¿Se puede revertir la hipertensión arterial pulmonar?

Sí, la hipertensión de la arteria pulmonar puede revertirse con facilidad si se realiza un manejo adecuado y el tiempo es el factor más importante para decidir el pronóstico de la enfermedad. Si en el momento oportuno se lleva al paciente al hospital, hay muchas posibilidades de que se pueda revertir, pero en condiciones en las que la función pulmonar ya se deteriora hasta el punto en que la reversión es difícil, entonces una persona puede incluso morir por hipertensión arterial pulmonar.

La persona que ha progresado a la clase funcional 4 de la New York Heart Association, entonces hay muchas posibilidades de que una persona pueda morir dentro de los 6 meses. Se debe seguir el protocolo adecuado al hacer un diagnóstico.

El paciente debe someterse a un cateterismo cardíaco antes de iniciar la terapia. Los bloqueadores de los canales de calcio son el fármaco de elección, pero existe el criterio de que después de la cateterización debería haber al menos una caída en la presión arterial media de más de 10 mm Hg y, junto con eso, la presión final debería ser menor que los 40 mm Hg. Si esta condición satisface, entonces solo se debe administrar un bloqueador de canales de calcio. Estos pacientes necesitan una dosis alta de amlopidina y nifedipina. El bloqueador de canales de calcio causa una rápida disminución de la resistencia.

Otro fármaco que se usa es el antagonista del receptor de endotelina. Bosentan y ambrisentan son la segunda línea de fármacos para la hipertensión de la arteria pulmonar. Las precauciones a tomar incluyen el monitoreo de la prueba de función hepática.

Inhibidor de la fosfodiesterasa para la hipertensión pulmonar

Aparte de los 2 medicamentos, otro medicamento que se puede usar para la hipertensión de la arteria pulmonar incluye un inhibidor de la fosfodiesterasa que incluye sildenafil y tadalafil. El mecanismo de acción es que hidrolizan GMP cíclicas en músculos lisos vasculares pulmonares. De esta forma el NO aumenta y se produce vasodilatación. El único efecto secundario principal es un dolor de cabeza que debe tenerse en cuenta. Del mismo modo, hay muchos otros medicamentos que ayudan a revertir la enfermedad, como la prostaciclina, el iloprost. Esto se toma a través de la ruta de inhalación. Los efectos secundarios comunes de este medicamento son enrojecimiento y tos. El principal problema encontrado por el médico al prescribirlo es su vida media. Tiene una vida media de solo 30 minutos y, por lo tanto, debe realizarse una administración regular después de 2 horas para mantener el nivel básico.

El epoprostenol para la hipertensión de la arteria pulmonar se administra por vía intravenosa. Debe administrarse a través de una vena central y, por lo tanto, se requiere la colocación del catéter permanente para mantener el efecto deseado. Los efectos secundarios incluyen dolor en la mandíbula, diarrea, enrojecimiento, pero estos son fácilmente tolerados por el paciente.

Treprostinil es un análogo del fármaco epoprostenol y puede administrarse por vía intravenosa, subcutánea o por inhalación. Debido a esta propiedad, este medicamento se puede utilizar en consecuencia. Pero principalmente se evita la inyección subcutánea ya que causa mucho dolor al paciente.

La prostaciclina intravenosa se administra solo cuando el paciente no responde a todo el tratamiento. Además de esto, son muy eficaces.

¿Cuál es la propiedad deseada que se necesita para los medicamentos para la hipertensión de la arteria pulmonar?

  • Vasodilatacion
  • Inhibicion plaquetaria
  • Efecto inotrópico
  • Disminución del crecimiento vascular.

El medicamento que sigue todos estos criterios se considera el medicamento ideal para su uso. Prostacyclins cumplen con los criterios y por lo tanto se prescriben durante meses. La dosis varía de 20-40 ng / kg por minuto para el epoprostenol. El único problema es que el cateterismo intravenoso requiere mucho monitoreo y, por lo tanto, paciente de hipertensión arterial pulmonar y el médico debe estar atento mientras se realiza la terapia. Y a veces, los pacientes sin educación pueden enfrentar dificultades para lidiar con el catéter. Una cosa que debe tenerse en cuenta es que no se debe realizar una retirada brusca, ya que puede causar hipertensión de rebote.

Se han probado varios medicamentos, pero aún así, hay un debate sobre la decisión del primer régimen de cal. Si un paciente no responde durante 2 meses, este es el momento de actuar para otra terapia.

El último recurso de tratamiento para la hipertensión de la arteria pulmonar es el trasplante de pulmón cuando el paciente con prostaciclina presenta el síntoma de insuficiencia cardíaca derecha. Entonces, cuando todo el recurso falla, se opta por el último recurso para revertir la hipertensión de la arteria pulmonar. Pero el factor tiempo siempre debe tenerse en cuenta para prevenir la progresión de la enfermedad.

Soy un Neuroanestesiólogo y Especialista en el Tratamiento del Dolor. Me otorgaron el Premio Nacional de Medicina 2018. Soy CEO y fundador de la Unidad Internacional del Dolor de Madrid y editor de Journal Pain Management and Therapy. También es asesor y crítico del AIUM (Instituto Estadounidense de Ultrasonidos en Medicina) y miembro del Comité Organizador de las World Pain Conferences.

Tengo más de diez años de experiencia con terapias regenerativas que incluyen células madre mesenquimales, plasma rico en plaquetas, factores de crecimiento, transferencias de grasa y ácido hialurónico. Inicié Dolor-drdelgadocidranes.com para difundir el conocimiento y la conciencia.

Leave a Comment