina similar a una aguja para extraer una pequeña cantidad de muestra de médula ósea para la prueba. Esta muestra se envía al laboratorio para identificar diferentes anomalías.

Después de la prueba, confirme que el paciente sufre de síndrome mielodisplásico y luego el médico comience con el procedimiento de tratamiento o refiera al paciente a un especialista para un tratamiento adicional. (2)

Soy un Neuroanestesiólogo y Especialista en el Tratamiento del Dolor. Me otorgaron el Premio Nacional de Medicina 2018. Soy CEO y fundador de la Unidad Internacional del Dolor de Madrid y editor de Journal Pain Management and Therapy. También es asesor y crítico del AIUM (Instituto Estadounidense de Ultrasonidos en Medicina) y miembro del Comité Organizador de las World Pain Conferences.

Tengo más de diez años de experiencia con terapias regenerativas que incluyen células madre mesenquimales, plasma rico en plaquetas, factores de crecimiento, transferencias de grasa y ácido hialurónico. Inicié Dolor-drdelgadocidranes.com para difundir el conocimiento y la conciencia.

Leave a Comment